Sergio Centeno García

Sergio Centeno García

PALABRA UNIVERSITARIA

¿Gobernadores abucheados?

En estos días ha corrido la especie de que los gobernadores panistas del país, que pertenecen a la derecha conservadora, empresarial y clerical más rancia de México, se han indignado porque cuando el presidente de la república acude a inaugurar algún programa u obra del gobierno federal a los estados que ellos “gobiernan”, han sido rechazados por los ciudadanos presentes a través de lo que coloquialmente en México llamamos “abucheo”, el cual consiste en que cuando el maestro de ceremonias o quien lleva la voz en el micrófono presenta a alguna persona ante el público, ésta es rechazada mediante gritos de desaprobación o palabras como “fuera”, “sáquenlo”, “ratero”, etcétera. Esto es lo que ha pasado casi invariablemente con los gobernadores emanados del PAN o del PRI, cuando han acompañado al presidente López Obrador a algún acto oficial.

Tal ha sido la “indignación” de estos gobernadores panistas, que al parecer han dado la orden a sus huestes para que cámara o celular en mano, filmen a los ciudadanos presentes que se atrevan a cuestionar su presencia o su trabajo mediante el abucheo. La idea que estos gobernadores derechistas aprendices de Pinochet tienen, es que una vez teniendo la evidencia de quienes son las personas que han osado rechazarlos con gritos o rechiflas, inventarles algún delito y fincarles alguna responsabilidad legal, toda vez que en sus estados son como virreyes, pues tienen el control del poder legislativo y judicial, y nada les costaría que ante un invento así alguno de los jueces estatales emitiera orden de aprehensión contra aquellos ciudadanos “groseros” , “mal  agradecidos” y “ciegos”,   que no ven que su gobernador panista está haciendo un excelente trabajo.

Sin embargo, la verdadera intención, siempre perversa, por parte de los políticos panistas que no aceptan cuestionamiento alguno a su trabajo sin montar en cólera, es asustar a las personas que acuden a recibir y a apoyar al presidente López Obrador, para que no insistan en rechazar su trabajo y presencia en dichas reuniones. Y por otro lado es hacer grilla como siempre en contra de el presidente de AMLO, pues ya montaron en los medios de comunicación masiva que los apoya y apapacha, la mentira de que han sido el presidente de la república y su gente quienes han instruido a los ciudadanos para que los rechace a gritos. Nada más mentiroso y perverso que eso, porque con el trabajo que está haciendo el presidente, el cual le ha acarreado un alto nivel de aprobación en el país, se antoja no sólo ilógico, sino totalmente innecesario semejante acción en contra de estos señores panistas.

En realidad a los gobernadores panistas les falta mucho vuelo político, mucha astucia e inteligencia, porque si bien ellos mismos saben que al asistir a un evento presidido por el señor AMLO se están metiendo en terreno ajeno y peligroso para su constate actuar deshonesto, donde es seguro que van a ser cuestionados, saben además que al acudir a acompañar a un presidente que no sólo detestan, sino que odian con todas sus fuerzas, no deben esperar nada agradable para su actuar deshonesto e hipócrita cuando lo saludan o intentan abrazar sólo por quedar bien con él. Eso la gente lo ve, lo siente y lo rechaza inmediatamente con gritos y rechiflas de modo natural y sin necesidad de que nadie se los diga. Por ello es que no existe la necesidad ni la posibilidad de que el presidente mande a su gente a incitar a los presentes para que los abucheen. Además esto de lo que acusan al presidente es un acto muy propio de los panistas, de los políticos deshonestos y es mucho más fácil que ellos mismos intentaran colar (siempre mediante una cantidad de dinero), a un buen número de gente a estas reuniones para que abucheen a AMLO, eso sí que suena muy real y posible, porque tal ha sido y es su forma de hacer política, lo que pasa es que como dice el dicho: “cree la araña que todos son de su calaña” y como para estos gobernadores panistas hacer eso es común y ordinario, piensan que para AMLO también lo es, cosa por demás equivocada.

La verdad es que lo que más les duele a estos gobernadores panistas es el rotundo rechazo que encuentran en el auditorio masivo que sigue al presidente. La verdad es que el propio AMLO cuando en los eventos ha mencionado a los diferentes gobernadores, ha tenido que solicitar y casi regañar a la gente para que los respeten, pero es tanto el desprestigio que tienen estos políticos panistas y el rechazo que la gente siente por ellos, que ni siquiera la profunda admiración y el gran respeto que le tienen a AMLO, han impedido que sean abucheados y rechazados.

En realidad todos estos tremendos “shows” mediáticos que arman los panistas, lo único que pretenden es disminuir la popularidad que tiene el presidente de la república dañando su imagen, pero ciertamente se ve que no lo han logrado ni lo lograrán. Un ejemplo de ello fue el rotundo fracaso de  la llamada “marcha fifí contra los 100 días de AMLO”, convocada por la clase adinerada del país este pasado fin de semana, a la cual asistieron un insignificante número de personas. La realidad es que aunque sigan amenazando y vociferando como viles aprendices de dictadores, los gobernadores panistas, siempre que se presenten en el mismo lugar que AMLO, tienen garantizada una buena rechifla y un buen abucheo por parte del pueblo, que ya conoce cómo actúan y cuáles son los verdaderos intereses que defienden. Intereses que por supuesto, nada tienen que ver con la gente pobre de cada estado.

Comentarios: [email protected]

Comentarios

Comentarios