Martha Anaya

Martha Anaya

ALHAJERO

Políticos que provocan miedo

No hace muchos años –en la década de los 80’s y 90’s recientes-, uno de los políticos a los que más se le temía en México era a Fernando Gutiérrez Barrios, creador de la Policía Secreta y conocido como “el policía del sistema”.

Hombre silencioso y de maneras finas que, según contaba la leyenda tejida en su derredor, conocía los secretos más oscuros de los hombres del poder, fueran éstos encumbrados políticos –incluidos los Presidentes de la República-, empresarios prominentes, destacados militares, religiosos con birrete cardenalicio; que guerrilleros, líderes sociales, cabezas de cárteles, policías de las catacumbas o fontaneros del sistema.

Su figura fue mítica. El sólo hecho de ser llamado por Gutiérrez Barrios a su oficina infundía miedo.

Nadie tenía claro qué tanto “sabía” el veracruzano de cada uno –o de seres cercanos-; pero la sola vista de un fólder o legajo sobre el escritorio del que había sido Director de la Federal de Seguridad y llegó a despachar como Secretario de Gobernación, paralizaba y enmudecía.

Murió inesperadamente –era entonces Senador y se hallaba en perfecto estado de salud- el 30 de octubre del 2000. Un infarto, se dijo. Pero las circunstancias de su muerte, hasta la fecha, están envueltas en el misterio.

De entonces para acá –con excepción de la familia Salinas de Gortari– ningún otro personaje de la clase política había infundido mayor temor entre propios y ajenos. Al menos, no tanto como Gutiérrez Barrios.

Pero a últimas fechas han vuelto a surgir figuras políticas que, por angas o por mangas, inspiran temor. Y mucho.

De ello conversábamos hace unos días en una larga mesa. Surgieron nombres en racimo. Pero había uno, por sobre todos, que figuraba como el más temido –y no hubo nadie que discrepara-: Miguel Ángel Yunes Linares (actual gobernador de Veracruz y quien, por cierto, también se ha movido en las áreas de seguridad).

¿Por qué tanto miedo a Yunes?, pregunté.

“Porque es perverso”, sintetizó una importante figura de las áreas de inteligencia del país.

A partir de ahí surgieron más y más nombres. Nombres a los que, quienes compartían la mesa, ubicaron como “peligrosos para el sistema”, sobre todo en el sentido de que “si hablaran” y contaran todo lo que sabían, “harían que el sistema se derrumbara”.

Brotaron nombres: Carlos Salinas de Gortari, Felipe Calderón, Norberto Rivera, Elba Esther Gordillo, Javier Duarte, Fidel Herrera, Emilio Gamboa, Manlio Fabio Beltrones, Eduardo Medina Mora, Diego Fernández de Cevallos, José Murat, Jesús Murillo Karam, Humberto Castillejos, Gerardo Ruiz Esparza, Arturo Montiel, Alfredo Castillo, Alberto Bazbaz…

La lista fluía con facilidad. Uno de los presentes lo advirtió: “Esto nos habla de la decadencia del sistema”.

-0-

GEMAS: Obsequio de Miguel Ángel Yunes: “Los videos que aportaré (contra Javier Duarte) son prueba lícita porque yo los grabé y yo los aportaré”.

Comentarios

Comentarios