Jorge Ramos

BLINDAJE FINANCIERO

Cobertura petrolera de 2017 podría no activarse; México perdería 37 mil millones de pesos

En 2017 podrían no activarse las coberturas petroleras contratadas por México, debido a que el precio observado de la mezcla mexicana de exportación en el primer trimestre de este año fue mayor al cubierto y podría mantenerse así durante lo que resta del año, según cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Documentos de la dependencia refieren que, en el primer trimestre de este año, el precio promedio observado de la mezcla mexicana de exportación fue de 44.4 dólares por barril, nivel superior en 6.4 dólares por tonel respecto al cubierto, que fue de 38 dólares por tonel. Asimismo, indican que al cierre de 2017 podría ubicarse en 42 dólares, esto es, cuatro dólares arriba del protegido.

En ese supuesto no se activarían las coberturas petroleras y México no recibiría un pago por ese concepto porque, al ser mayor el precio de la mezcla mexicana de exportación observado en el mercado respecto al cubierto no habría diferencia por cubrir, dado que el país obtendría por sí mismo la totalidad de los ingresos petroleros estimados en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

“El pago final de la cobertura está sujeto a una variación con respecto al diferencial indicado debido a que las coberturas de mezcla mexicana se realizan con una combinación de opciones sobre crudos tipo Maya y Brent”, advirtió la dependencia. Al respecto, cabe mencionar que la cobertura se activará sólo si el precio observado del petróleo cae a menos de 38 dólares por barril.

Queda claro que, de no activarse las coberturas, México no recibirá pago por ese concepto, y que la inversión realizada por el gobierno federal, por un total aproximado a los 37 mil 216 millones de pesos  para proteger el precio y los ingresos estimados en el Presupuesto de Egresos de la Federación, irá a fondo perdido, como le comenté en el lunes en este mismo espacio.

El programa de coberturas 2017 se concretó a través de dos estrategias:

1)    La adquisición de opciones de venta de la mezcla mexicana de petróleo a un precio promedio de 38 dólares por barril, con un costo de 19 mil 016 millones de pesos.

2)    Y la creación de una subcuenta en el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), denominada “Complemento de Cobertura 2017”, por 18 mil 200 millones de pesos, para cubrir los otros cuatro dólares.

En suma, los dos esquemas de cobertura utilizados por la Secretaría de Hacienda para asegurar el precio de 250 millones de barriles de petróleo en 2017, tuvieron un costo de 37 mil 216 millones de pesos que México podría no recuperar.

Las autoridades sostienen que esa inversión es prudencial, preventiva, como el seguro de coche que el propietario de este espera no tener que utilizar, dado que, en caso de siniestro, el costo económico de reparar el daño material podría ser mayor y, como consecuencia de ello, más lesivo al bolsillo, en este caso para las finanzas públicas.

Es por eso que, pese a que las coberturas son cada vez menos rentables para el país, como le comenté el miércoles, la SHCP se encuentra inmersa en el proceso de negociación para contratar las coberturas petroleras de 2018.

Comentarios

Comentarios