“Busqué la perfección”, dice Flores en su carta

Maestro: Guadalupe Flores, por 19 años director de la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro, agradeció a su público y a cuatro gobernadores el apoyo recibido. FOTO: PDA
Maestro: Guadalupe Flores, por 19 años director de la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro, agradeció a su público y a cuatro gobernadores el apoyo recibido. FOTO: PDA

Redacción

Al agradecer el apoyo del público queretano y de los últimos cuatro gobernadores, el maestro José Guadalupe Flores da por terminada su etapa como director de la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro, a través de una carta enviada al periódico PLAZA DE ARMAS.

“Después de 19 años no hay por qué permanecer más, hay que cerrar círculos. La vida está para adelante, nunca para atrás”, escribe, y lamenta no por despedirse de frente por circunstancias especiales.

Advierte que hizo su trabajo sistemático y permanente en busca de la perfección musical sin esperar la permanencia sin fin, el reconocimiento o la gratitud de nadie.

Reconoce a los mandatarios estatales Ignacio Loyola Vera, Francisco Garrido Patrón, José Calzada Rovirosa y Francisco Domínguez su respaldo para consolidar a la OFEQ como una organización cultural importante en el estado y el país.

Tanto que la Legislatura declaró a la Filarmónica como “Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado de Querétaro”, único nombramiento en la República Mexicana, lo que le significa a Flores un gran orgullo.

Menciona también a Gabriel Siade, Enrique de Echávarry, Laura Corvera y Alfredo Botello, que desde sus cargos públicos estuvieron cerca del grupo, impulsándolo.

En especial reconoce el apoyo permanente del maestro Aurelio Olvera Montaño “Yeyo”, “quien con sus palabras me ayudó a seguir adelante en mi búsqueda de la excelencia musical de la Orquesta”.

En su mensaje, advierte Guadalupe Flores que siempre hay que saber cuándo una etapa de la vida llega a su fin y creo que la mía al frente de la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro ha terminado.

Sin embargo, apunta, no podía irme a mi nueva actividad sin despedirme de ustedes, los más importantes de mi profesión, El Público, por el que he trabajado toda mi vida y el que ha hecho de mi un profesional de la música en la especialidad de director de
Orquesta”.

Con ello se va Guadalupe Flores, sin entrar para nada en el atropello e ingratitud que implica su separación del cargo tan brillantemente desempeñado.

Comentarios

Comentarios