Víctor Manuel Juárez

OLÓGRAFO

La contienda en la CDMX

Llegó la navidad y con ella la contienda por la capital de país Es tiempo de lucha electoral, pero también es la hora de los ciudadanos. Sensibilizados por el miedo y los daños causados por el tremendo terremoto del pasado 19 de septiembre, que sacudió con inusitada fuerza las entrañas de la tierra y provocara muerte y destrucción, los capitalinos observan expectantes el desarrollo de las precandidaturas y las ofertas de sus personeros. Definidos ya dos de los tres partidos dispuestos a partírsela por la city, falta aún el tercer o la tercera en pugna.
El partido creado por Andrés López Obrador y que le quitara mucha clientela al debilitado Partido de la Revolución Democrática (PRD), ya tiene candidata, y fuerte, en la figura de la física universitaria y ex delegada de Tlalpan. Claudia Sheinbaum. Los cuestionamientos y ataques recibidos por lo ocurrido en el colegio particular Enrique Rébsamen, de la citada demarcación, no le ocasionaron mella alguna y se mantiene al frente en encuestas y preferencias de votos. Incluso ha mostrado músculo en diversos actos anticipados de campaña.
El Partido Revolucionario Institucional (PRI), luego de 20 años de ausencia, desde que fuera humillado por Cuauhtémoc Cárdenas, vuelve en la figura de un notable funcionario público federal muy cercano a José Antonio Meade y circulo que lo acompaña en la otra búsqueda, la de la grande. Se trata de Mike Arriola, quien fincará su campaña en el dizque logros obtenidos en el Instituto Mexicano del Seguro Social al limpiar sus finanzas y acortar los tiempos de espera de los pacientes. La realidad la ingeniería financiera se hizo desde tiempos de Ernesto Zedillo y consistió en recargarle las jubilaciones a los propios jubilados a través de incobrables Afores, a la vez que los enfermos que acuden al IMSS pasan largas horas antes de ser atendidos.
El PRD irá coaligado con el Partido de Acción Nacional y Movimiento Ciudadano, a sabiendas de que aún conserva fuerza, estructura y simpatizantes en diversas delegaciones sumamente pobladas, empero es de recordarse que perdió varios de sus bastiones ante representantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). La lucha por definir a su candidato apenas empieza y la contienda interna luce además de interesante muy competida. La señora Alejandra Barrales, descobijada por su cómplice Miguel Ángel Mancera, deberá sostener una contienda interna, de la cual duda salga vencedora. Ello en el supuesto de que sea una genuina y real lucha interna por sacar a su mejor prospecto y no una mera estrategia para allegarse de los recursos que otorgan las autoridades electorales capitalinas en el caso de existir una necesaria definición de sus precandidatos. Así, Alejandra Barrales Magdaleno deberá mostrar que es mejor que dos ex colaboradores cercanos de Mancera, como son el ex secretario de Salud, diseñador del Médico en tu casa, doctor José Antonio Ahued y Salomón Chertorivski Woldenberg, joven político con estudios de economía y que ocupara la cartera de la Secretaría de Desarrollo Económico de la ciudad.
Primo de José Woldenberg, Salomón tiene estudios de posgrado en economía por el ITAM y es muy bien visto por el empresariado chilango. Con dos gallos con espolones, la señora Barrales deberé ser ingeniosa, talentosa y verdaderamente propositiva en sus ofertas de gobierno para la ciudad. La grilla que maneja muy bien y la ha llevado a escalar diversas posiciones no el alcanzará para sus ambiciones de ser la primera mujer que gobierne la ciudad. El gremio aeronáutico del que proviene no la ve con buenos ojos, y para muchas sobrecargos despedidas de Mexicana de Aviación, ella fue una de las culpables de reventar su movimiento y que aún deban luchar por su liquidación. Pero más allá de su dudoso pasado como lideresa sindical, recientemente los medios han ventilado una serie de propiedades inmobiliarias de muy valor tanto en México, como el Miami. Sus gustos y gastos, dice sus malquerientes, no corresponden a los de una luchadora social de izquierda, más bien a los de una princesa del Palacio de Hierro. Eso pesará ante el electorado sensible, muy sensible frente a las injusticias sociales.
La gran duda es para donde bateará el desplazado y derrotado en la lucha por la silla del Águila, Miguel Ángel Mancera –para muchos columnistas conocido ya como Ternurita–. Traicionado y muy enojado ha soltado a la arena política a dos de sus mejores gallos, altamente calificados en sus tareas. Sin mayor opción y para desgracia de los capitalinos, señala que se quedará en su cargo hasta que culmine su gestión. Hay incluso algunos analistas que creen que a la hora de la hora operará en favor de Morena para culminar su venganza contra quienes los traicionaron al interior del PRD. Los primeros rounds han iniciado y aventajan en presencia Claudia y Mikel.
Los Morenos caminan triunfantes y a la cabeza sin que hasta el momento nada ni nadie les hagan sombra u obstaculice su camino. Los tricolores con Arriola a la cabeza tienen mucho que remontar. La estructura y bases priístas son prácticamente inexistentes en la ciudad capital. Cuando Mucho cuentan con unos cuantos del PRI corporativo y de los adeptos de Cuauhtémoc Gutiérrez, el rey de la basura, acusado de abuso y acoso sexual en las mismas instalaciones del PRI capitalino. Se dice también candidato ciudadano y deberá convencer a los rancios del partidazo para que cierren filas en torno a él. Se deja ver en los medios electrónicos con un discurso basado en su paso por el IMSS, pero es un desconocido para los chilangos. El candidato o candidata de la Coalición, según los acuerdos tomados, toca al PRD definir al ungido o ungida. No lo hay hasta el momento y creo habrá muchos heridos en el proceso al interior del partido del sol Azteca. Faltan las propuestas que convenzan a los ciudadanos, dolidos por el terremoto, defraudados por las acciones del actual gobierno. Los fríos arrecian y los damnificados de los sismos, los que perdieron todo, siguen en la calle.

Comentarios

Comentarios