Trump defiende derecho a portar armas

FOTO: INTERNET
FOTO: INTERNET

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió este viernes “el derecho del pueblo de tener y portar armas” durante un discurso en la convención de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), y dijo que ese grupo tiene “un amigo” en la Casa Blanca.

Trump es el primer presidente estadounidense en dirigirse a la convención anual de la NRA, el grupo de presión (lobby) más grande del país en favor de la posesión de armas, desde que lo hizo Ronald Reagan en 1983. El grupo le otorgó apoyo durante su campaña electoral.

En referencia a la administración de Barack Obama, Trump dijo que “el asalto de ocho años contra sus derechos protegidos por la Segunda Enmienda (de la Constitución) ha llegado a un final apabullante”

“Como presidente, nunca interferiré en el derecho del pueblo de tener y portar armas. La libertad no es un regalo del gobierno, sino un regalo de Dios”, subrayó.

El mandatario que este sábado cumple sus primeros 100 días en el gobierno prometió a los asistentes que será recíproco en el apoyo que le brindaron en su campaña electoral al señalar que “como ustedes me apoyaron, yo voy a apoyarles ahora”.

Trump ratificó sus promesas de campaña para ampliar los derechos de propiedad de armas y revertir algunas de las restricciones instituidas por su antecesor demócrata, Barack Obama.

Indicó que al prohibir las armas “sólo los criminales estarán armados” y se refirió en especial al caso de la banda criminal Mara Salvatrucha (MS-13), que opera en Los Ángeles, California, y en países de Centroamérica como El Salvador y aseguró que “los vamos a sacar de aquí”.

La posición de Trump choca con la del expresidente Obama, quien impulsó en 2013 medidas para el control de armas, entre ellas la verificación de antecedentes de los compradores, las cuales no lograron avanzar en el Congreso, en parte debido a la influencia de la NRA.

Trump espera que su discurso pueda ayudar a renovar su posición entre un sector de la base conservadora después de ver al presidente revertir el curso de una serie de promesas de campaña en sus primeros 100 días de gobierno.

POR: LÓPEZ-DÓRIGA.COM

Comentarios

Comentarios