CRITICA NATALIA A POLÍTICOS SORDOS

Decana: Natalia Carrillo García ha participado activamente en el PAN desde hace más de 60 años. Aquí, en esta imagen de su álbum personal, con Francisco Domínguez, Marcos Aguilar y el hoy dirigente nacional y aspirante presidencial Ricardo Anaya Cortés, entre otros. FOTO: ARCHIVO

QUERETANIDAD

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Ex Gobernador. Octavio S. Mondragón, el creador de la Universidad Autónoma de Querétaro, le inauguró a Natalia Carrillo el segundo local de La Mexicana, en las calles de 5 de Mayo. FOTO: ARCHIVO

Decepcionada de los políticos que se creen reyezuelos, no escuchan a nadie, tratan a ciudadanía con altanería y se han ganado el rechazo popular, la decana e historiadora del PAN en Querétaro Natalia Carrillo confía en Ricardo Anaya para recuperar la Presidencia de la República y no en Margarita Zavala, que sólo buscan la continuidad del proyecto fracasado de Felipe Calderón. Entrevistada por PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, la también defensora de nuestro patrimonio histórico habló de los dos ejes de su vida profesional: el comercio, al que dedicó casi medio siglo y el partido en el que milita desde hace más de 60 años.

La reconocida queretana, nacida en 1928 en San Miguel de Allende, Guanajuato pero con casi toda la vida aquí, se explaya frente a sus libros, los de la fundación y desarrollo de Acción Nacional,  la historia con los alcaldes de la capital desde la Revolución a la fecha y los de monumentos y estatuas de queretanos ilustres, y una joya: su álbum de fotos y entrevistas, en el que condensa lo más destacado.

LA MEXICANA

Así se lllamó su negocio de artículos de higiene, en el que se desarrolló por 35 años, luego de servir una dedada en la Jabonera Lourdes y tres en La Forrajera propiedad del ex gobernador Octavio S. Mondragón, al que guarda no gratitud sino veneración.

-Mi empresa nació en 1959. Ya estaba cerrando La Forrajera, como antes la Jabonera Lourdes. Un amigo me propuso vender el papel Pétalo, además de bolsas de papel, aceite Casa y otros productos. Los promovimos casa por casa, con promociones, durante 10 años. El primer local, un changarrito, en Pasteur Sur 25, al otro lado de las oficinas de Educación.  El doctor Mondragón fue mi apoyo moral y del único que acepté una ayuda para iniciar el negocio: cinco mil pesos. Además me vendió a precio de inventario lo que quedó de La Forrajera: muebles de oficina, un escritorio, una sumadora de manija, un sillón, una mesita y un triciclo.

Con eso empezó, armada con los valores de la familia:

-De mi padre me heredé la honradez, la puntualidad, la seriedad y de mi madre lo emprendedora y autosuficiente, además de los principios morales de ambos. Y, claro, con la ayuda de Dios. Vinieron a verme de los Nieto de Celaya, con los productos de U.S. Sanitary. Más tarde vino a verme de México el gerente de ventas de US Sanitari, porque se dieron cuenta de que yo tenía acaparado el mercado y me propusieron que yo los representara. Fue muy difícil. Al principio no tenía ni para un par de medias, apenas salían los gastos.

Pero unos años después vendría el éxito y el crecimiento.

-Busqué un mejor local. El de 5 de mayo, que me inauguró el ex gobernador Octavio S. Mondragón. Después en Juárez esquina con General Corona, en donde encontramos un local que era de la señora de la tintorería La Holandesa, que también nos inauguró el doctor Mondragón. Y finalmente nuestra cuarta dirección en 15 de mayo.

Natalia tuvo las marcas de San Cristóbal y Kimberly Clark. El negocio fue creciendo. Prácticamente La carretera 5 de febrero era suya. Empezando por La Concordia, Singer, Carnation, Purina, Kellogg y Tremec. Y más tarde Clemente Jacques, Link Belt, Compacto, Industria del Hierro, Celanesse.

-El éxito generó envidias. Empezaron a abrir negocitos chatarra que vendían lo mismo pero de mala calidad. Un señor de Toluca vino y puso uno y empezó a aflojarles dinero y cajas de vinos a los de compras. La corrupción. Sólo algunos cayeron, yo daba servicio. No regalaba nada.   

Y luego vinieron las crisis nacionales de 92 y 93.

Tuve pérdidas y como decían mis padres “negocio que no deja, dejarlo”. Casi medio siglo me dediqué al comercio. Le pasé mi inventario al lic Felix Fortanell que tiene un negocio en Ocampo, casi llegando a Constituyentes. Y que me permitiera seguir atendiendo mi clientela desde su negocio. Yo me siento realizada. Cada año me proponía metas y las cumplí. Tomé cursos. Llegue a la cúspide comercial, por eso provoque envidias.

Y LA POLÍTICA

-Luego vino la campaña de Nacho Loyola y decidí darle las gracias al licenciado y me complementaba yo vendiendo los productos Just que me dieron muy buenos resultados. Tenía de apoyarlo en su campaña y cuando ya triunfó empecé en cargos que no había tenido nunca, primero administrativos y de elección. . Lo único que le puedo decir es que sigo apoyando a Ricardo Anaya porque mejor…imposible. Todo lo que han publicado los del mismo partido, sobre todo lo de esa señora (Zavala) son calumnias, porque quieren a toda costa que no quede de candidato. No crean que ignoramos la trayectoria de ambos. Qué fracaso de Felipe Calderón durante su sexenio. Yo desconocía muchos errores que cometió y que ahora quiere a través de su esposa una continuidad. No estaban ni están preparados para gobernar. Todos sus proyectos fracasaron durante su gobierno.  Más que se duplicaron los crímenes, secuestros.

Del frente PAN/PRD comenta no gustarle, “pero sus razones tendrán”.

Asegura que “con estas actitudes se está yendo mucha gente a Morena y es un peligro y fuerte. ¿Qué queremos otra Venezuela en México?

López Obrador, ¿de dónde saca dinero para sus campañas?  ¿Cómo le hace para viajar por todo el mundo?

Aún así le ve futuro al PAN

-Con Ricardo Anaya podemos recuperar la presidencia. Ricardo está fogueado, está preparado, es consciente y digan lo que digan es un hombre honrado que ha aguantado viento y marea como jefe del partido. Y es que en lugar de que lo apoyaran lo han atacado. Yo nomás digo que demuestren lo que están hablando de su supuesto enriquecimiento. El suegro ya tenía su negocio desde antes de que Ricardo fuera político, que no sean habladores. Qué, una familia política ¿no tiene derecho a prosperar? Que eso se lo digan de Martha Sahagún con toda su horrible familia.  Y de aquí mejor no hablamos. De dónde sacan tantos miles de empleos. Los que andan repartiendo volantes y ejemplares del informe, los ciudadanos los rompen, se los avientan en la cara y les dicen maldiciones. Demuestra el sentir, el rechazo de la ciudadanía.

Hoy Natalia está alejada del partido en el que ha militado toda su vida. De pronto recibe amigos, entre ellos Ignacio Loyola, Armando Rivera y Lupita Murguía que vienen a saludarla a la antigua casa de las calles de Morelos, en donde vive con su hermana mayor, la maestra Cuquita, que le lee PLAZA DE ARMAS, porque ella ya tiene problemas con la vista.

Igual se reúne con vecinos del Centro Histórico, ella que fue promotora de la declaratoria de Patrimonio de la Humanidad defiende esta categoría, ante “servidores públicos que se creen reyezuelos y tratan a la ciudadanía con altanería, con prepotencia”.

-Si el voto de la ciudadanía los llevó a donde están. ¿por qué no escuchan? Que porque no quieren conceder caprichos, nooo. ¿Que porque París está de tal modo así van a hacer a Querétaro? Cada ciudad tiene su identidad y se la están quitando a Querétaro, totalmente. San Miguel de Allende, en donde nací, se ha conservado porque la ciudadanía defiende su identidad. Ahí no se permiten modernidades. Me estoy refiriendo a lo que es aquí el Centro Histórico. En las colonias y fraccionamientos, que también han crecido desmesuradamente, ahí se permiten, pero lo que es el Centro, no  se aceptan modernidades de ninguna naturaleza. Nos han de decir antiguallos, retrógradas, todo lo que Ud quiera, porque lo que triunfa actualmente es la nueva tecnología y queremos ponernos al tu por tu con ciudades modernas. Eso no está bien. Si viviera Carlos Arvizu ya se hubiera muerto 20 veces. El defendió los trazos de las calles. ¿Qué queda ya de eso? ¿Qué hicieron con el Jardín Zenea? Todo eso, ellos creen que modernizando  el Centro Histórico es un triunfo, pero no. Por eso hay rechazo de la ciudadanía. Vea lo que les pasa a estos pobres de Ezequiel Montes, ya más de 50 negocios han cerrado. ¿Por qué no hayan consenso para realizar una obra? ¿Por qué no se presentan los proyectos a los vecinos? No se quieren oír razones, no escuchan a nadie.

Y en clara alusión al alcalde Marcos Aguilar, sin mencionarlo, dice: Ya hasta con su padrino (Armando Rivera) está distanciado.

Ella, que conoció y abrevó de los padres fundadores del PAN y hasta lo sostuvo aquí cuando eran perseguidos, ya no va a nada.

-Hoy la política es una verdadera porquería. Y ya mejor apague su grabadora, pide, al tiempo que invita un mantecado traído de La Mariposa, que como Natalia es parte de la queretanidad.

UNA DILATADA HISTORIA DE ACTIVISMO POLÍTICO

Casi de manera natural transitó Natalia Carrillo García de Acción Católica a Acción Nacional en 1952, con el aval del padre Gonzalo Vega, consejero espiritual de su familia, aunque en realidad ella quería ser arquitecta –carrera reservada entonces, igual que la política, a los hombres- o artista, como le pronosticó el sacerdote cantor José Mojica al oírle declamar la Rosa Blanca, de José Martí, a los tres años de edad.

Tal vez el haber nacido el 20 de noviembre de 1928 y en plena persecución religiosa, marcó el destino de quien fue secretaria del comité diocesano de la juventud y, en 1970, la primera candidata a senadora del PAN; a diputada federal en 1973; en 2000 regidora del Municipio de Querétaro y asesora cultural de 2003 a 2006.

Se dice rápido, pero en ese trayecto hay una dilatada historia de activismo político en contra del sistema unipartidista, de campañas aciagas y de pensar que nunca obtendrían el poder, logrado en 1997 con Ignacio Loyola Vera, su discípulo en la capacitación doctrinaria, tan parecida –sostiene- a la doctrina social de la Iglesia.

En Acción Católica conoció la pobreza del pueblo, pero no podía más que enseñarle a rezar a la gente. De ahí le entró el virus de la política, a la que decidió entregar su juventud y sus mejores años, todos.

Ese ha sido el amor de esta combativa militante que no nació para ser casada porque es autosuficiente y los hombres, afirma, no lo toleran. Por eso nunca mezcló su vida personal con la política y se ufana de jamás haberse tuteado con nadie en el partido. Menos ahora que ya no le sobreviven sus contemporáneos.

Nacida en San Miguel de Allende, Guanajuato, llegó a Querétaro a los siete años y aquí ha permanecido. Desde el colegio con las Garcilitas y luego en el Plancarte, hasta su formación como contadora privada con la señora Concepción Sotomayor de Loyola, como consta en el título firmado por el gobernador Agapito Pozo Balbás en 1947.

Con esa formación profesional se defendió en los negocios, propios y ajenos, como La Jabonera de Lourdes y en La Forrajera Queretana o La Mexicana, su comercio de artículos sanitarios para la industria y el comercio, en donde  fue líder durante 35 años, “hasta que se choteó el mercado”.

Fue la primera consejera de la Cámara de Comercio de Querétaro, pero siempre tuvo su corazón en la política, desde que Javierita de la Llata la invitó al PAN, en donde ya estaba su padre José Concepción Carrillo Espino que juzgaba la política como asunto de hombres.

El tema se resolvió con la intervención del padre Gonzalo Vega. Él habló con doña María Isabel García, su madre. Esa era la llave de acceso.

-Podemos conseguir a otra muchacha para que la sustituya en Acción Católica, pero en el partido necesitan alguien como ella, fue el argumento. Así comenzó a ir al PAN, en donde milita desde hace más de 60 años y seguirá militando “a pesar de los engaños y las traiciones” que los regresaron a la oposición.

Y es que la política, advierte, no es miel sobre hojuelas. No lo era antes, cuando se les negaban los triunfos. Tiempos distintos, aquellos, de contacto personal, cuando tomaba con taquigrafía los discursos de los grandes ideólogos que venían a Querétaro o cuando organizaba la capacitación para los nuevos militantes. No que hoy, se queja, los cursos y las afiliaciones se dan por Internet.

Natalia Carrillo García, la combativa, la amiga de gobernadores del PRI y del PAN, que guarda especial cariño por el general Octavio S. Mondragón, Ignacio Loyola Vera y su amigo de muchos años Antonio Calzada, aunque su verdadero amor es el actor francés Alain Delon. Es Nati, la autora de libros con la historia del PAN, pero también de catálogos de los monumentos y estatuas de Querétaro. Ella, la que no creía ver el triunfo de su partido y ahora desea que los directivos del PAN tengan la inteligencia para recuperar el poder y ella vida, para verlo.

(Publicado en la serie de libros “Querétaro en el siglo XX. Personajes de la vida cotidiana” Ediciones de Gobierno del Estado. 2014).

El inicio: En Pasteur 25 Sur nació La Mexicana, el negocio de Natalia que se hizo líder del ramo. Aquì, con su papá. FOTO: ARCHIVO

Comentarios

Comentarios