Sergio Iván Arellano Ramos

TIEMPO NUEVO

Es necesario ampliar legislación: Maltrato Animal

Últimamente y de forma muy común, se han viralizado una infinidad de situaciones penosas gracias a las organizaciones protectoras de animales. Se han hecho de dominio público, videos que muestran la insensibilidad del ser humano, lo que causa la imposibilidad de terminar de verlos de tan triste contenido. Luchamos por los derechos humanos pero que hay de los derechos de los animales.

Nuestra legislación animal es muy vaga en cuanto a las sanciones aplicables para los que vulneran los derechos de los animales; se debe respetar el mínimo estándar de consideraciones hacia estos seres, al igual que nosotros, sienten y tienen el privilegio de la vida.

Es inevitable que el hombre se sirva de los animales para subsistir, con excepción de los veganos, la cual es una cultura de alimentación que merece nuestro reconocimiento y que está ganándose un lugar en la sociedad, paso a paso y con grandes resultados ya que estamos dejando de comer carne . Lo que si podemos evitar, es la crueldad con la que nos servimos de aquellos animales, la matanza incesante y de forma cruel, además de que también es evitable, el imperdonable trato hacia estos seres que no merecen más, que vivir sin sufrimiento.

El congreso local además de fortalecer la ley animal, debería estar pensando en un la creación de un organismo público protector animal, con el fin de educar, perseguir y prevenir, circunstancias referentes al maltrato animal. Es importante tomar en cuenta y aplaudir a las asociaciones civiles por su compromiso, aunado a que gracias a ellas y a las redes sociales, nos damos cuenta del fenómeno inconcebible en contra de los animales. Activistas como Eugenio Derbez, Marco Antonio Regil y en general la sociedad civil, tienen una función fundamental para ejercer presión en las legislaturas locales para que visualicen la relevancia del tema y así generar políticas públicas para evitar la constante forma de denigrar al animal y castigar todo acto que lo merezca con penas más severas. Necesitamos soluciones, las hay y han funcionado en otros países, enfrentamos un grave problema social que no puede esperar, mientras más sea la espera, más seres tan inocentes como los animales, seguirán siendo víctimas de gente con criterio irracional.

El premio nobel de literatura George Bernard Shaw, pensaba que: “el peor pecado para con nuestras criaturas amigas no es el odiarlas, sino ser indiferentes con ellas, esa es la esencia de la inhumanidad”. Concuerdo, la reflexión y las acciones dependen de cada uno de nosotros, por tanto es urgente aportar soluciones para cambiar lo que nos aqueja, es la vida de un ser viviente lo que está en juego.

Comentarios

Comentarios