Sin solución a comerciantes

Espera Pablo González Loyola apoyos para la restitución de sus puestos. O sea, indica, el pago de daños y perjuicios a los comerciantes del antiguo corredor industrial, desalojado por el Ayuntamiento de Querétaro y lugares adecuados para reubicarse. FOTO: DANIEL PEÑA
Mientras la Secretaría de Gobierno trata con los miembros de la organización Felipe Carrillo Puerto, el municipio de Querétaro proyecta la remodelación del parque capitalino. FOTO: FERNANDO VENEGAS

A un año de su detención por el supuesto delito de motín y con una orden federal de restitución de puestos en la Alameda, Pablo González Loyola –líder de la Unidad Cívica Felipe Carrillo Puerto- dice no ser intransigente y esperar respuestas de las autoridades.

Admite estar en pláticas con el secretario de Gobierno del Estado, Juan Martín Granados Torres, aunque no se les ha ofrecido una alternativa viable para desarrollar sus actividades comerciales.

-Nos proponen predios fuera del Centro Histórico, ubicados bajo líneas de alta tensión. Inaceptables.

Además, advierte, esperan apoyos para la restitución de sus puestos. O sea, indica, el pago de daños y perjuicios a los comerciantes del antiguo corredor industrial, desalojado por el Ayuntamiento de Querétaro.

Niega tener diálogo con el presidente municipal Marcos Aguilar, en quien no confían, o con alguno de sus colaboradores. El tema está en el nivel estatal y ahí, espera, deberá resolverse.

Como se recordará, la administración capitalina desalojó hace casi un año a los tianguistas de la Alameda, despojándolos de los espacios otorgados por el también panista Francisco Garrido Patrón. El frente principal de la Alameda, en la Avenida Zaragoza, fue dominado por varias organizaciones de comerciantes, la mayoría representados por González Loyola.

Casi un centenar de los agrupados han obtenido la protección de la justicia federal, ordenando la reposición de sus puestos por el tiempo vigente de la licencia en el momento de la desocupación.

La resolución, señala Pablo González Loyola, ordena la restitución de los puestos en la Alameda y será obedecida si las autoridades no ofrecen alternativas viables.

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Comentarios

Comentarios