FERNANDO CORZANTES / LA RED Y NO A LA TALA

ENCUENTRO CIUDADANO

Hace una semana la imagen emitida por el satélite Fire Information for Resourse Management System (FIRMS) desarrollado por la NASA, muestra a México literalmente bajo las llamas desde el pasado 13 de mayo y Querétaro no es la excepción.  La Comisión Nacional Forestal (Conafor) reportó 215 incendios entre los días 3 y 9 de este mes y una superficie afectada de 14 mil 916 hectáreas.  En el mismo reporte se indica que al corte del 9 de mayo el porcentaje de incendios registrados en el país ya alcanzó el 86% del total registrado durante todo el 2018, pues en lo que va del año la cifra alcanza 4 mil 425 incendios en comparación con 5 mil 122 registrados en todo el año pasado.   En Querétaro los incendios forestales registrados en lo que va del año han afectado 2 mil 700 hectáreas, entre baldíos, zonas de pastizal y zonas boscosas. Y de enero a la fecha se han asentado 160 incendios en territorio queretano. Y como remate, la semana pasada el gobierno de Querétaro decretó la contingencia ambiental tras las mediciones realizadas por el Centro de Monitoreo de la Calidad del Aire de Querétaro (CeMCAQ), en cuatro municipios por las condiciones atmosféricas registradas.

La indiscriminada tala y los casuales incendios en el estado, han generado alarma entre la ciudadanía, y en particular en los usuarios de redes sociales, donde la emergencia ha propiciado la colaboración y organización de brigadas independientes de reforestación.  Así mismo, los usuarios de las redes sociales en nuestro estado han participado y organizado decenas de eventos, que llaman a proteger, cuidar, marchar, reforestar, informarse y vigilar nuestra masa arbórea.  Entre las diferentes plataformas, destaca el sitio “No a la tala” en facebook,  HYPERLINK “https://www.facebook.com/hashtag/niunarbolmenos?source=feed_text&epa=HASHTAG” #NiUnArbolMenos,  HYPERLINK “https://www.facebook.com/hashtag/altoalecocidioenqueretaro?source=feed_text&epa=HASHTAG” #AltoalEcocidioenQueretaro, etc., como un esfuerzo ciudadano de parar la locura ecocida de autoridades y empresas inmobiliarias.

En esta inmediatez está implicada la integración de nuevas herramientas informativas que han aportado a los usuarios datos más precisos y en tiempo real, destacan la habilitación de la función de Alertas SOS por Google que despliega información actualizada al realizar la búsqueda “Incendios México” en Chrome y la información que proporciona a través  de Maps, que junto con otras tecnologías proporcionaron a los usuarios nuevas tecnologías para monitorear los incendios forestales y la calidad del aire.  Y gracias a las aportaciones de más de 40 personas se logró financiar el primer monitor (independiente) de calidad del aire para Querétaro. Y la gran sorpresa es el interés que esta idea ha generado, continuando recaudando donaciones para un segundo monitor. Todo esto muestra a una ciudadanía en participación activa, que responde de manera directa al incremento de incendios y a la preocupación por la degradación del medio ambiente, tendencia que se genera a nivel global por el interés que ha despertado este tema en las redes sociales y que ha derivado en una mayor conciencia sobre el uso del plástico y de otros contaminantes.

En las redes sociales las imágenes de zonas boscosas incendiadas han inundado los timelines de miles de usuarios, convertidos en nodos (usuarios que integran una red) de una creciente red colaborativa articulada por decenas de eventos de protección y reforestación que han sido convocados en los últimos días desde Facebook y con fechas programadas entre mayo y julio.   Esta iniciativa ciudadana se genera al margen de las acciones de los gobiernos federal y estatal, cuyas acciones no han sido las esperadas por la ciudadanía, quién también recurre a las redes sociales a expresar su descontento.  Uno de los principales reproches se debió a la reducción del presupuesto destinado a la Conafor para el combate de incendios. Y aquí en Querétaro a la desmedida tala urbana, que parece no tener freno y si la autorización de gobierno estatal y municipal.  Diversas agrupaciones señalan que la finalidad de la destrucción masiva de árboles es la urbanización, la publicidad, la movilidad, los fraccionamientos.  En fin, los negocios.

Y como señala Francisco Domínguez, “en Querétaro se está generando el mejor ambiente ..… para hacer negocios”.

Comentarios en Facebook Fernando Corzantes y en  HYPERLINK “mailto:[email protected][email protected]

Comentarios

Comentarios