ANARQUÍA POR QROBUS

Usuarios del sistema de transporte Qrobus reportaron larga espera para acceder a los pequeños autobuses chinos. En algunos casos, debieron aguantar hasta 60 minutos. FOTO: ESPECIAL
Usuarios del sistema de transporte Qrobus reportaron larga espera para acceder a los pequeños autobuses chinos. En algunos casos, debieron aguantar hasta 60 minutos. FOTO: ESPECIAL

Con 21 rutas adicionales circulando sobre la avenida Zaragoza, la capital vivió un día de caos por la llegada del nuevo sistema de transporte público Qrobus. Y es que los usuarios del servicio colectivo no se dieron por enterados de que los camiones ya no circularán sobre la avenida Constituyentes. Por otro lado,  el municipio de Querétaro se encuentra ejecutando obras en avenida Universidad y la avenida Ezequiel Montes. Por si fuera poco, los automovilistas no respetaron la prohibición de las vueltas a la izquierda sobre la avenida. Todo lo anterior se conjugó para que las principales vialidades de la capital se convirtieran en un estacionamiento. La anarquía se apoderó de la movilidad en la zona metropolitana.

Los primeros usuarios del sistema Qrobus, reportaron esperas de hasta 60 minutos de una estación a otra y nula capacitación por parte de los operadores a quienes se les apagaban las unidades e incluso ignoraban el carril confinado para conducir los camiones chinos como si fueran de los modelos anteriores “Hoy tomé la ruta 132 y me sentí como en auto sardina. Están muy pequeños , no tienen asiento especial ( para mujeres embarazadas y personas de la tercera edad .. ) y el chofer no sabia ni lo que le apretaba y si quieren cambiar el servicio al menos contraten choferes nuevos y mejor capacitados”. Refirió la usuaria Blanca Lara.

Otra de las quejas recurrentes por parte de los ciudadanos fue la mala distribución de los lugares en los camiones chinos y el hecho de que no suene el timbre al oprimir el botón sino hasta medio minuto después. En lo que ve a los camiones que “aventaron” para Zaragoza, causó confusión el que trajeran dos rutas en el parabrisas y una gran molestia por que había unidades que ya no traían el lector de tarjetas de Red Q y se obligaba a los pasajeros a desembolsar efectivo.

POR: FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ

Comentarios

Comentarios