Conflicto con la Conagua está vigente: Memo

Más de mil casas en diez fraccionamientos de San Juan del Río se vieron afectadas por el desfogue de la presa hace casi un año. FOTO: ARCHIVO
Más de mil casas en diez fraccionamientos de San Juan del Río se vieron afectadas por el desfogue de la presa hace casi un año. FOTO: ARCHIVO

San Juan del Río.- A casi un año de que el desfogue de la presa derivadora Constitución 1857 (Lomo de Toro), dejó más de mil casas inundadas en por lo menos 10 fraccionamientos en San Juan del Río, el presidente municipal Guillermo Vega Guerrero, señaló que sigue vivo el asunto, el cual sigue un proceso administrativo jurídico, “está abierto y en cualquier momento se esperan buenos resultados, sin embargo están a salvo los derechos de que también se pueda acudir a otras vías y otras instancias, para poder presionar que CONAGUA de una respuesta con fundamento, no solamente con evasivas o dilaciones sino que de una contestación puntual”.

El alcalde advirtió que tras el desastre, el municipio abrió un programa dirigido a la población afectada, que consistió en brindar asesoría jurídica para iniciar una demanda en contra del Consejo Nacional del Agua (CONAGUA), por los daños causados a sus propiedades, debido a que el pasado 26 de septiembre del 2017, dejó verter más de 150 metro cúbicos de agua, que no fueron soportados por el cauce del río, lo que ocasionó que se desbordara y tomara por sorpresa a miles de familia, causando severas afectaciones a sus patrimonios.

“Existe un procedimiento que se inició ante la CONAGUA, ha existido un intercambio de oficios, quien lleva el asunto es el regidor sindico Isidro Pachelli Demenehi Rivero, pero quienes se hicieron cargo de los daños fueron Gobierno del Estado y el municipio de San Juan del Río, el gobierno federal no realizó ningún pago por algún tipo de afectación de alguno de los domicilios dañados”, señaló.

Vega Guerrero, señaló que a casi un año del siniestro la CONAGUA no ha dado respuesta positiva que beneficien a los afectados, por lo que los gobiernos Estatal y Municipal absorbieron los gastos para beneficiar a cientos de familias que perdieron sus enseres domésticos durante la catástrofe, “la necesidad de dignificar la derivadora de Lomo de Toro y el cauce, y hablar de los daños materiales, pero CONAGA no ha dado respuesta, nosotros no nos pudimos esperar por eso ayudamos a muchas familias, sin duda que eso tiene que formar parte de un antecedente y una realidad muy importante es que la ciudadanía este muy sensible de que la competencia del manejo de la derivadora es de la CONAGUA, no del municipio, y se hizo algo que nunca debió pasar, a pesar de que ya había habido otras en años anteriores, mandar a traer a CONAGUA a la escena y poder obligarlos a que medianamente den la cara ante esta realidad”.

Dijo que ante la negativa de la institución federal, el gobernador del estado Francisco Domínguez Servién, en coordinación con el gobierno municipal, se invirtieron 30 millones de pesos, para con ello ampliar la sección hidráulica del rio San Juan, “por lo que vamos a seguir trabajando limpiando el rio, ampliando el margen hidráulico, la sección hidráulica, nosotros seguimos haciendo cosas, que aunque no nos competen, lo tenemos que hacer de manera preventiva y yo le reconozco al gobernador que ha estado muy solidario en ese tema con San Juan”.

Finalizó señalando que el problema es que la CONAGUA no ha dado apertura, por lo que no se han tenido mayores avances; “continuare trabajando ya que es un tema que en lo especifico a las familias o al municipio de San Juan del Rio a que nos puedan ayudar ellos (CONAGUA) en mejorar las condiciones hidráulicas”.

POR: ROSSY MARTÍNEZ / CORRESPONSAL

Comentarios

Comentarios