Acusan derechohabientes del IMSS en San Juan del Río irregularidades en tratamiento

La clínica Santa Carmen da el servicio por el que el Seguro Social paga una millonaria suma cada mes. Aún así, los pacientes pagan hasta 90 pesos por el parche del catéter con el argumento de que el que les da el IMSS es “Chafa”. foto: especial
La clínica Santa Carmen da el servicio por el que el Seguro Social paga una millonaria suma cada mes. Aún así, los pacientes pagan hasta 90 pesos por el parche del catéter con el argumento de que el que les da el IMSS es “Chafa”. foto: especial

San Juan del Río.- También derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social en San Juan del Río, se quejan de la falta de profesionalismo en el servicio que ofrece la clínica especializada en la atención a pacientes con deficiencia renal.

De acuerdo con uno de los entrevistados, refiere que existen malos tratos, además de no respetar los horarios de las citas, “tenemos mal trato por los enfermeros Paco y Erika, así como la recepcionista quien no tiene la capacitación para tratar a los pacientes, además de que no saben bien y le mueven a la máquina; no  se lavan las manos, no usan cubre bocas, ni los de enfermería ni el personal de aseo. Hay un tal ingeniero Gutiérrez que también quiere prescribir como si fuera nefrólogo y da indicaciones de lo que hay que moverle a la máquina”.

Se conoció que el Hospital General de Zona Número 3, del IMSS en San Juan del Río, tiene identificados alrededor de 350 pacientes renales, de los cuales un aproximado de 35 de ellos han presentado quejas en diferentes modalidades, caracterizándose aquellos que han presentado algún tipo de disfunción en los catéter, los cuales no son liberados correctamente del sello protector que se les coloca al final de cada sesión, y por la cual se presume se introduzca algún tipo de sustancia a las venas.

“Al final de cada sesión nos colocan una especie de líquido en el catéter, para sellarlo pero al momento de volver a tener alguna otra sesión no lo retiran bien, por lo que supongo es lo que se me está yendo a las venas y me provoca bolitas en el brazo. Además de que el personal de enfermería no nos atiende ya que usan el celular, y no se lavan las manos posteriormente o usan guantes, tampoco se lavan las manos cuando nos conectan o nos van a revisar el catéter, y en sima de eso nos venden unos parches, que porque dicen que los que les da el seguro no sirven”.

POR: ROSSY MARTÍNEZ / CORRESPONSAL

Comentarios

Comentarios