Martha Anaya

Martha Anaya

ALHAJERO

Desayunando con Meade

La Clase Política estaba presente. Así se presentaban y así se hacían llamar ante Jose AntonioMeade. Y bullangueros que son los sinaloenses, no tardaban en soltar las carcajadas.

Desde los “picudos” a los que conoció de niño: Heriberto Galindo, a quien ayer el del tricolor presumió como su “consejero”; David López, quien está recuperándose de una operación –ayer cumplió tres meses-, hasta el famosísimo Enrique Jackson, recuperándose también de una operación en las vértebras.

En la mesa de honor, compartiendo también con el (pre)candidato del tricolor, los exgobernadores Francisco Labastida, Juan S. Millán y Jesús Aguilar Padilla. El líder del PRI estatal, Carlos Gandarilla; los precandidatos al Senado, Mario Zamora y Rosa Elena Millán.

De los sectores, el líder de la CNOP, Arturo Zamora, al que Meade bromearía con aquello de que a quién le iba en la serie de El Caribe, si a los Tomateros de Culiacán, o a los Charros de Jalisco.

¿Ausentes? El exmandatario Mario López Valdés, quien logró la gubernatura bajo las siglas del PAN (y a quien le están cobrando ese cambio de camiseta aunque para su sucesión haya apoyado al priista Quirino Ordaz).

Otra sombra, la de Gerardo Vargas, que se quedó a la vera del camino, aspirando a la candidatura por el Senado. O peor aún, como diría Jackson, quien viajó antenoche en el mismo avión que el ex Secretario de Gobierno, “se quedó como el marido engañado…, sin nada”.

Por lo demás, ahí estaban también la senadora Diva Gastélum; el líder de la FSTSE, Joel Ayala; el del ICADEP, el senador Gabriel Amador, Sofía Tamayo,  Paul Ospital, Pablo e Irma Moreno, Bernardino Antelo, y todos los que van en busca de una diputación y alcaldías.

¿Y de qué platicaban mientras engullían una buena machaca? Pues de beisbol… Vaya, recordaban incluso que Agustín Carstens había sido un magnífico pitcher.

Recuerdos hubo también de la Financiera Rural y los avatares que vivieron entonces en sus treinta y tantos años. Ahí Meade contó que él y Mario Zamora la padecieron en serio, sobre todo en las asignaciones a Sinaloa, y que al final de aquella odisea él se dijo entonces: “Ahora sí puedo ser subsecretario de Hacienda…; y Mario apuntó Y yo creo que puedo ser Tesorero de Mochis…

En fin, campeaba el buen humor.

¿Qué faltan por aquí algunos nombres de sinaloenses importantes? Bueno, pues sí, ni más ni menos que el del factótum en el Estado, “el Zar de la carne”, Jesús Vizcarra.

Pero en su caso, junto con el de 50 empresarios de primera línea, habría otra reunión especial ayer en Culiacán: Sería una comida en casa de Enrique Coppel y de su hermano Agustín, en el Fraccionamiento La Primavera.

Y claro, no podía faltar Julio César Chávez, a quien recibió a solas apenas pisó tierra culiche.

¿Qué cómo se están moviendo ahora Meade en sus giras? ¿ha cambiado su estrategia? De eso les platicaremos más adelante.

-0-

GEMAS: Obsequio de Andrés Manuel López Obrador: “Que Fox agarre la matraca para que apoye a Anaya o a Meade que nomás no despegan”

Comentarios

Comentarios