JERÓNIMO GURROLA GRAVE / INMUNDA CORRUPCIÓN EN “JÓVENES CONSTRUYENDO EL FUTURO”

ANTORCHA CAMPESINA

Cuando los morenistas encabezados por Andrés Manuel López Obrador no terminaban aún de festejar su triunfo, y entusiasmados con el poder miraban hacia arriba como agradecidos con el cielo, intempestivamente agacharon su cabeza al descubrirse que su programa de manipulación estelar, llamado “Jóvenes Construyendo el Futuro”, programa electorero que consiste en la “capacitación” de jóvenes de entre 18 a 29 años de edad a cambio de una beca mensual de 3,600 pesos durante un año para que comiencen su experiencia laboral en empresas e instituciones públicas, está plagado de irregularidades.

Según un estudio realizado por la organización no gubernamental, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, con datos recabados de abril a agosto de este año aportados por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, antes de que fuera cerrado anticipadamente, el padrón de 900 mil jóvenes presenta un comportamiento atípico, ya que sus datos son inverosímiles, incompletos e inverificables, informó en rueda de prensa, María Amparo Casar, presidenta ejecutiva de esta organización. Explicó que estadísticamente es imposible que el padrón de becarios y centros de trabajo hayan crecido durante cinco meses todos los días a ritmo constante, el mismo número de personas, el mismo número de hombres y mujeres de la misma edad y escolaridad.

Amparo Casar también explicó que hasta agosto en que se aceptaron los 900 mil becarios, 369 mil 300 siguen sin ser colocados en algún centro de trabajo y que a pesar de que la convocatoria se cerró anticipadamente, aún hay presupuesto disponible, pues desde el inicio del programa se ha gastado menos de lo planeado. De los 15 mil 393 millones de pesos que se tenían planeado ejercer, sólo se han gastado 4 mil 918, registrándose un subejercicio de 10 mil 474 millones de pesos. 

También señaló que el programa no cuenta con aval del Coneval, que pide ciertos requisitos para ser aprobado, como actualizar el padrón constantemente, que no realiza el programa. Las graves irregularidades que presentan son: el padrón es inverificable: en los 157 mil 70 centros de trabajo, se presentó el mismo fenómeno de registro que con los becarios, con nombres de empresas y personas físicas incompletas o repetidos. La información no se puede verificar porque no dan los datos. En muchos casos sólo ofrece el nombre del lugar, sin RFC, razón social, dirección o un nombre genérico.

El Movimiento Contra la Corrupción y la Impunidad reveló que si se paga a 900 mil becarios cada mes, la cantidad máxima que podrá gastarse será de 24 mil 358  millones de pesos, cifra mucho menor a lo planeado en los recursos aprobados en el presupuesto, que es de 40 mil millones de pesos, es decir, si se toma en cuenta el gasto proyectado hasta diciembre de 2019, de 19 mil 440 millones de pesos, existirá un subejercicio de 15 mil 641 millones de pesos.

También se encontró que del total de centros de trabajo registrados en la Ciudad de México, sólo 14% eran empresas localizables, con información y becarios adscritos y de acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, hay 42 mil 159 vinculados por 6.5 por centro de trabajo 6 mil 469 centros de trabajo pero sólo son localizables 5 mil 439 centros, el 82%. Dos mil 881 no tienen información de contacto, 843 eran personas físicas, no empresas, 646 tenían información pero no eran localizables, 140 dijeron no estar inscritas en el programa, 166 no quisieron dar información, 214 sí estaban inscritas, pero nunca tuvieron becarios, 136 tuvieron becarios pero ya no, 413 y sólo el 14% de las empresas localizables tenían vinculados.

Los problemas más frecuentes que enfrentan los jóvenes son: falta de pago, becarios en actividades distintas a las registradas, becarios con vínculo de familiares en empresas, retención de una parte de la beca y amenaza de baja al solicitar cambio de trabajo. Cuando agacharon la cabeza, como dijimos antes, no fue por humildad sino por los escupitajos que habían lanzado hacia arriba al declarar el combate a la corrupción, que ahora les caía en sus caras. Qué autoridad moral pueden tener, Bartlet, Napito, Bejarano y Padierna entre muchos otros, incluido AMLO?

[email protected]

@jgurrolag1

Comentarios

Comentarios