JOSE FONSECA / CAFÉ POLÍTICO

Rodilleras, recetan desde Washington

Desde la semana pasada se advirtió que las “condiciones” de la líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, significaban un amago a la soberanía nacional.

Aunque aquí el Congreso se apresura a aprobar la reforma laboral, desde Washington, los demócratas exigen que México acepte que inspectores norteamericanos hagan revisiones en México.

Es cierto que al firmar los acuerdos comerciales se cede algo de soberanía, pero sería el colmo aceptar que inspectores norteamericanos certifiquen si las empresas con las leyes mexicanas.

Por eficiencia, federalizar el Predial

Ante los diputados, el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, explicó que hay opciones, en tanto pasan los tres años fijados por el Presidente para que no haya reforma fiscal.

Ambas alternativas, seguramente, abrieron los ojos a los diputados.

La primera es la federalización del impuesto predial, recursos que se quedarían en los municipios, pero cobrados y repartidos por el gobierno federal.

La otra sería el regreso de la tenencia. Así, explicaba Herrera, se alcanzaría una eficiencia recaudatoria, una buena excusa, como la de patrocinar los juegos olímpicos del 68.

¿Dejan sola a la titular de Gobernación?

En Palacio Nacional se reunieron el consejero jurídico de la Presidencia, Hugo Scherer, el presidente de la Suprema Corte de Justicia Arturo Záldivar y el coordinador de los senadores de Morena Ricardo Monreal.

Obvio, hablaron de la reforma del poder judicial propuesta por Monreal, calificada por el zacatecano como “una sacudida al Poder Judicial”, ignorando así el rechazo de la exministra Olga Sánchez Cordero a la iniciativa monrealista.

Si uno concluye que la presencia del consejero jurídico de Palacio Nacional podría significar que el forcejeo lo ganaría Monreal, se confirmaría que la narrativa anticorrupción y “la austeridad republicana”, también sirven para quitar contrapesos.

NOTAS EN REMOLINO

En la conferencia mañanera, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que, de persistir la resistencia a su reforma educativa, entonces simplemente restituirá las reglas vigentes antes de la reforma peñista de 2013. Claro, menos el control de la nómina y de las plazas…

Por cierto, quizá fue casualidad que tanto el Presidente como la profesora Elba Esther Gordillo hablaran de “elecciones libres y voto secreto” en las elecciones de dirigentes de los maestros… Es cierto, el Presidente no hizo reproches a quienes, cegados por la indignación, lereclaman que haya asignado guardias personales a los expresidentes Fox y Calderón, pero si dejó claro que, si algo les ocurriera, él, el Presidente, sería quien cargaría con la culpa, no los críticos de la medida… De pronto descubrieron que las reglas de operación que diseñó la Secretaría del Trabajo para el Programa para los jóvenes son demasiadocomplejas para las pequeñas y medianas empresas, las mayores empleadoras del país… El enredo para con las tarjetas de pensiones para adultos mayores en CDMX es, simple y llanamente, una muestra de la aptitud administrativa de tantos para transitar de un programa local a uno federal. Ah, la elusiva capacidad…

Comentarios

Comentarios