Augusto Isla

GOTA A GOTA

La urbanidad

Hace unos días, leí en la columna de Sergio Arturo Venegas Ramírez, en este diario claro está, una nota sobre una iniciativa de Ley de Protección a periodistas. Entre incrédulo y alarmado, comentaba que dicha iniciativa provenía de la cabeza de Antonio Zapata, un panista al que acusa (sus buenas razones tendrá) de intolerante e instigador contra los medios críticos. Pero lo curioso es que mi informante –de calidad- no tuvo acceso al proyecto.  Lo que sé de Zapata es, al menos, que ignora cortesías. Cuando yo fui director de archivos publiqué un libro de Daniel Valencia que resumía su investigación de la zona arqueológica de Corregidora. Muchas veces solicité una cita con Zapata para entregarle el libro en propia mano, un poco para inducirlo a la creación del museo de sitio. Nunca me recibió. Apenas se dignó enviar a un mensajero por el ejemplar. Y ni las gracias dio. Comprendí entonces que nada podría esperar de ese político pueblerino.  ¡Qué diferencia con Mauricio Kuri! todo un señor con sentido de la urbanidad. La urbanidad es señal de buena educación, significa en el lenguaje de todos los días ser cortés. Los buenos modales preceden, por lo general, a las buenas acciones. Por diversas opiniones me he podido enterar que se ha desempeñado bien como presidente municipal de Corregidora. Como muestra un botón: ha apoyado el museo de sitio, anhelo por años del arqueólogo Valencia. Y por dicho de quien sabe, el proyecto avanza y es magnífico. Me congratulo por ello. El premio de Kuri: continuar su carrera, ahora como candidato de su partido al Senado de la República. Suerte le deseo, Mauricio.

Y volviendo al asunto de la Ley. Pues a consulta ciudadana. Ya que atenerse a la iniciativa de ese personaje menor que es Zapata sería como colocar una daga en el cuello a la libertad de expresión (artículos 6 y 7 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos).

Comentarios

Comentarios