Expresidente de Gallos contrató a Maradona

Su héroe: Christian Bragarnik, viejo conocido de los queretanos, tiene en su oficina una gran foto de Al Pacino, personaje irrepetible de El Padrino. FOTO: LA NACIÓN

COLUMNA PLAZA DE ARMAS

Bragarnik, ave de tempestades queretanas

El Padrino: Sabino

  • Reapareció el promotor deportivo con Maradona
  • Apolinar Casillas, secretario de Gobierno de Nava
  • Impensable una presidenta carnala en el Tribunal
  • Llamas, ausente en la reunión de Gilberto en CTM

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS RAMÍREZ

Su héroe: Christian Bragarnik, viejo conocido de los queretanos, tiene en su oficina una gran foto de Al Pacino, personaje irrepetible de El Padrino. FOTO: LA NACIÓN

Parece pato.

Camina como pato.

(…)

Representa a jugadores y entrenadores en distintas partes del mundo. Su nombre esta relacionado actualmente con deportistas exitosos que reciben grandes sumas de dinero y un porcentaje va su empresa.

Es Christian Bragarnik, el hombre que el sábado pasado bajó junto con Diego Armando Maradona del avión que los trasladó a Culiacán, Sinaloa, donde El Pelusa fue presentado como técnico de Dorados.

El equipo de la Liga de Ascenso es propiedad de Carlos Hank, dueño de los Xolos de Tijuana y los Casino Caliente.

Pero no siempre fue así. El ya fallecido subprocurador de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, José Luis Santiago Vasconcelos contó en algún momento a este armero que los Dorados era “el equipo con la nómina más alta de la primera división, equiparable al América o Chivas, con la diferencia de que el dinero del equipo sinaloense es de dudosa procedencia”.

Hoy parecen haberse lavado la cara.

También Bragarnik, viejo conocido de Querétaro.

Contaba Reforma en su edición del martes que “el promotor argentino que concretó la llegada de Diego Armando Maradona con el equipo sinaloense fue el presidente del Club Querétaro cuando este equipo fue desafiliado de la FMF por sus vínculos con el narcotráfico.

Bragarnik también es asesor y abogado deportivo del grupo de casinos Caliente, de la familia Hank, que además controlan los equipos de Xolos de Tijuana y el propio Dorados.

“Cuando Bragarnik estuvo en los Gallos Blancos como directivo del club queretano, sus jefes eran Paul Solórzano Lozano y Jorge Mario Ríos Laverde, “El Negro”, dos colombianos buscados por la DEA y asociados con el “El Chapo” Guzmán.

“También era socio de Tirso Martínez, “El Futbolista”, un lavador y socio de Ignacio “Nacho” Coronel y “El Chapo” Guzmán, detenido hace 4 años en León”.

Pero según el representante de Maradona, eso ya se olvidó y, además, no fue su culpa.

Hace dos años, en septiembre de 2016, Christian Bragarnik dio una entrevista al influyente diario argentino La Nación. El reportero Francisco Schiavo le preguntó sobre Querétaro y otros temas. Este es un fragmento del extenso diálogo:

“El misterio amaga con esfumarse con el apretón de manos. Christian Bragarnik , el empresario de moda en el fútbol, dice que es un tipo normal. Casi no concede entrevistas y apenas tres o cuatro fotos suyas circulan Internet. Nunca podrá dudarse de que entiende el juego. “Aprovechá. De esta cara hay pocas”, le comenta al fotógrafo de La Nación. A los 45 años está en la cima de un negocio millonario: es manager de jugadores y directores técnicos, y asesor deportivo de entidades en la Argentina y en el exterior. Sin papeles, Bragarnik maneja el fútbol de Defensa y Justicia; contrato mediante, lo mismo hace en Arsenal. Sus representados están por la mayoría de los clubes del país, en tantos lados que los colores no tienen fronteras para él. El discurso locuaz y el tono firme sostienen la charla. Hay argumentos. “Christian Bragarnik. Abogado”, se lee en la puerta de la oficina en Puerto Madero.

Un dedo en la sien hace más brillante la joya. “No pasa nada”, se lee en un anillo al estiloJulio Grondona , que inmortalizó la frase “Todo pasa”. “Siempre lo relacionan con Don Julio, pero nada que ver. Cuando ascendió Defensa había una canción muy popular que cantábamos todos: No pasa nada, no pasa nada. siempre estuvimos en las buenas y en las malas. Me gustó”, cuenta Bragarnik.

-De todas maneras es sugestivo.

-En la vida estamos para copiar, pero no es una situación de él. Tal vez se puede copiar un anillo con una frase, pero la frase es un lema de vida para mí. Un día te odian, al siguiente te aman. Hay que tomarse la vida más light. La cabeza lo es todo.

-¿Cómo te llevabas con Grondona?

-Compartí pocas situaciones. Era una persona que, sinceramente, admiraba por lo que había logrado. Se mantuvo al frente de la AFA, del fútbol mundial, durante 35 años por una gran capacidad. Es muy difícil opinar sobre cómo se manejaba. Nadie pudo demostrar nada. No sé si por su capacidad o porque no lo había.

Mariano Monrroy fue el primer futbolista que vendió. La historia empezó en 2001. “Tenía un videoclub y empecé a grabar partidos por mi pasión. Después me dediqué a editar videos de futbolistas. Él vino por un trabajo personal y, cuando lo vi, pensé. este chico se vende solo. Así fue: se lo llevó a Querétaro de México”.

-¿Por cuánto?

-Alrededor de 400.000 dólares. Fue la primera venta grande de Arsenal y mi primer aprendizaje. Después me invitaron a trabajar en México, donde me quedé algunos años.

-¿También en Querétaro?

-Sí. Buscaban gente porque se mudaban de ciudad. Empecé a trabajar y a los seis meses era el presidente.

-¿Cómo fue eso?

-México tiene otra idiosincrasia del trabajo. Acá, si hay que trabajar 12 o 14 horas se lo hace. Allá se cumplen los horarios. Creo que fue por empeño, capacidad. Fui vicepresidente y, después, presidente.

La experiencia azteca es una parte sensible en la carrera de Bragarnik. Tiempo después se ventilaron los vínculos del narcotráfico con parte de la sociedad anónima que manejaba Querétaro y las suspicacias alrededor del directivo argentino se volvieron inevitables.

-¿Cómo explicás lo que pasó?

-A mí me contrató una sociedad anónima. Después me enteré que la mayoría de los accionistas se dedicaba al narcotráfico. Y bueno. fui un empleado que trabajé en lo mío. Estuve al frente de ese equipo, fui a las reuniones en la Federación, vendí y compré jugadores. Después [en 2004] se disolvió el club. No era un investigador privado para evaluar las situaciones particulares. ¿Cómo se le explica eso a la gente? La imaginación vuela rápido. Me tocó estar justo en ese lugar y no me arrepiento de haber ido a trabajar a una empresa de fútbol. Quedará la imagen de que una rama de aquella familia estaba vinculada con el narcotráfico, pero yo fui a trabajar en el fútbol.

-¿No pensaste en irte ni bien te enteraste?

-Fue una de las causas por las que me fui. Estuve tres o cuatro años y volví a la Argentina porque ya no estaba cómodo. Si me hubiera dedicado a eso que se decía, me habría quedado.

-Y ahora tenés un vínculo con Tijuana.

-Sí. Soy abogado en derecho deportivo y asesoro al club, que me paga un salario. Ahí se vuelve a lo mismo. Ante mi anterior situación en México y, con lo que Tijuana significa en la Argentina, el ingenio popular también inventa cualquier cosa con el tema del narcotráfico.

Bragarnik se reposicionó en su regreso al país y, poco a poco, edificó el imperio. “Vine con la gran experiencia de haber manejado un club y con muchos contactos. Me dediqué de lleno a representar jugadores, a asesorar clubes, a todo lo relacionado con el fútbol. Primero me acerqué a El Porvenir. Hicimos buenas cosas, pero el equipo descendió. Había formas que no iban conmigo y me corrí. Después se dio lo de Defensa y Justicia , con el asesoramiento en el club”. Más tarde llegaron la controversia en Colón, tras la activa participación durante el mandato de Germán Lerche , y los contactos con Godoy Cruz , donde una y otra vez negó ser socio de su amigo José Mansur .

-Además, tenés jugadores y entrenadores por todos lados, ¿no es chocante?

-Cuando uno duerme tranquilo, no. No hay nada contradictorio en lo que hago, salvo para la imaginación de los demás.

-¿Sos el representante de moda o el dueño del fútbol?

-Eh… No soy el dueño del fútbol. Que estoy en muchos clubes y que participé en muchas situaciones, es real. Pero bueno. la tarea es así. No obligo a nadie, me buscan. Por ejemplo, en Independiente, cuando llevé al DT (Jorge Almirón) sólo se contrataron dos jugadores míos (Víctor Cuesta y Juan Martín Lucero) y se decía que todos eran míos. Cuando él se fue llegaron muchos más. Uno trabaja, gestiona y evalúan los clubes. El balance que hago es si el jugador, además de deportivamente, también rindió en lo económico. A veces te dicen: Este vino a robar o trajo un burro. Ahora, si costó uno y se lo vendió en más de uno, ya no se perdió. Claro que después están los gustos personales.

-¿Sentís que hay una mala imagen tuya?

-Siempre digo que camino tranquilo por todos lados. De entrada, con la prensa, se hizo una imagen negativa. Tal vez no hablar generó eso. Además, estar en muchos lados hace que sea más fácil cargar las culpas en mí. Convivo con eso.

Polvo de aquellos lodos, esos empresarios, incluidos algunos queretanos, siguen teniendo poder y dinero en el estado, pero quisieran que el asunto se olvidara.

Pero los periodistas incómodos, no.

-OÍDO EN EL 1810-

Equipo.

Que el ex diputado Apolinar Casillas sería el secretario de Gobierno Municipal de Luis Bernardo Nava Guerrero, adelantaron a este armero Fuentes cercanas a la toma de decisiones, en donde también se da como un hecho la ratificación de Rafael Fernández de Cevallos como secretario del Ayuntamiento.

Doy fe.

-¡PREEEPAREN!-

Tribunal.

A pesar del cálido reconocimiento de la jefa del Poder Judicial, Consuelo Rosillo en su informe de ayer al trabajo de la magistrada Mariela Ponce –esposa del secretario de Gobierno, Juan Martín Granados, sería impensable la elección de una “presidenta carnala”.

Entonces sí sería la Tremenda Corte.

¿A poco no?

-¡AAAPUNTEN!-

Renovación.

Los candidatos a sustituir a Rosillo, se dice en el foro queretano, siguen siendo Marisela Sandoval López y Celia Maya García (las damas primero) junto con José Antonio Ortega Cerbón, Armando Licona Verduzco. La elección se dará en la última semana de septiembre y el cambio será el 1 de octubre.

Tic tac.

-¡FUEGO!-

Ausente.

A la sorpresa de la reunión del senador Moreno Gilberto Herrera Ruiz con dirigentes de la CTM, el lunes pasado, siguió la de la ausencia de Jesús Llamas Contreras, quien –cabe recorder- a la misma hora asistía al tercer informe de (des) gobierno de Pancho Domínguez.

Por si estaban con el pendiente.

¡Porca miseria!

Comentarios

Comentarios