Alma Carolina Viggiano

COLUMNA INVITADA

La Auditoría contra la corrupción

“La injusticia es humana, pero más humana es la lucha contra la injusticia”. Bertolt Brecht
El Sistema Nacional Anticorrupción tiene como propósito combatir conductas contrarias a la ley cometidas por servidores públicos de todos los niveles de Gobierno.
En este sistema, la Auditoría Superior de la Federación es el órgano técnico especializado de la Cámara de Diputados, dotado de autonomía técnica y de gestión, que se encarga de fiscalizar el uso de los recursos públicos, es decir, vigilar que no existan actos de corrupción en el ejercicio del dinero que es de todas y todos los mexicanos.
La Auditoría es la columna vertebral del sistema porque es la institución encargada de velar por la transparencia y la rendición de cuentas, que hoy día tiene nuevas facultades para fiscalizar a todos los organismos, dependencias y entidades de la administración pública en sus tres niveles de Gobierno.
Por ello, durante dos semanas desahogamos, en la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, que está integrada por diputados y diputadas de todos los partidos políticos, el proceso para elegir a quien será el titular de la Auditoría Superior de la Federación. Sabiendo la enorme importancia que este órgano representa para las y los mexicanos, el proceso se ha desahogado con absoluta transparencia y profesionalismo.
El pasado 17 de noviembre fue publicada la convocatoria para la designación de la o el titular de la Auditoría Superior de la Federación para el periodo de 2018 a 2025. Del 27 de noviembre al 1 de diciembre llevamos a cabo el análisis de las solicitudes de los candidatos, proceso del que resultaron 41 aspirantes.
Durante 4 días los aspirantes fueron entrevistados para que expusieran a los integrantes de la Comisión principalmente tres puntos: el análisis de retos de la Auditoría y los alcances del Sistema Nacional Anticorrupción; la visión para mejorar el desempeño de los órganos y de la fiscalización en México, además de los argumentos con los que sustentan que están calificados para ocupar el cargo.
Por supuesto las y los legisladores pudimos cuestionar y solicitar la información adicional que consideramos necesaria. Es así como se eligió la terna que está integrada por Ángel Trinidad Zaldívar, David Rogelio Colmenares Páramo y Salim Arturo Orcí Magaña.
Lo que sigue es que el próximo martes el Pleno de la Cámara de Diputados decida por la votación de las dos terceras partes de las y los legisladores presentes quién será el titular de este órgano, que es la columna vertebral del Sistema Nacional Anticorrupción.
Es importante señalar dos cosas, la primera es que todo el proceso fue público y transmitido en vivo por el Canal del Congreso y, la segunda, es que todas las decisiones fueron tomadas por unanimidad, es decir, todos los partidos fuimos capaces de construir acuerdos.

Comentarios

Comentarios