FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ

Llama a elevar el nivel político al gobierno, sus candidatos y la oposición.

En contra de la guerra sucia y de las pre-pre campañas de quienes no se dedican a trabajar sino a futurear, el súper delegado Gilberto Herrera Ruiz dijo que está en manos del gobierno en turno, sus candidatos y la oposición elevar el nivel político y no andar ambicionando en este momento el querer ser gobernadores, presidentes municipal o diputados en el 2021.

A través de sus reflexiones en Radio y TV UAQ, el también ex rector se refirió a la difamación periodística y a los ataques a su persona, como una política de la gente que está en poder y desea mantenerlo, impulsando a sus preferidos y denostando a los otros.
Es lamentable, apuntó en el programa Presencia Universitaria, conducido por Marco Antonio Lara,  “no ha pasado ni un año de la elección anterior, por la cual algunos tenemos una responsabilidad de dedicarnos al menos tres años a trabajar, no estar en precampañas, en la pre de la precampaña. Debemos de estar dedicándonos, en este momento, a trabajar y no a futurear. Para mi es muy claro que el trabajo es lo que debe llevar a los siguientes espacios. No es una cuestión de ambición, sino de trabajo”.

Es lamentable, insistió, el nivel político que estamos teniendo en Querétaro. Yo creo que tendríamos que elevarlo. Hay que cumplir el trabajo y las responsabilidad actual y no andar ambicionando el querer ser gobernadores,  presidentes municipales o diputados, en 2021.

A cumplir sus encomiendas llama Gilberto Herrera a los futuristas funcionarios. Foto: archivo

DERROCHE MEDIÁTICO
Igualmente cuestionó el gran gasto mediático que se hace en la promoción personal. “Están en el día del niño, luchas libres, bailando samba, todo lo que sea necesario para salir en la nota y que la gente los vea, y no en el trabajo, que debería de ser ¿eh? Yo no sé si a alguien le paguen tanto por asistir a la lucha libre.”

Fue entonces cuando se refirió al tema de la guerra sucia, que nace en las dictaduras para desaparecer personajes y negar la autoría. “Es lo mismo que está sucediendo ahora con la guerra sucia en la carrera electoral. En donde ya no hay investigación periodística sino difamación periodística. La estrategia es dices una verdad y puedes decir diez mentiras y ahí queda. De preferencia, anónimas para que no pase nada y no solamente difaman personas sino instituciones, como puede ser la Universidad”.

Recordó Gilberto Herrera que se ha hablado de un problema de la Universidad en 2017, con el supuesto desviío de 2,100 millones de pesos que podría llegar a 4,000. El presupuesto de la Universidad, explicó, “es de 1,800 millones. ¿Cómo es posible que todo el dinero se lo robaron, como si no se hubiera pagado la nómina. Se llegan a esas exageraciones”.
Se desprestigia hasta un constructor que tal vez no es afín a ellos que construyo este set de TV-UAQ y que cobró unos mini esplits que aquí están. Pero igual, no pasa nada con la difamación, y como ellos dicen, algo quedará, agregó.

En opinión del senador con licencia por Morena, “el gran problema es que no son cosas aisladas. Es una política de gobierno, de la gente que está en el poder para seguirlo manteniendo. El impulsar fuertemente a sus preferidos y denostar a los que no lo son. Y tenemos que elevar el nivel. Que Querétaro sea un ejemplo.

A mi me da gusto la Universidad, añadió. “En 2011 hubo una elección de rectoría que a muchos nos avergonzó. Sin embargo en 14 y 17 se puso el ejemplo y se discutieron ideas y no denostaciones. Yo creo que eso es lo que tiene que lograr Querétaro. Está en manos del gobierno en turno, de sus candidatos y de la oposición el mostrar ese nivel y hay que hacerlo, para poderle ofrecer a Querétaro. La guerra sucia en donde mejor impacta es en los países donde el nivel cultural es muy bajo. Y que está desinformado”.

MÁS TRABAJO LEGISLATIVO
Insistió en que los políticos deben entender que el trabajo los lleva al siguiente punto y eso también tiene que ver con nuestro senadores. Hay que ir al fondo de ello. El gran problema que tenemos. Sería un gran avance quitarle privilegios a los senadores y diputados.
Observó que solamente hay dos sesiones a la semana. Empiezan en febrero y acaban el 30 de abril. Tres meses. Después vacaciones, digamos receso. Después septiembre, octubre, noviembre y una parte de diciembre . Por lo tanto son 50 días de trabajo y si ves el ingreso que se paga por 50 días, es enorme el gasto.

Lo que tienen que hacer las cámaras alta y baja del Congreso de la Unión, propuso, es trabajar todo el año. Es el siguiente paso que se debe dar. Hay inversión fuerte en gente, en salarios e infraestructura. Y lo mismo en los congresos locales. O que se deje de pagar, que se consideren trabajos honorarios, por eso es el honorable Congreso de la Unión. Los mejores. Como en el Consejo Universitario, que no se les paga a sus miembros.

Yo espero finalizó, que en  esta cuarta transformación en la que se dio el paso de los privilegios económicos, se de el paso del trabajo. El presidente lo está demostrando. Todos los días a las siete de la mañana. Ese ejemplo debe permear en el Congreso de la Unión y los locales.

Comentarios

Comentarios