CAEN ASESINOS DE PEÑUELAS

 

Dos delincuentes que en noviembre pasado asaltaron con violencia un negocio ubicado en la calle de Costureras de la conflictiva colonia de San Pedrito Peñuelas y cuyas acciones derivaron en la muerte de un trabajador de la Coca Cola, fueron aprendidos durante la madrugada del jueves en dos operativos que implementó la Fiscalía General del Estado en Lomas de Casablanca y en el fraccionamiento de La Pradera que se ubica en los límites del municipio de El Marqués y Querétaro.

Lo anterior, fue informado por el Vicefiscal de Investigación y Persecución del Delito Humberto Pérez González quien dijo que de acuerdo a las evidencias que se han recabado, los sujetos operaban a bordo de una motocicleta “A finales del 2016, se inició una carpeta de investigación con motivo del fallecimiento de una persona del sexo masculino que trabajaba como repartidor de una empresa de refrescos y que al momento de los hechos, se encontraba en el lugar.

Una tienda de abarrotes ubicada en San Pedrito Peñuelas”.Humberto Pérez, recordó que el día de los hechos, los amantes de lo ajeno llegaron al referido lugar a bordo de una motocicleta.

Al amagar a dos repartidores para exigirles el dinero producto de las ventas y sus pertenecías, uno de los asaltantes accionó su arma de fuego e hizo blanco en la cabeza del repartidor. Herido de gravedad, fue trasladado al Hospital General en donde mas tarde, se reportó su muerte.

Luego de que las personas fueran identificadas, un Fiscal solicitó las órdenes de aprehensión y de cateo para que los agentes del orden pudieran ingresar a las viviendas de los presuntos hampones.

Ya dentro de los domicilios, se encontraron objetos e identificaciones de diversos individuos que dieron cuenta a las autoridades que la dupla de maleantes ya había participado en varios atracos con violencia. El operativo fue apoyado por la Policía Estatal “Se localizaron diversos indicios criminales que se encuentran relacionados con otras carpetas de investigación iniciadas por robos con violencia”.

Una vez que el Juez de Control ha vinculado a proceso a los dos asaltantes, se les impuso la medida precautoria de prisión preventiva al tiempo que se estableció un plazo de investigación complementaria de tres meses. Por el delito de homicidio calificado, los hampones podrían pasar hasta 50 años tras las rejas aunado a lo que se acumule por las otras carpetas de investigación.

 

FERNANDO VENEGAS

Comentarios

Comentarios