Martha Anaya

Martha Anaya

ALHAJERO

La “foto de cierre” de Carstens

La “foto de cierre” de su gestión como Gobernador del Banco de México, no es precisamente la que a Agustín Carstens le hubiera gustado como despedida: una inflación que llegó a 6.35% en septiembre, frente al 3%+/-un punto porcentual que tenía como objetivo.

Pero como él mismo dice con cierto humor: “Pues así me tocó…”

Ciertamente, Carstens merecería una “foto de cierre” distinta. Una imagen que reflejara de mejor manera su capacidad y logros en los siete años que estuvo al frente de Banxico y, sobre todo, la confianza que logró transmitir no sólo en el mundo financiero sino entre los ciudadanos de a pie en nuestro país.

Su figura, en ese sentido, hará mucha falta.

Su salida del Banco Central este 30 de noviembre próximo –para asumir la gerencia general del Banco de Pagos Internacionales, con sede en Basilea, Suiza- se da, recordemos, cinco meses después de lo previsto originalmente.

La razón por la que se pospuso el retiro de Carstens del BM fueron las turbulencias provocadas por Donald Trump, primero como Presidente electo y luego ya en funciones.

De hecho, cuando el magnate fue electo, Carstens advirtió que podría tratarse de  una “película de terror” para México.

A la fecha, con los vaivenes y la amenaza de ruptura en la negociación del Tratado de Libre Comercio, el ex secretario de Hacienda reconoció ante la AFP: “Hay veces que es comedia y a veces es drama, la verdad es que todavía no sabemos qué género es.”

El caso es que hubo un cambio de fecha sobre el momento en que Carstens dejaría el BM. Y es en esto donde queremos detenernos porque, curiosamente, ese cambio en el calendario muy bien pudo haber cambiado las cartas de la sucesión presidencial.

En ese lapso (de junio a noviembre), el PRI rompió el candado que impedía a ciudadanos simpatizantes aspirar a la candidatura presidencial del PRI y encartó automáticamente a José Antonio Meade en la carrera por Los Pinos.

Y hoy, la sucesión del propio Carstens es piedra de toque para saber si el Secretario de Hacienda es el Elegido para la Grande, o si va al Banxico en su lugar (o si se queda como el perro de las dos tortas).

Una “foto de cierre” que difícilmente ambos personajes hubieran imaginado hace unos meses.

-0-

LA CDMX SIN FONDO DE RECONSTRUCCIÓN.-  No sólo eso, el Presupuesto 2018 enviado por Hacienda no sólo no contempla recursos para reconstrucción de vivienda en la Ciudad de México, sino que tampoco contempla la rehabilitación del sistema hidráulico, ni de infraestructura de escuelas públicas.

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, dijo que irá a pedirle al propio Presidente de la República los recursos que necesita la ciudad.

En la Cámara de Diputados, Rocío Nahle advirtió que si no se otorga un Fondo para la Ciudad. La bancada de Morena no permitirá la aprobación del Presupuesto.

-0-

GEMAS: Obsequio del gobernador Rubén Moreira en su último Informe de Gobierno: “Los grandes capos que asolaban Coahuila ya no están.”

Comentarios

Comentarios