Luis Núñez Salinas

Luis Núñez Salinas

LA APUESTA DE ECALA

¡Feliz día del padre!

¡Feliz día del Padre!, ¡sí! Amigo lector, el día del Padre es ya una tradición en México, que celebremos a nuestros progenitores, el domingo siguiente a la primera quincena de junio.

Y es que Papá en México, no la tiene fácil, ¡no es sencillo!, por un lado, el estereotipo machista de que no debe de sentir nada, solamente dar y dar; y por otro, una cultura ancestral de que Papá debe ser el mismo, antropológicamente hablando, ¡sin cambiar!, sin evolucionar.

En México somos aproximadamente unos 128 millones de mexicanos, de esos, el 90% es una familia en donde Papá es el encargado de solventarla, apoyarla, sacarla adelante…etc.

Hoy papá se enfrenta a una familia diferente, a la de hace tan solo ¡10 años!

Las mujeres cada vez desean tener a los hijos de mayor edad, aproximadamente arriba de los 29 años y antes de los 34.

Si Papá desea tener muchos hijos, le tenemos malas noticias, actualmente las mujeres con deseos de casarse, piensan que los hijos son un gasto, y equivalen al 45% de mujeres que NO desean tener hijos.
¡pero sí desean una pareja sentimental!

Los matrimonios hoy día, según datos de CONAPO, acepta 1 solo hijo, y si se puede, ¡ninguno!, esto solo como expectativa.

¡Hoy los matrimonios desean viajar!

O es al menos, un objetivo de vida.

En casa de papá, los hijos tienden al desapego hasta los ¡30 año promedio!, ¡unos verdaderos jenruchitos!

Y en ocasiones, los hijos ¡nunca se van!

Los divorcios, las exigencias sociales como el estatus, los hijos adultos dentro del núcleo familiar, y en algunos casos, ¡cuando se casan traen a la pareja a vivir en la misma familia!

Se han convertido en retos para Papá.

En México el 73% de los Papás toman las decisiones en la familia, o se les reconoce como una voz jerárquica, y el 23% las decisiones, las toma Mamá.
¡aunque creo que la cifra debería ser al revés!

La figura paterna es relevante para la funcionalidad de las familias, no debe dejar de existir un modelo de varón en la formación de quienes conforman la familia.

El 60% del total de familias en México que comanda papá, este tiene promedio la edad de 34 a 54 años.

Sus principales problemas de salud de Papá son:

Triglicéridos alto, colesterol alto, presión arterial alta, males respiratorios, problemas del corazón, obesidad, ácido úrico alto, estrés y diabetes, son los causantes de que Papá se nos adelante, especialmente por las enfermedades que son consecuencia de estos males.

¡Pero papá le sigue dando al cigarrito, a la cubita!, no hace ejercicio, ya no diga siquiera caminar, sino simplemente tener mejores hábitos alimenticios.

Papá es propenso a irse antes que Mamá, por cuestiones del tipo de vida sedentaria que en su mayoría tiene.

Papá es la fuerza de mano de obra y altamente productiva de México, no con ello negamos a las mamás luchonas, pero los papás representan el 85% de fuerza productiva en el País.

Papá pasa aproximadamente 76 horas de trabajo a la semana, mientras que las amas de casa, pasan 60 horas de trabajo privado dentro del hogar.

Lo que corresponde un desequilibrio en los papás que apoyan en las labores del hogar.

Los roles de género dentro de la familia mexicana han evolucionado, aunque dentro de las áreas urbanas, los papás apoyan en un 43% en las labores del hogar.

En las áreas rurales o de mayor tradición de provincia, el número de papás que ayudan es entre el 16% y el 22%.

Una vez que se divorcian los papás, que es un porcentaje alto, de acuerdo a la tasa anual del INEGI, los papás que dan pensión alimenticia, según datos de los tribunales de justicia familiar en México, alcanzan tan solo el 21%.

Mientras que los papás que no dan pensión alimenticia, están entre el 64% y el 73%.

Para que Papá dé pensión alimenticia en la mayoría de los casos, es por medio de una demanda.

Y algunas mamás evitan este proceso, por considerar que ellas pueden sacar solos a sus hijos, según información de los propios juzgados familiares.

Existen diez niveles de ingresos en México, según datos del INEGI, en levantamiento de información de hogares del 2014.

El ingreso trimestral mínimo en México es de $ 7 716 y corresponde a más del 43% de los hogares mexicanos, y el promedio más alto es de $ 140 783 y es el 11% de las familias.

Existe un promedio de que entre más preparación tenga papá, mayor es el ingreso, y cuando se tiene menor preparación, los ingresos son bajos.
¡por ello lo importante de dar acceso a toda la población en México a la educación!

En ciudades con alta población, como la ciudad de México, Guadalajara o Monterrey, el ingreso por familia disminuye, es decir, entre más población tenga un área urbana, los ingresos son menores.
¡cierto hay más trabajo, pero con sueldos bajos!

En población con menor mancha urbana, pero promedio de habitantes como León, Querétaro, Puebla, Saltillo o Tampico, el ingreso mensual sube promedio.

¡trabajos mayormente especializados!

Si contáramos todos los ingresos que lleva papá a todas las familias de México obtendríamos una cantidad de: $ 1,257,944,071 pesos que se llevan a los hogares cada mes… ¡y luego dicen que en México no hay dinero! Fuente ENIGH 2014.

Como vemos, papá destina una gran cantidad de sus ingresos al mantenimiento, sostén, medicinas y educación, para su familia, en esos 90% de la población total de México.

Y ante todas estas estadísticas y números, la reflexión es obligada.
¿hace cuánto no le preguntamos a papá cómo se siente?, ¡pero de a de veras!, porque siempre dirá que ¡Bien!

¿Papá eres feliz con la vida que llevas? ¿Qué podemos hacer como familia para que te la pases menos estresado?

Y es que este día del padre, que meramente suena a que me celebran, pero ¡papá paga!, debemos estar conscientes que nuestro progenitor hay veces que se la pasa mal, ¡muy mal!

¡qué porque no le alcanza!, que, porque la chiquitina quiere esos audífonos y esta caros, que, porque los niños ya salen con sus amigos y quieren dinero, ¡y pues no hay tanto!

¡qué tal o cual enfermedad la mantiene callada papá, para no alarmar a nadie!

Ser papá no es fácil…

Y es que Mamá, ¡sin querer! Opaca la existencia de papá, la luz que emana de papá es también grande y brillante, como a ejemplo de Nuestro Seráfico Señor San José.

Que callado, y casi sin ser percibido, formó y atendió a Jesús su hijo, ¡nuestro niño Dios!, le dio mantenimiento, cuidado, amor y ternura… Y es que papá ¡si lo sabe hacer!, eso de ser tierno.

Solo que esta sociedad, nos ha enseñado que papá, debe aguantar todas, sopesar todas, sostener todo… y eso, al paso del tiempo, cobra cara factura.

¡La salud de papá!

Luego entonces amigo lector, no nos quejemos del México que estamos viviendo, porque en ello quede claro: ¡Tenemos el País que queremos!? Esa es mi apuesta ¡y la de Usted?…

Comentarios

Comentarios