Alejandro Angulo

ENERGÍA Y MEDIO AMBIENTE

La Eficiencia Energética o la Levedad de la Transición

Con motivo del Día Mundial de la Eficiencia Energética, las notas periodísticas, artículos y declaraciones, se llenaron los medios de comunicación, sin embargo, el ciudadano común, ni por enterado se dio. Pero así de preocupante, también es el hecho de que el Gobierno en sus diferentes niveles desde lo federal hasta lo municipal, no han asumido una responsabilidad real, para presentar sus programas de transición energética, sus metas y la hoja de ruta. Sigue en Querétaro, sin aparecer una propuesta en esta asignatura ya de por si pendiente.

Será que el humano, frente a la adversidad anunciada, prevista y en curso, prefiere mejor voltear hacia otra parte, que darse a la tarea de resolver el problema para esta generación y la que viene.

En verdad, lo único bueno que vi en estos días, es que en la calle de Río de la Loza, en un Hotel pequeño con escaso un año de su apertura, recién instalaron alrededor de unos 45 paneles solares, lo que supongo que casi abastecerá su demanda.

Y es curioso que mientras se registran alzas en las tarifas de luz, pese a que había la promesa de que no aumentaría, lo cierto es que sucedió, situación que por otra parte debería servirnos para voltear por un momento a ver las alternativas de otras fuentes más limpias y más económicas.

Se piensa que sólo la llegada de más empresas e industrias contribuirá a la economía local, pero se pierde de vista, que los costos energéticos en el sector, pueden disparar una tendencia de pérdida de competitividad en los mercados, sobre todo los internacionales.

El tiempo nos dará la razón, sobre la urgencia y pertinencia de abonar en el desarrollo del sector energético en el estado, es decir, en lograr inversiones tanto del sector privado como el público para sostener el crecimiento de la demanda y aprovechar las ventajas comparativas de la ubicación geográfica de la entidad en cuanto a radiación solar se refiere.

Amén de que existen otras fuentes que pueden ser aprovechadas, como lo son los distintos residuos que se producen en la ciudad como en el sector agropecuario, que bien pudieran canalizarse a la producción de energía y ya veremos si en la propuesta de la Ley de Residuos del Estado, se contempló este re-uso, o quedó de nuevo en el olvido, a pesar del fuerte componente del enfoque de economía circular.

Mientras hay que continuar festejando el día, la semana, el mes y el año con la eficiencia energética.

Comentarios

Comentarios