Walter Alonso y su paso por grupos criminales

Ubicado en el corredor de drogas Acapulco-Cuernavaca y utilizado como puerta de entrada para el tráfico de drogas, el municipio guerrerense de Huitzuco ha vivido bajo el fuego y las balas de tres grupos del crimen organizado en los últimos años. La Familia Michoacana, Guerreros Unidos y Los Rojos son los cárteles que han peleado este municipio. El nombre de Walter Alfonso Deloya, “El W” o “La Medusa”, es conocido muy conocido en la región, ya que trabajó para los tres grupos criminales, saltó de uno a otro.

Tras las fracturas al interior del cártel de Los Beltrán Leyva –que tenía el control de Morelos y Guerrero-, por la muerte de Arturo Beltrán Leyva “El Barbas”, La Familia Michoacana se expandió para dominar en Tierra Caliente. Tuvo presencia en Iguala, Cocula, Huitzuco, Arcelia, Ciudad Altamirano, entre otros municipios. Con violencia hicieron sentir su poder. Walter Alfonso Deloya “El W” o “La Medusa”, era el jefe de plaza en Huitzuco para la organización criminal.

El empresario ganadero Ignacio Figueroa Almanzo –hermano del entonces alcalde de Huitzuco, Norberto Figueroa Almanzo-, fue secuestrado el 4 de agosto de 2014 por integrantes de La Familia Michoacana, como medida de presión para exigir la renuncia del titular de seguridad pública, Javier Duarte Núñez. Ignacio Figueroa Almanzo, fue director de la Policía Judicial del estado.

Una semana después del cautiverio, lo liberaron sus captores. A mediados de mayo de 2015, fue destituido Javier Duarte Núñez. La titularidad de la Dirección de Seguridad Pública la asumió, Leonardo Evangelista Sánchez, quien fue asesinado a balazos el 3 de junio de ese año. La Familia Michoacana ya estaba en Huitzuco. El 14 agosto de 2014, elementos de la policía municipal, la Fuerza Estatal, la Ministerial e integrantes del Ejército mexicano, desmantelaron un supuesto campamento de La Familia Michoacana instalado casi a la entrada de la comunidad de Quetzalapa. En el lugar se aseguraron armas, vehículos y municiones. Dos presuntos sicarios murieron durante un enfrentamiento en el lugar. Guerreros Unidos Los Guerreros Unidos surgieron para expulsar a La Familia Michoacana, y dominar el tráfico de heroína y mariguana en Guerrero y Morelos, así como los delitos de secuestro y extorsión. En junio de 2015, “El Cholo” fue detenido cuando salía de un hospital en la colonia Roma. Fue ingresado al Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial en Cuautla, por los delitos de delincuencia organizada, contra la salud y privación ilegal de la libertad.

Los Rojos

La incursión comenzó poco a poco. En febrero de 2013, el alcalde de Huitzuco, Norberto Figueroa Almazo, junto con su chofer y tesorero, fueron reportados como “desaparecidos” después de acudir a Iguala a la Feria Nacional de la Bandera. A principios de ese mes, a través de narcomantas, se hicieron señalamientos de presuntos vínculos entre algunas autoridades y Los Rojos. “

. Ante las detenciones del operador financiero y los jefes de plaza de Guerreros Unidos, el cártel de Los Rojos buscó apoderarse totalmente de Huitzuco. Lo hicieron de la mano de Walter Alfonso Deloya “El W” o “La Medusa”.

En septiembre de 2015, fuerzas federales aseguraron a cuatro presuntos secuestradores en Paso Morelos, Huitzuco, quienes dijeron trabajar para Los Rojos; entre las personas rescatadas se encontraba el Mayor del Ejército, Braulio Santana Catalán. Los detenidos habrían confesado que trabajaban bajo el mando de Walter Alfonso Deloya “El W” o “La Medusa”.

Tres meses después, en diciembre de 2015, elementos de la Policía Federal aseguraron en la Autopista del Sol a cinco presuntos integrantes de Los Rojos. Les aseguraron tres armas cortas, cartuchos y mariguana, uno de los detenidos era Enrique Cortés Cervantes “El Baleado”, presunto operador de Santiago Mazarí “El Carrete” o “El 8”, líder de Los Rojos en Morelos. En marzo los Guerreros Unidos le mandaron un mensaje a “El W” o “El Walter”, lo dejaron junto a un cadáver en Iguala.

LA SILLA ROTA/ PARIS ALEJANDRO SALAZAR

Comentarios

Comentarios