COLUMNA PLAZA DE ARMAS

COLUMNA PLAZA DE ARMAS

Son jóvenes 54% de queretanos

Divino Tesoro: Sabino

  • Retan antorchistas a Pancho Domínguez
  • Homenajean abogados a Mariano Amaya
  • Braulio Guerra estudia campañas en EU
  • Marcos Aguilar cuenta chistes a payasos

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS RAMÍREZ

Jóvenes. Más de 565 mil queretanos tienen menos de 15 años, según datos divulgados por el INEGI, a propósito del Día Mundial de la Población. FOTO: SIETEFOTO

Nuevo Querétaro.

Son jóvenes más de la mitad de los dos millones cien mil habitantes del estado, de acuerdo con datos divulgados por el INEGI al conmemorarse este martes el Día Mundial de la Población, según los cuales el 51.5 por ciento son mujeres y 48.5 hombres.

Otros indicadores señalan que entre 1990 y 2017 el porcentaje de la población de 60 años y más aumentó de 5.7 a 8.9 por ciento en el estado y que de 1970 a 2017 la razón de dependencia demográfica pasó de 119.4 a 57 dependientes por cada 100 personas en edades activas. Además, en 2015 la razón de mortalidad materna fue de 14.9 defunciones de mujeres por cada 100 mil nacidos vivos. En ese mismo año, fallecieron 11 niños menores de un año por cada 1 000 nacidos vivos.

La celebración del 11 de julio, acordada en 1989 por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) tiene como objetivo centrar la atención sobre: la importancia de los asuntos relacionados con la población, particularmente en el contexto de los planes y programas de desarrollo global; la necesidad de encontrar soluciones a las cuestiones que se plantean frente al crecimiento, movilidad y distribución de la población; el desarrollo, los recursos disponibles y el deterioro del medio ambiente.

Es por ello que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) abre datos sobre el monto y estructura de la población queretana, en donde por edad, se observa que hay una gran cantidad de niños menores de 15 años (más de 565 mil) y de jóvenes de 15 a 29 años (más de 549 mil). Si bien es cierto que estos grupos de edad concentran poco más de la mitad de la población total (54%), también es cierto que su participación relativa ha disminuido en el transcurso del tiempo. Entre 1990 y 2017, el porcentaje de la población infantil pasó de 40.9% a 27.4%, mientras que la proporción de jóvenes disminuyó de 29.8% a 26.6 por ciento.

Igualmente consigna que la reducción ininterrumpida de la fecundidad desde finales de la década de los sesenta y el aumento de la esperanza de vida, han generado una base piramidal cada vez más angosta y una proporción cada vez más alta de adultos (30 a 59 años) y adultos mayores (60 años y más). Los primeros incrementaron su porcentaje de 23.6 a 37.1% entre 1990 y 2017; mientras que en las personas de 60 años y más acrecentaron de 5.6 a 8.9% en el mismo periodo, y se espera que en 2030 su monto aumente a más de 325 mil (13.5% de la población total).

El aumento de los adultos mayores implica desafíos importantes en materia de política pública. De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas (ONU), “el envejecimiento de la población está a punto de convertirse en una de las transformaciones sociales más significativas del siglo XXI, con consecuencias para casi todos los sectores de la sociedad, entre ellos, el mercado laboral, financiero y la demanda de bienes y servicios, así como para la estructura familiar y los lazos intergeneracionales”.

Otro proceso demográfico vinculado a los cambios en la estructura por edad, tiene que ver con el aumento relativo de la población en edades potencialmente activas (bono demográfico). Lo anterior se puede percibir cuando se analiza la tendencia a la baja de la razón de dependencia demográfica, la cual expresa el número de dependientes económicos (0 a 14 años y 60 años y más) por cada 100 personas en edad de trabajar (15 a 59 años).

Entre 1970 y 2017 la razón de dependencia demográfica en Querétaro. advierte el INEGI, pasó de 119.4 a 57 dependientes por cada 100 personas en edades activas. Se prevé que en los próximos años este indicador siga bajando, haciendo más patente el incremento relativo de la población en edad productiva. De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), “una mejor educación y empleo para los jóvenes son la clave para aprovechar el bono demográfico”.

En Querétaro, datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), indican que, en el cuarto trimestre de 2016, 1.5% de la población de 6 a 14 años y 32% de la población de 15 a 19 años no asiste a la escuela. Por otra parte, la mayoría de los jóvenes de 25 a 29 años sabe leer y escribir un recado (99.1 por ciento); sin embargo, solo la mitad (49.9%) cuentan con algún grado de educación media superior o superior.

Los desafíos que presentan ambos procesos (envejecimiento y bono demográfico), deben constituir una coyuntura para que a la población se le garanticen los derechos sociales imprescindibles para generar capacidades y oportunidades de desarrollo. En este sentido, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), argumenta que: “ante las crisis económicas, climáticas y alimentarias que se enfrentan en la actualidad, la generación de capacidades en los estados y las sociedades para el diseño y la implementación de estrategias que minimicen su impacto, será un elemento crucial para sustentar los avances hacia la consecución de los objetivos del desarrollo”.

La mayor sobrevivencia de la población es consecuencia de los avances tecnológicos y una mejor cobertura en los servicios de salud. De acuerdo con las proyecciones del CONAPO, para el año 2017 la esperanza de vida al nacer es de 75.7 años en Querétaro.

Con este aumento en la sobrevivencia de las personas, las causas de fallecimiento se dan principalmente por padecimientos crónico-degenerativos.

Lo anterior se reafirma con las estadísticas de mortalidad en 2015: la diabetes mellitus; las enfermedades isquémicas del corazón; las enfermedades del hígado y las enfermedades cerebrovasculares, constituyeron las principales causas de muerte de la población, en conjunto ocasionaron 38.5% del total de las defunciones ocurridas en el estado.

Así de fácil.

Así de difícil.

-OÍDO EN EL 1810-

Protesta.

Que a los de Antorcha Campesina, que ayer le dijeron de todo al gobernador Francisco Domínguez frente a sus oficinas, les anda valiendo que el señor los acuse con el presidente Enrique Peña Nieto. Ayer desquiciaron la ciudad, invadieron nuestra Plaza de Armas y ahí se van a quedar hasta que les cumpla con las obras y servicios exigidos y acordados.

No se la va a acabar.

-¡PREEEPAREN!-

Reconocimiento.

La Asociación de Ex presidentes y miembros fundadores del Colegio de Abogados Litigantes de Querétaro,  encabezada por Ricardo Cárdenas Gracia, homenajeó anoche al doctor Mariano Amaya Serrano, con la presea al mérito académico y unión profesional “Lic. Ignacio Paulín Cosío”.

La cena, en el salón Cerro de las Campanas del Hotel Grand Fiesta Americana del BBQ, reunió a los profesionales del derecho en torno al  destacado ex secretario de la UAQ y líder fundador del Sindicado Unico de Personal Académico de nuestra Alma Mater.

Enhorabuena.

-¡AAAPUNTEN!-

Política en tiempos de fractura.

Este es el título del taller al que asiste Braulio Guerra Urbiola en Washington junto con un grupo del PRI nacional para ver las nuevas estrategias de campaña, con la intervención de los estrategas de las campañas de Obama y Trump.

¡Órale!

-¡FUEGO!-

Sonrisas.

Se reunió Marcos Aguilar Vega el lunes con grupos de payasos queretanos que se quejaron de la falta de seguridad, los asaltos y robos a casas habitación.Es en serio, advirtieron. El edil explicó que Querétaro ya no es el mismo y, como desde hace dos años, volvió a echarle la culpa de todo a las administraciones pasadas.

Buen chiste.

Armeros. Recibió a los directivos de Plaza de Armas, el Periódico de Querétaro, el General César Gómez, comandante de la XVII Zona Militar, a punto de nuestro séptimo aniversario. FOTO: ESPECIAL

Comentarios

Comentarios