José Fonseca

CAFÉ POLÍTICO

¿Quién gana con agitar en la UNAM?

Desde hace días hay agitación en los planteles periféricos de la Universidad Nacional Autónoma de México. Se esgrimen diversos pretextos para paros y manifestaciones, una de las cuales ya llegó ayer hasta la rectoría.

Seguramente en el gobierno ya tienen alguna información – “espionaje”, dirían los simplistas- para dilucidar quienes están tratando de movilizar a los estudiantes de la UNAM, lo difícil es qué se puede hacer para evitar que haya un conflicto grave.

El equipo del próximo gobierno, igual que los del actual gobierno, saben perfectamente que la agitación de los estudiantes es iniciar algo que se sabe cómo empieza, pero nadie sabe cómo puede terminar.

El difícil manejo de una mayoría

A pesar de lo dicho por los dirigentes de las mesas directivas del Congreso, los coordinadores y los más importantes legisladores de Morena, debe ser evidente que les será muy difícil manejar la mayoría, al menos acorde a sus promesas de consensos y pluralidad.

Lo veremos en la forma en que, como decía ayer El Economista, empieza la distribución de las comisiones, pues se hace de acuerdo a la voluntad de la mayoría, una mayoría para la cual primero están los agravios del pasado.

Difícil que haya algunos dirigentes morenistas que hagan como hizo Fernando Ortiz Arana, primero en la ALDF y luego en San Lázaro, pues controlando la mayoría, distribuyó a la oposición las presidencias de varias comisiones clave. No veo quien tenga el ánimo que hace falta.

Informen al Congreso de sus facultades

A propósito de los diputados y senadores, de todas las bancadas partidistas, quizá ha llegado la hora de informarles que ellos también tienen la facultad de presentar iniciativas de ley, discutirlas y aprobarlas, así lo dice la Constitución.

El tema es importante porque se ha insistido que al próximo gobierno le interesa desde ahora hacerle cambios a varias leyes y hasta se le pidió al actual Ejecutivo Federal que presenta las que el Presidente Electo considera prioritarias.

Es posible que sí lo sepan, pero ni siquiera el próximo gobierno quiere romper con la práctica que las iniciativas importantes salen del escritorio presidencial, porque luego hay quienes se la llegan a creer y tienen impulsos de irse por la libre.

NOTAS EN REMOLINO

Ayer rindió su Sexto y último Informe el Presidente Enrique Peña Nieto, cuya gestión, como todas, ha tenido claroscuros y cada quien decida que hubo más, pero no le reconocen el temple para tomar decisiones impopulares y reconocer errores e insuficiencias. Ni modo, son los riesgos de gobernar que, a partir de diciembre, correrá el hoy Presidente Electo… A Nuevo León acudieron los gobernadores Alejandro Moreno Cárdenas, de Campeche y Alejandro Murat, de Oaxaca, a respaldar a los priístas declarados ganadores de las alcaldías de los municipios de Monterrey y Guadalupe. Nada común en tiempos en que tantas lealtades se diluyen… En ese espacio de El Economista se dijo hace dos semanas que el próximo gobierno congelaría los contratos en el sector energético, ayer lo confirmaron, habrá nuevos hasta que se hayan revisado los otorgados, o sea, hasta el próximo año… El presidente de la Coparmex Gustavo de Hoyos insiste en que haya un Consejo Fiscal Independiente. El problema de esa propuesta es que a quienes lo integraran no los habrá elegido nadie. Mayor poder para los no elegidos por los ciudadanos… La austeridad es ya una orgía de cuentachiles. Ahora reclaman por los baños en el INE. Claro, saldría más barato que instalara sanitarios portátiles, como los que ponen en las construcciones…

Comentarios

Comentarios