SUSPENDERÁN PEREGRINACIÓN ESTE AÑO POR LA PANDEMIA

FOTO:SIETEFOTO

FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ

Frente a la contingencia sanitaria y en acuerdo con las asociaciones de peregrinos de Querétaro al Tepeyac, la Diócesis anunció suspender este año la centenaria romería para proteger la salud y la vida de sus participantes y de los habitantes de las poblaciones ubicadas en el trayecto, como ya se hizo en 2009 a causa de la influenza AH1N1.

Así, se resolvió -bajo el exhorto de ¡Quédate en casa!- en una asamblea extraordinaria celebrada con la asistencia de los presidentes seglares de las columnas de peregrinos y peregrinas de a pie y la de ciclistas, sus directores espirituales y el presbítero José Martín Lara Becerril en representación del obispo emérito y administrador diocesano Mario de Gasperín Gasperín.

La Peregrinación programada tradicionalmente en julio, la edición 130 de varones, debería de llegar el día 26 de ese mes a la Basílica de Guadalupe con el arribo de aproximadamente 70 mil romeros a los que sería imposible aplicar al 100 por ciento las medidas sanitarias de limpieza, incluida la sana distancia, sobre todo considerando la vulnerabilidad de los fieles de mayor edad.

La decisión, se dijo, es difícil y dolorosa, pero responsable, valiente y necesaria, porque se antepone el don de la vida humana , precioso regalo de Dios que no puede arriesgarse bajo ninguna circunstancia, invocando el ejemplo del Papa Francisco que prefirió cerrar la Basilica de San Pedro, al igual que todas las iglesias católicas.

En tales condiciones, se exhortó a los peregrinos a demostrar su gran amor a la Virgen María poniendo en práctica la obediencia, solidaridad y respeto, para no generar un foco de contagio que propague el virus y cree una situación incontrolable.

A través del comunicado que firman Gabriela Silicio Vadespino, Jaime Rojo Rojo y Raymundo Reséndiz Martínez a nombre de las tres columnas, junto con los presbíteros José Martín Lara Becerril, Ezequiel Muñoz García, Javier Bocanegra Morales y Alfonso Mondragón Rangel se acepta que para un romero es difícil, triste y nostálgico quedarse en casa, pero deben respetar y apoyar el esfuerzo de la sociedad y el gobierno para detener el contagio.

Igualmente recomendaron hacer este año una peregrinación familiar con un altar dedicado a la Virgen de Guadalupe, escuchar la misa en las plataformas digitales y rezar diariamente el Santo Rosario en familia, con la esperanza de reanudar la romería en 2021.
Cabe recordar que por la amenaza de la pandemia, se suspendieron antes los ritos de la Semana Santa y por primera vez la Procesión del Silencio.

Sería imposible aplicar medidas sanitarias a los más de 70 mil romeros que se estima, iniciarían su peregrinar rumbo a la Basílica de Guadalupe. FOTO: PLAZA DE ARMAS

Comentarios

Comentarios