Fernando Venegas

Más de cinco mil personas, entre ellas la rectora de la UAQ Teresa García Gasca, participaron en la tercera marcha del orgullo lésbico gay, este fin de semana, desde el histórico Acueducto hasta el Jardín Guerrero, pasando por Plaza de Armas, para demandar igualdad en derechos, servicios laborales y de salud.
“Si Zapata viviera, de tacones anduviera” gritaba un joven en silla de ruedas, a la vanguardia del desfile, que cruzó el Centro Histórico con un solo incidente, cuando vecinos de la calle de Felipe Luna, en La Cruz, lanzaron huevos en contra de los manifestantes, sin que estos respondieran la agresión.
El desfile, custodiado por patrullas, culminó frente al edificio de la Delegación Histórico, en un templete instalado con el patrocinio de particulares, en el que se presentaron diversos espectáculos artísticos de tango y de “drags”, aclamados por la concurrencia que enarboló la bandera del arcoíris.

Casi iniciado el mitin de la diversidad, jóvenes activistas treparon al monumento de Vicente Guerrero y le colocaron una pañoleta multicolor.

Benjamín Delgado, miembro del comité organizador, agradeció el apoyo a la causa de parte de organizaciones sociales, instituciones culturales y medios de comunicación.
Al final del festival artístico, entregaron a representantes del Poder Legislativo y de la Comisión Estatal de Derechos Humanos un pliego petitorio en el que demandan igualdad en derechos, así como mejoramiento en los servicios de salud e inclusión laboral.

UAQ RECIBE RECONOCIMIENTO
La Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) recibió el reconocimiento ‘Arcoíris’ del Comité Organizador de la Marcha del Orgullo LGBT+ 2019, el cual fue recibido por la Dra. Teresa García Gasca, rectora de esta Institución.
Lo anterior debido a que la administración de la Dra. García Gasca, ha mostrado sensibilidad hacia las personas con orientaciones sexuales diversas e identidades de género disidentes, generando acciones encaminadas a crear espacios acordes para el desarrollo pleno de todas las personas que interactúan en la Universidad.
“En el camino del Arcoíris, a la UAQ aún le esperan grandes retos, los cuales serán salvados por su comunidad al continuar trabajando conjuntamente con la sociedad civil, apuntalando así sus fortalezas para dejar precedentes de lucha en las presentes y futuras generaciones”, según estableció María Suárez, integrante del Comité Organizador.
Al respecto, la Dra. García Gasca, agradeció por esta distinción y resaltó que, aunque aún queda un largo camino por trabajar en este aspecto, se continuará con esta labor de la mano de la sociedad.
“Para mí es un honor recibir este reconocimiento para la UAQ. Es en realidad el trabajo de toda la comunidad universitaria preocupada y siempre ocupada por la inclusión”, declaró la Rectora.

La Dra. Teresa García Gasca dirigiéndose a la multitud congregada en el Jardín Guerrero

Comentarios

Comentarios