Francisco Tobías

Columna Invitada

Homo Videns: Giovanni Sartori

Hasta ahora se consideraba que en política la solución de los problemas de la gente había que reclamársela a los políticos (al igual que en medicina hay que pedírsela a los médicos, y en derecho a los abogados). No obstante, el gobierno de los sondeos, los referendos y la demagogia del directismo atribuyen los problemas a los políticos y la solución a la gente.

Sartori

Al que se le pudiese nombrar como el padre de la democracia moderna, Giovanni Sartori, nació un trece de Mayo de 1924 en Florencia, Italia. En el año de 1946 se licenció en Ciencias Sociales; fue docente de Filosofía, Lógica y Teoría del Estado en la ciudad que lo vio nacer. Sartori es considerado uno de los fundadores de la Ciencia Política, de hecho en los años setentas, el promovió la creación de esa carrera en Italia. Sartori fue un Maestro mundial, impartió catedra en universidades de todo el mundo, pero especialmente, fue profesor de las universidades de Florencia, Stanford y Columbia. Como colofón, nuestro país recibió también a Sartori y en el año de 1996, la Universidad de Guadalajara le otorgo el Doctorado Honoris Causa, además que en el 2007 le fue otorgado ese mismo grado por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Sartori poco a poco fue desmenuzando la noción de la Política, de la Democracia, de los Sistemas de Partidos, del comportamiento del elector, de las encuestas y sondeos, del papel de la Televisión y los medios de comunicación… Podemos mencionar obras entre las que destacan: Definición de Democracia, Estado y Política dentro del pensamiento de Benedetto Croce, Teoría de los Partidos. El caso Italiano, La Democracia después del Comunismo, Homo videns. La Sociedad Teledirigida, La Democracia en 30 lecciones; entre otras.

El 4 de Abril murió Sartori. Nos dejo una gran lección: su insistencia que en las democracias occidentales se cambie la comunicación, la escrita por la visual; como de carácter urgente, ya que se encuentran involucionando el surgir un sujeto político que no tiene procesos de raciocinio ni de cognición, lo que va llevar a sociedades incapacitadas para el pensamiento conceptual, sociedades que solo van a saber interpretar imágenes masificadas.

Por otra parte, _entre tantas cosas que le podemos aprender_, afirmaba que en la democracia después del comunismo se había colapsado la tesis marxista de la existencia de dos democracias, una burguesa, en la que sólo se garantizaban las libertades formales, y otra auténtica, la comunista. Después de 1989 había un absoluto vencedor: la democracia liberal, la única “real”. Sin embargo, insistió siempre, que el mayor desafío era la televisión, ya que ésta conllevaba cambios fundamentales en la cultura política, los cuales se podían observar con mayor claridad en Estados Unidos (país completamente teledirigido y tecnodirigido), pero que también se estaban dando en todas las sociedades. La televisión cambia las condiciones de la formación de la opinión pública, y pone en peligro la autonomía de pensamiento.

Una de sus soluciones: el creer que un sistema de partidos sólido y una prensa escrita fuerte podían contrarrestar esta tendencia. Larga Vida el pensamiento de Sartori. Desde sus albores fue profético en su pensamiento ya que las democracias del mundo coexisten con la televisión y las tecnologías de la información y la comunicación

Comentarios

Comentarios