Van 4 militares muertos y 6 civiles por robo de gasolina en Puebla: Gobernador

Joaquín López-Dóriga, en su espacio en Radio Fórmula, entrevistó a José Antonio Gali Fayad, gobernador de Puebla, sobre los hechos de violencia en el estado relacionados con ladrones de combustible.

El mandatario estatal apuntó que los militares fueron agredidos mientras realizaban patrullajes en el zona conocida como el “Triángulo Rojo” en el estado de Puebla. Hay alrededor de 500 policías militares se presentaron en la zona para combatir el robo de combustible, que ocurre gracias a la participación de presidentes municipales y policías municipales coludidos con los criminales.

 

José Antonio Gali Fayad. FotoESPECIAL

“Tiene ocho años este problema. El robo es sobre el ducto de Minatitlán que conecta con el Estado de México. Esta actividad se ha convertido un deporte en el estado de Puebla”, apuntó el gobernador.

Gali Fayad dijo que el saldo que dejaron cuatro enfrentamientos durante la noche del miércoles entre ladrones de combustible y elementos de las Fuerzas Armadas es de cuatro militares muertos y 11 heridos, mientras que hay un policía herido y seis presuntos delincuentes muertos, entre ellos una mujer.

El mandatario estatal, quien considera a los ladrones de combustible como delincuencia organizada, apuntó que los criminales formaron un muro de mujeres y niños desde donde agredieron a los elementos de las Fuerzas Armadas.

“Los militares al ver que los delincuentes tenían niños y mujeres no contestaron la agresión. Hubo cuatro enfrentamientos durante la noche y en un momento los criminales salieron con camionetas blindadas y armas de alto calibre”, añadió el gobernador. “Las Fuerzas Armadas repelieron la agresión hasta este momento y detuvieron a 14 y decomisaron los vehículos blindados y las armas de alto poder”.

Sobre la posibilidad de decretar un estado de excepción en la zona, el mandatario estatal aseveró que esa decisión quedará en manos del gobierno Federal.

 

Militares en la zona donde ocurrieron las agresiones. Foto ESPECIAL

 

“Existe una gran preocupación sobre que con esta situación ya se hayan contaminado familias que permitan que niños y niñas sirvan de escudo para percibir alguna ganancia económica”.

Gali Fayad finalizó la entrevista dejando claro que alguien que encubre a los ladrones de combustible es un cómplice y que habrá detenidos por parte de la sociedad.

Comentarios

Comentarios