Fernando Corzantes

ENCUENTRO CIUDADANO

UN GOLPE CON OLOR A PETRÓLEO

“Con el petróleo ocurre lo mismo que con la agricultura; los países ricos ganan muchísimo más únicamente por consumirlo, que lo que ganan los países pobres por producirlo”.

Eduardo Galeano

La actual embestida en contra del gobierno venezolano, encabezada por los Estados Unidos, tiene el mismo guión de una historia ya contada, la apropiación de los recursos naturales de un país, en particular de su riqueza petrolera.  No hay que escarbar mucho para encontrar ejemplos por todo el continente, en los que la disputa por el petróleo está en el centro de la confrontación. Es necesario recordar que Venezuela cuenta con recursos naturales alucinantes, sus bosques, selvas, ríos, lagos, playas, costas y fauna silvestre son de valor incalculable, pero la riqueza que despierta los más bajos instintos de Estados Unidos está en el subsuelo; sus reservas de petróleo se calculan en 500 mil millones de barriles, con valor de 15 mil billones de dólares, sin contar sus reservas de gas.  En el subsuelo venezolano hay minerales estratégicos como el carbón y el manganeso. Existen minerales metálicos como el oro, hierro, bauxita, cobre y níquel; también hay minerales no metálicos como diamante, fosfato, caliza, caolín, entre otros. Tan solo la explotación de acero le garantiza un consumo interno y exportación moderada por los próximos 100 años. Pero las sorpresas no quedan ahí, en el 2016 se descubrieron los yacimientos de coltán más grandes del planeta. El coltán (mineral utilizado en la tecnología digital) es conocido como oro azul o mineral de la muerte, y junto a este descubrimiento se encontró la reserva de oro más grande del planeta de todos los tiempos.  Así la riqueza, así la ambición.

La crisis actual es un gran retroceso para toda la región, que esperábamos dejar atrás el ciclo de dictaduras, posibles golpes de Estado e intervenciones extranjeras.  La presión ha sido permanente, en Venezuela el gobierno de Maduro se ha caracterizado por una inestabilidad e incertidumbre cada vez mayores. Por ello no es de sorprender que con un documento fechado en Washington, el Legítimo Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela “saludó” la juramentación de Juan Guaidó como presidente encargado del país y lo llamó a colaborar junto con la Asamblea Nacional para “rescatar la democracia y la libertad de nuestra Patria”.  Y en las últimas semanas el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela ha emitido sus comunicados… desde Washington. Juan Guaidó líder opositor de 35 años esperaba que esa estrategia tuviera el mismo resultado que en 1958. No obstante, aunque Guaidó logro el reconocimiento de Estados Unidos y de más de veinte países, sigue siendo un líder sin Estado. Por ello EU aprieta más el cuello al gobierno de Maduro al congelar todos los bienes de la empresa estatal Petróleos de Venezuela SA en su territorio, y le bloqueó 7 mil millones de dólares en activos, más 11 mil millones de dólares en ingresos estimados por exportaciones perdidas, como parte de las nuevas sanciones a la república bolivariana.   Se revela el descaro de Guaidó (quién estudio gerencia pública en Estados Unidos) y de su séquito, que a toda costa desean hacerse del poder, rechazando acuerdos de negociación y paz, porque su movimiento es golpista, y curiosamente la ONU, la OEA, algunos países aliados de EU, también desean derrocar a Maduro, el pretexto violación a los derechos humanos. La oposición venezolana contra el gobierno es la oligarquía, el grupo derechista que gobernó alguna vez Venezuela durante 40 años, de la mano de los EU. El embargo al petróleo venezolano por parte de Estados Unidos es algo que podría estimular con mayor rapidez una sublevación militar. Se cree que los 500 mil barriles de crudo diarios que Venezuela manda a Estados Unidos son la principal fuente de ingresos reales para el gobierno y uno de los mayores incentivos que tiene la alta comandancia para mantener su lealtad con Maduro.  Y si se aplica un embargo, Maduro no tendría dinero para pagarles.

Nuevamente Galeano nos avizora el futuro con el golpe en puerta contra Venezuela: “La derrotas de América Latina siempre estuvieron directamente relacionadas con las victorias de otros; las crisis de este continente han servido para reproducir los imperios de otros”.

 

Comentarios en Facebook Fernando Corzantes y en [email protected]

Comentarios

Comentarios