URGE MARIANO AL PRI A RECUPERAR CAUSAS

Sergio Arturo Venegas Alarcón

Lejos del poder, no de la política” el ex gobernador y dos veces presidente nacional del PRI Mariano Palacios Alcocer reconoce los errores cometidos por su partido al disputar el centro derecha a Acción Nacional, dejando el espacio centro progresista y la reivindicación de las causas sociales a López Obrador, por lo cual urge ya una discusión interna –que la actual dirigencia no ha tenido la capacidad ni sensibilidad de convocar- para analizar las causas de la derrota y presentar una propuesta programática que le permita volver a ser competitivo.

Entrevistado en su casa de Santa Rosa Jáuregui, el también ex secretario del Trabajo habla largo y tendido, por primera vez desde que dejó la embajada de México ante el Vaticano (hace tres años) y advierte que en la medida que haya crisis habrá liderazgos, pero “si hay comodidad y poltronería, seguirán dirigentes de ornamento que incluso han declarado no ser priistas, como el caso ridículo de Enrique Ochoa”.

El Doctor Palacios durante la entrevista con nuestro director, Sergio Arturo Venegas Alarcón. Foto: Sergio A. Venegas Ramírez

Vestido con camisa a cuadros, chaleco, jeans y tenis, Mariano, abogado por la UAQ en donde fungió como rector y doctor en derecho por la UNAM, ve una regresión a medio siglo de avances en los equilibrios de poder en el desarrollo de nuestro sistema democrático y un conflicto entre el apetito concentrador del Ejecutivo, en colisión con principios constitucionales básicos.

Observa igualmente una crisis en los partidos políticos en el mundo y particularmente en México, en donde no existe en este momento un real juego de los partidos, porque incluso Morena no lo es en sentido estricto, sino un movimiento encabezado por el presidente de la República.

Eso dice, el queretano que ha ocupado los más altos cargos políticos, quien ha sido el rector, senador y gobernador más joven del país y hoy, con el pelo y el mostacho nevado,  es el decano de los mandatarios del estado, tras la muerte de  Antonio Calzada Urquiza, en cuyo homenaje reapareció. “Fue mi jefe político. Yo le tengo gratitud y respeto. Por eso acudí al funeral y a la guardia que convocó el Ejecutivo en Palacio de Gobierno el domingo antepasado. Pero sí, he estado desde que regresamos de Roma, como lo dije, (sin apariciones públicas), prácticamente en actividades personales y familiares”.

Y este día, con motivo del noveno aniversario de PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, en cuya presentación nos hizo el honor de participar, concede esta amplia conversación en la que analiza la situación política de México, el acontecer internacional, el desarrollo de Querétaro, su estabilidad política a través de los sexenios, el incontenible boom inmobiliario y los principales problemas de la entidad: movilidad, seguridad y migración.

Aquí el resultado de este encuentro.

AMLO,TODO EL PODER

Sergio Arturo Venegas Alarcón (SAVA): Como nunca, los electores entregaron todo el poder al presidente López Obrador. ¿A dónde puede llevar al país esa fuerza, tanta fuerza en un hombre?

Mariano Palacios Alcocer (MPA): Yo creo que hay un diseño constitucional, sólidamente arraigado en la tradición política y en la historia política de México del Siglo XX que debe ser el Estado Federal, el sistema democrático, el principio vigente de la división de poderes; la existencia creciente de los derechos humanos y la salvaguarda de estos por organismos constitucionales,  jurisdiccionales y autónomos. De tal manera que yo creo que la concentración de poder del Ejecutivo va a entrar como ha estado ocurriendo en distintos momentos, en colisión con principios constitucionales básicos.

En distintos aspectos, la conformación de las cámaras y el Poder del Ejecutivo de hoy, se me figura al que tuvo el país hace 50 años. Cuando me inicié en la política a principios de los años 70, el Poder del Ejecutivo, facultades jurídicas y como se les denominaría académicamente metaconstitucionales, la conformación de las cámaras, los congresos locales del mismo partido que el del presidente y el gobierno y el Estado teniendo un mismo titular en el presidente de la República, adicionalmente de Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas.

Es decir, parecería que medio siglo de avances en los equilibrios de poder, en el desarrollo de un sistema democrático; en el establecimiento de medios de defensa de la constitucionalidad por órganos jurisdiccionales y políticos, en este momento está en una crisis dado el apetito concentrador de poder del Ejecutivo, la conformación mayoritaria que tiene en las cámaras del Congreso y en la mayoría de las legislaturas estatales. De tal manera que yo creo que el sistema democrático deberá imperar, por encima de los apetitos del hombre en turno.

SAVA: ¿Y la oposición en este caso, cuál es su responsabilidad y su reto? Porque hasta este momento se han impuesto la mayoría de las decisiones del presidente.

MPA: Yo he advertido en el Senado una línea de contención en lo que se refiere a los temas de reformas constitucionales. Cuando los diversos partidos, distintos al bloque de Morena, no han estado de acuerdo, como es el caso que ya hemos visto de enmendar la plana de Reforma Educativa y en materia de darle mando civil a la Guardia Nacional. Más recientemente en los temas de revocación de mandato, etcétera.  Es decir,  sí existen los instrumentos institucionales y constitucionales para garantizar equilibrios.

Ahora, me parece que el sistema de partidos políticos, que sigue siendo el sistema más idóneo en el ámbito internacional para garantizar el sistema democrático, está en crisis en el mundo: En Europa, el sistema de partidos está en crisis y han sido movimientos o defensa de causas emergentes, lo que ha venido a constituir los gobiernos. Así ocurre por ejemplo con Indignados o con Podemos en España. Así ocurre en Italia con la Lega Norte o con el Movimiento Cinque Stelle; o en Grecia con el movimiento de Alexis Tsipras que acaba de concluir su mandato y en la propia democracia norteamericana, donde Donald Trump se impone al sistema de partidos.

En México no existe en este momento un real juego de los partidos políticos, porque incluso Morena no es un partido político en sentido estricto, sino un movimiento encabezado por el presidente de la República. Es decir, el régimen de partidos en el mundo, en América Latina, los Estados Unidos y México, está en crisis. Pero a pesar de eso, no se ha logrado diseñar un régimen alternativo al régimen de partidos para fortalecer la democracia.

PRI PERDIÓ EL RUMBO

SAVA: En ese sentido, el PRI, que está en su proceso de renovación a nivel nacional y que algunos ven que podría tener alguna aproximación con Morena después de que sea electo Alejandro Moreno.

MPA: Yo creo que al partido le falta definir en una discusión interna y analizar qué es lo que ha ocurrido en los últimos comicios. Desgraciadamente, la dirigencia nacional no ha tenido la capacidad de convocatoria y de conducción para hacerle frente a las difíciles circunstancias que vive el país.

Años 90.Luis Donaldo Colosio, entonces dirigente del PRI, acompañó a Mariano Palacios Alcocer al asumir el queretano la presidencia de la Fundación Cambio XXI, que hoy lleva el nombre del sonorense. Los flanquean Rafael Rodríguez Barrera y Alfonso Martínez Domínguez, ex líderes del partido.

La sucesión en la dirigencia del PRI deberá ir aparejada por la realización de una Asamblea donde el partido clarifique y defina su perfil ideológico y de ahí deberá depender la presentación de un programa de acción del que ha estado ausente los últimos años.

El PRI disputó con el PAN el centro-derecha en los últimos años, cuando el PRI nunca estuvo con las políticas de centro-derecha. El PRI dejó el espacio del centro progresista y de las políticas sociales de avanzada, para entrar en una absurda discusión con el PAN de apoderarse del centro-derecha y dejar el espacio del centro-izquierda. De las reivindicaciones sociales, de las causas sociales, que fueron la bandera del PRI, en manos de López Obrador como patrimonio personal del Ejecutivo.

SAVA: Cayó al tercer lugar el PRI en esta elección a nivel nacional y en Querétaro también. Algunos hablan que debe cambiar de nombre, de logotipo, hasta de colores.

MPA: Lo que ocurre es que no se ha discutido internamente. La dirigencia no ha convocado; no ha tenido sensibilidad ni capacidad para hacerlo. Entonces, todo lo que se diga, que no sea una discusión institucional, son especulaciones.

SAVA: ¿Puede regresar el PRI?

MPA: Todos los partidos políticos han tenido altibajos. En la democracia, alternancia y permanencia, son opciones democráticas igualmente válidas. ¿Cuántas veces fue aspirante Lula da Silva a la presidencia del la república con el Partido de los Trabajadores en Brasil; o cuántas veces fue Silvio Berlusconi primer ministro; o cuántas estuvo el Partido Popular en España con José María Aznar y con Mariano Rajoy y hoy nuevamente el Partido Socialista Obrero Español tiene la posibilidad de volver a formar gobierno? Lo mismo ocurrió con demócratas y republicanos en los Estados Unidos; lo mismo ha ocurrido con los laboristas y los conservadores en Inglaterra. Es decir, suponer que un partido nazca para ganar siempre o nazca para perder siempre, es una utopía que no ocurre en una democracia real.

Mariano Palacios Alcocer apoyó la candidatura de José Antonio Meade a la Presidencia de la República. La imagen es de una gira del entonces candidato presidencial a Querétaro. Foto: Archivo

SAVA: Se habla de relanzar al PRI, de refundarlo, como se dijo alguna vez.

MPA: Yo creo que el PRI necesita una discusión reflexiva, crítica, autocrítica y propositiva. Cosa que no ha ocurrido en los dos últimos años.

SAVA: ¿Podrá el PRI conservar las gubernaturas que tiene, podrá ganar más en 2021?

MPA: Yo creo que si el PRI tiene una discusión inteligente, si tiene claridad ideológica, si tiene propuesta programática y si tiene liderazgo para garantizar unidad interna, el PRI será un partido competitivo. Porque a diferencia de los otros partidos, el PRI incluso por encima de Morena, tiene una sólida cultura institucional que es de lo que está siendo carente el país en este momento. El gobierno ha tratado de desmontar estructuras con la fuerza de sus mayorías, pero no ha tenido la capacidad para reconstruir las instituciones que deben sustituir a las que están debilitando o desapareciendo. Y el PRI si tiene eso: Una reserva de cultura institucional que no tiene Morena o de la que carecen o son adolescentes los otros partidos.

SAVA: ¿Y personas, cartas, candidatos, podrá tener?

MPA: En la medida en que haya crisis, habrá liderazgos. En la medida que haya comodidad y poltronería, seguirán dirigentes de ornamento, o que incluso han declarado no ser priístas como el caso ridículo de (Enrique) Ochoa.

En la imagen, Marino Palacios como embajador en una comida en El Vaticano con el presidente Enrique Peña Nieto y los principales colaboradores del Papa. Foto: Especial

MOVILIDAD Y SEGURIDAD

SAVA: Finalmente, de Querétaro. ¿Cómo ves tu estado?

MPA: Yo creo que Querétaro ha sido una entidad privilegiada por su ubicación geográfica y por el equilibrio de los factores económicos que le permiten dar empleo a su población. Querétaro tiene una base industrial fuerte; tiene una base agrícola, ganadera, turística, en otras épocas minera o forestal. Y fundamentalmente un sólido sector de servicios que le permite tener crecimiento. Querétaro se encuentra en un boom inmobiliario inusitado con una fuerte inversión en la industria de la construcción, en la industria inmobiliaria y esto ha hecho que Querétaro tenga un nivel de estabilidad y crecimiento por encima de la media nacional. A lo largo de distintos sexenios el caso de Querétaro ha sido paradigmático: si se compara a lo largo de varios sexenios los niveles de inversión, las tasas de desocupación, los niveles de ingreso, la infraestructura educativa donde tenemos hoy medio centenar de universidades o centros de educación superior o centros de investigación. Pero también Querétaro está siendo flagelado por algunos elementos que deben tomarse en consideración:

Yo diría, un problema serio de Querétaro es la movilidad. El problema de que el número de arterias para que transiten los vehículos es desproporcionada al crecimiento. De tal manera que un fenómeno persistente que habrá que analizarse a futuro es el fenómeno de la movilidad. Todos los sistemas que se han estado ensayando y diseñando de agilidad en el servicio y en el transporte público me parece que pueden ser mejorables. El problema de la movilidad.

Un segundo punto que me parece importante es mantener, cuidar, preservar la seguridad pública. El orden público, la paz social. La defensa de la vida, del patrimonio de la seguridad de las familias queretanas.

Un tercer elemento que me parece importante es que haya un ejercicio creciente del sistema de partidos en Querétaro, para garantizar que a la buena calidad de vida material vaya aparejada una buena calidad de vida democrática. Y siendo como lo está haciendo, una entidad receptora de migración nacional e incluso internacional, me parece que eso obliga a un ejercicio de revisión de este tipo de derechos de las transferencia de las personas que en ejercicio del libre tránsito y libertad de asentamiento, han venido escogiendo a Querétaro, donde si los criterios de la autoridad como responsable de la rectoría del Estado en el desarrollo y en el crecimiento, hay que tener alertas visionarias para que el fenómeno de migración y de movimiento económico está siendo beneficiado Querétaro, sea aparejado de políticas de infraestructura y de desarrollo a futuro.

A Querétaro se da un fenómeno de migración poco usual, que no solo es el fenómeno de la migración del sur al norte sino mucha población del norte al sur; de estados del norte de la república que vienen a vivir a Querétaro, contra lo que ha sido en fenómeno de la migración que iba del sur al norte. Aquí también a Querétaro migran del norte al centro.

Querétaro ha tenido buenos gobiernos, ha tenido estabilidad en sus gobiernos, a diferencia de otros muchos estados. Digamos, el caso del último gobernador que no concluye su mandato en la historia de Querétaro, que fue Agapito Pozo o el que no concluye su mandato, José Calzada, por promociones o remociones al centro de la República, no implicaron rupturas por destitución de gobernadores como sí ha ocurrido en otras entidades. Entonces, digamos ha sido un estado que tiene mucha estabilidad institucional. Estabilidad política, estabilidad y crecimiento laboral. Mejoras en los niveles de ingreso; una ubicación geográfica encomiable y tiene una sociedad digamos histórica de Querétaro que es una sociedad respetuosa de las instituciones. Apta para la convivencia y entrenada en la alternancia.

SAVA: ¿Ya no tienes clases en la Universidad Autónoma de Querétaro?

MPA: No.

SAVA: ¿Ningún tipo de actividad, excepto haber ido recientemente al homenaje al arquitecto Antonio Calzada?

MPA: Fue mi jefe político. Yo le tengo gratitud y respeto. Por eso acudí al funeral y a la guardia que convocó el Ejecutivo en Palacio de Gobierno el domingo antepasado. Pero sí, he estado, desde que regresamos de Roma, como lo dije, prácticamente en actividades personales y familiares.

SAVA: Pero siempre se ha dicho que los políticos no se retiran…

MPA: Yo estoy lejos del poder, no de la política. La política es una ciencia, es un conjunto de ideas. Lejos del poder, no de la política.

SAVA: Gracias, Mariano.

Comentarios

Comentarios