Amagan a maestros de UAQ

De la patada: Fueron retirados a puntapiés, aquellos que se manifestaban en contra de la obra de Madero por considerar que atenta contra el patrimonio y el presupuesto de los queretanos. FOTO: ARCHIVO
De la patada: Fueron retirados a puntapiés, aquellos que se manifestaban en contra de la obra de Madero por considerar que atenta contra el patrimonio y el presupuesto de los queretanos. FOTO: ARCHIVO

El H. Consejo Universitario externó su respaldo al Lic. César David Tarello Leal, profesor de la Facultad de Derecho, quien ha denunciado diversas amenazas contra su ejercicio profesional; así como a la Dra. Fabiola Larrondo Montes, también docente de dicha unidad académica, y a los habitantes del Centro Histórico, debido a las intimidaciones que han sufrido por parte de autoridades del Estado y Municipio de Querétaro.

Los Consejeros reprobaron el abuso de la fuerza pública para limitar el derecho a la libre expresión y replegar a los ciudadanos que han emprendido la defensa del patrimonio histórico de Querétaro. Por ello, el H. Consejo Universitario hará un pronunciamiento formal rechazando esas acciones de la autoridad y sumándose a la exigencia de cuidar y conservar del Centro Histórico.

Esto, derivado de que el gobierno municipal, con elementos de la policía local, llevó a cabo el desalojo y detención de ciudadanos que impedían que –con maquinaria pesada- siguieran quitando el adoquín de la Calle Francisco I. Madero para realizar una rehabilitación en ese espacio. Al respecto, la Dra. Larrondo Montes detalló que durante los 15 días que habitantes del Centro Histórico estuvieron resguardando esa calle, recabaron más de 5 mil 600 firmas de la personas que consideran que dicha obra es innecesaria.

La catedrática resaltó que desde 1981 por decreto presidencial el Centro Histórico fue declarado como lugar de sitios y monumentos, y desde 1996 es considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Señaló que en esa vialidad fue la Antigua Calle Real de Querétaro, ahí se encuentran edificaciones históricas tales como la Catedral, la Casa Conín  y la Casa del Diezmo donde hoy se encuentra la Dirección de Ingresos y donde se hospedó el cura Miguel Hidalgo.

Por tal motivo, dijo, existen protocolos internacionales que exigen que las obras en ese tipo de espacios “sean hechas de manera quirúrgica, a mano” y no utilizando maquinaria pesada, tal como sucede actualmente, a pesar de que también el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) emitió una recomendación enfatizando este aspecto. “Es un daño muy grave porque en este tipo de construcciones antiguas no se puede meter ese tipo de maquinaria. Hicimos notar que es necesario intervenir el Centro pero en calles y banquetas que están destruidas”, externó Dra. Larrondo Montes.

En ese sentido, la directora de la Facultad de Filosofía, Dra. Margarita Espinosa Blas, reiteró que el espacio de esa unidad académica también forma parte del catálogo del Patrimonio de la Humanidad y ahí se tiene un deterioro considerable; pues a pesar de las gestiones para conservar el lugar, los procesos ante el INAH son muy lentos; tan sólo ejemplificó que tardó más de un año el resolutivo de esa instancia para realizar la impermeabilización de tres patios y para una excavación que es necesaria como parte del diagnóstico de ese edificio.

Por su parte, el director de la Facultad de Ingeniería (FI), Dr. Aurelio Domínguez González, reiteró la disposición que en otras ocasiones los universitarios han manifestado a las autoridades gubernamentales para hacer los dictámenes técnicos que cumplan con todas las normas y especificaciones que se deben de llevar; “sin embargo, muchas veces somos ignorados, recuerdo que solicitamos el estudio de movilidad y nunca se nos dio, no sabemos si existió en su momento o si existe, y toda obra debe estar muy bien planeada”.

De igual forma, el Dr. Juan Carlos Jáuregui Correa, consejero catedrático de la FI, advirtió que en el Acueducto hay una construcción con excavaciones profundas de  la que no se sabe qué afectaciones pueda ocasionar a ese monumento emblemático del estado de Querétaro. Indicó que además  esa construcción es un edificio que va a tapar la visibilidad del Acueducto, tal como el edificio que se construye en Av. 5 de Febrero esquina con Av. del Río obstruye la vista del monumento a Benito Juárez en el Cerro de la Campanas.

“Es una pregunta muy seria a las autoridades que están permitiendo estas edificaciones en el Centro Histórico de la Ciudad y que pueden poner en riesgo el reconocimiento de patrimonio de la humanidad, ya ha habido amenazas al respecto en otras partes del país y por eso es importante”, consideró.

POR: VÍCTOR POLENCIANO

Comentarios

Comentarios