Tesoro de EU busca bienes de “El Licenciado” y Cártel de Sinaloa para decomisar

FOTO: PGR
FOTO: PGR

WASHINGTON.- El arresto de Dámaso López Núñez (a) El Licenciado, ex líder del poderoso Cártel de Sinaloa, durante menos de un año, accionó una coreografía de acciones de agencias federales de Estados Unidos.

La Oficina de Inteligencia Financiera, del Departamento del Tesoro, apoyada por agencias federales, detecta, ubica y analiza casas, edificios, inversiones, cuentas bancarias o automóviles de Damaso Lopez Nunez y del Cártel de Sinaloa, para decomisarlos y “compensar” así los más de 280 millones de dls que -dicen- obtuvo de múltiples contrabandos de cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana desde 2007.

Los Departamentos de Justicia y Estado, afinan la solicitud de extradición que presentarán a México, basada en la orden de aprehensión contra “El Licenciado” que anunció Neil MacBride, Fiscal Federal del Distrito Este de Virginia, el día 23 de Noviembre de 2011, cuando, -a petición de la fiscalía y la DEA-, se selló de nuevo la presentación de cargos de un Gran Jurado “por razones de seguridad”, hasta Marzo de 2013, cuando fue anunciada públicamente.

Se trata de la orden del caso No. 11-CR-00558, denominado Estados Unidos de Norteamérica contra Damaso Lopez Nunez, que no fue comunicada ni al gobierno de México.

López Núñez, era considerado como el 2o. lugarteniente del Cártel de Sinaloa, junto con Inés Coronel Barrera, padre de Emma Coronel, esposa de El Chapo.

Trabajo 15 años pagando sobornos y amenazando a autoridades de todos los niveles. Así creó una extensa infraestructura, con tentáculos a Estados Unidos, Perú, Colombia, Panamá, México y naciones de Centroamérica, con la que quiso ampliar el dominio global que logró El Chapo Guzmán.

El Departamento de Justicia y la DEA consideran al Cártel de Sinaloa, como un grupo del Crimen Organizado Internacional masivo, que domina las más grandes ciudades de California, Illinois, New York, Michigan, Nevada, Texas, Carolina del Sur, Delaware, Pensilvania, Minnesota, Kentucky, Georgia, México, Canadá, Colombia, Reino Unido, Filipinas, Guatemala, Honduras, El Salvador, Panamá, Venezuela, Costa Rica, Ecuador, China y naciones Africanas, donde se alió a las más grandes mafias.

El Chapo construyó una gigantesca infraestructura de transporte, como gran empresa abastecedora de productos, que utiliza Grandes aviones privados y comerciales, submarinos, semi-sumergibles, , veleros, barcos de contenedores, barcos de abastecimiento, lanchas rápidas, pesqueros, autobuses, trenes, trailers, camiones, automóviles, empresas de paquetería y hasta vehículos del ejército, en activo y retirado, según investigaciones del Departamento de Justicia.

Mueve su producto a través de garitas de entrada, ultra-ligeros, catapultas que lanzan pacas que recogen de inmediato una gran cantidad de personas, similar a las que operan en la construcción y recepción de drogas y personas a través de túneles transfronterizos y que llevan la droga a bodegas, donde se hace la distribución a diferentes rutas nacionales.

La DEA considera que sólo de un kilo de cocaína, que compra por 1,000.00 dls en Colombia, Bolivia o Perú, el Cartel de Sinaloa obtiene 10,000.00 en México, hasta 30,000.00 cruzando la frontera y en EU, cortado con otras substancias, hasta 100,000.00 dólares y transportan toneladas al día de todo tipo de drogas.

Las ganancias en efectivo, son transportadas también de contrabando, a través de la frontera así como mediante depósitos estructurados en bancos, transferencias electrónicas, divisa electrónica de juegos, sistemas de crédito, en vehículos de lujo y de mil formas, de las que, bajo la dirección del Chapo Guzmán, las autoridades estadounidenses no han visto 1 dólar.

Damaso Lopez Nuñez logró el control del Cartel de Sinaloa, tras la feroz batalla contra Jesus Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán hijos del Chapo Guzman, que llevo al máximo con el asalto y saqueo de la casa de la mama de El Chapo,.

“El Licenciado” vivía en la calle Nicolás Bravo 1607, de la Col. Guadalupe en Culiacán, Sinaloa y en la Calle Escobedo No. 24 de El Dorado, Culiacán y se identificaba con los RFC:  LOND6602221Y5, LOND660-222SE7 y el CURP LOND660222HSLPXM05.
Enfrenta cargos iniciales de “Conspiración para contrabandear miles de toneladas de drogas durante más de una década y conspiración para lavado de dinero, los que podrían aumentar, para garantizar una sentencia de cadena perpetua, tras el juicio a realizarse tan pronto sea extraditado por México.

24 Horas

Comentarios

Comentarios