Exige Consejo investigar aviadores

El Rector y secretario Académico, Dr. Gilberto Herrera Ruiz y el Dr. Irineo Torres Pacheco, respectivamente, garantizaron que no se afectará a los estudiantes de la Escuela de Bachilleres. FOTO: UAQ
El Rector y secretario Académico, Dr. Gilberto Herrera Ruiz y el Dr. Irineo Torres Pacheco, respectivamente, garantizaron que no se afectará a los estudiantes de la Escuela de Bachilleres. FOTO: UAQ

El H. Consejo Universitario solicitó a la administración central de la Universidad Autónoma de Querétaro investigar a fondo y, de ser el caso, aplicar las sanciones correspondientes a quienes sean responsables de las irregularidades que hay en la Escuela de Bachilleres respecto a la asignación de maestros,  situación que puso en riesgo la validación de calificaciones de más de mil estudiantes de 39 grupos, de los planteles Norte y Sur, principalmente.

 Dichas irregularidades fueron detectadas a partir de una auditoria solicitada por el Consejo, que es la máxima autoridad de la institución. Los resultados de ese ejercicio realizado casi al final del semestre evidenciaron que hubo 22 grupos en los que los profesores a quienes se les pagó por impartir las clases no realizaron esta labor, sino otras personas.

 También se reveló que en dos grupos más se autorizó que ejercieran la docencia personas sin acreditar un título profesional; asimismo, en otros 15 grupos se permitió que continuaran como maestros,  personas que desde el año pasado no tienen una relación laboral con la Institución.

 Al respecto, los directores de diversas Facultades reprobaron esta situación, al igual que consejeros académicos y estudiantes quienes expresaron que es inadmisible en la Universidad este tipo de acciones antiéticas que consideraron, podrían ser, incluso, ilegales; por lo que solicitaron que se haga una investigación y que se apliquen las sanciones correspondientes a los responsables. 

En su momento,  el consejero universitario que es representante de la comunidad estudiantil de la Escuela de Bachilleres, Abraham Martínez Núñez, confirmó los resultados de la auditoria en cuanto a la existencia de diversas anomalías en esa unidad académica: “con las auditorias se empezaron a detectar las irregularidades, hay más de una, fueron muchísimas y eso es algo bastante preocupante. Sí debe haber responsables en la administración, algo debió haber pasado, algo está mal y por eso es este problema”. 

Señaló que las medidas a tomar deben considerarse una vez que los estudiantes estén a salvo, de que cuenten con sus calificaciones registradas en el sistema y estén seguros de que sus promedios fueron respetados. 

“Somos una de las mejores preparatorias a nivel nacional y eso se tiene que mantener, por lo tanto se me hace esto aún más preocupante al momento de que los maestros empiezan a fallar y la administración también, porque va llegar un punto en el que los alumnos, por más buenos que sean, no sabrán por dónde ir. Hay que tomar medidas para que esto deje de pasar”, exigió el joven. 

Debido a que los estudiantes no son responsables de estos hechos, los consejeros universitarios determinaron, en primer lugar, validar sus calificaciones  tal como el rector, Dr. Gilberto Herrera Ruiz, se comprometió a hacerlo para que a más tardar mañana viernes 30 de junio a las 17:00 horas estén registradas, con el propósito de no afectar el desarrollo académico ni complicar la continuidad del siguiente nivel de estudio de los jóvenes que egresaron del bachillerato este semestre. 

Asimismo, el Consejo decidió que la Secretaría Académica de la Universidad se haga cargo de asignar y de supervisar la carga horaria de las clases en la Escuela de Bachilleres, mientras se aclara este asunto; pues los consejeros universitarios señalaron la responsabilidad que tiene esta Casa de Estudios de mantener su excelencia académica y de rendir cuentas a la sociedad queretana.

POR: REDACCIÓN

Comentarios

Comentarios