Arma de atacante en colegio de Monterrey era del padre: autoridades

Aldo Fasci, vocero del Grupo de Coordinación de Seguridad de Nuevo León, habló sobre el grupo al que pertenecía el adolescente que perpetró el ataque en el Colegio Americano del Noreste, en Monterrey.

“Son niños que tienen entre 11 y 14 años, los de mayor edad son de 17. Son niños que se siente desplazados con tendencias suicidas”, apuntó Fasci.

Este tipo de grupos no son organizaciones que promuevan actos vandálicos contra la sociedad, pero “sí donde se manifiestan sentimientos difíciles de entender para los adultos, como suicidios, sangre, violencia o armas”. El vocero afirmó que Federico avisó a sus compañero que llevaría un arma al colegio.

El vocero aclaró que los perfiles en Facebook de los niños que pertenecen a este tipo de grupos son reales, “los niños son transparentes en lo que manejan” haciendo referencia que manifiestan tal cual lo que sienten.

Fasci hizo un llamado a la población para poner atención en este tipo de grupos con tendencias suicidas o antisociales, afirmando que “tenemos que atacar el problema de raíz”.

El vocero puntualizó que el arma con el que Federico Guevara perpetró el ataque pertenecía al padre del adolescente, quien es un entusiasta de la cacería mientras el adolescente practicaba el mismo deporte, por lo que sabía utilizar el revolver.

El vocero del Grupo de Coordinación de Seguridad de Nuevo León cedió el micrófono a Manuel de la O Cavazos, secretario de Salud de Nuevo León, quien habló sobre la salud de las víctimas del ataque.

La maestra recibió un balazo en el cráneo, se encuentra en estado de salud grave y en cuidados intensivos, en el Hospital Universitario. En dicho nosocomio también se encuentra un adolescente que recibió un impacto de bala en el cráneo, su estado es grave.

En un hospital privado al sur de la ciudad se encuentra una joven que recibió un impacto de bala en el cráneo, su estado de salud también es grave. Ha sido intervenida quirúrgicamente en dos ocasiones, siendo la última esta mañana.

Otra adolescente, que también fue víctima de la agresión, ha sido dada de alta. Ella recibió un balazo en el codo, la bala ha sido extraída de su cuerpo.

El agresor perdió la vida, su familia pidió que donaran los órganos. “Donó el hígado, el cual ya fue trasplantado. Donó los dos riñones, los cuales fueron trasplantados a dos personas distintas. Donó las córneas, que están pendientes por trasplantar”, afirmó el secretario.

Manuel de la O Cavazos también hizo un llamado a la sociedad: “Debemos de estar más al pendiente de nuestros hijos. Tenemos serios problemas de salud pública, como embarazos en adolescentes y consumo de drogas”, el secretario afirmó que en Nuevo León el consumo de drogas empieza en gran medida desde la adolescencia.

 

Comentarios

Comentarios