Sergio Arturo Venegas Ramírez

PLAZA DE ARMAS

  • Habría molestado a criminales una entrevista
  • Tamborrel. resultados en temas de adicciones
  • Un nuevo hotel boutique en Plaza de Armas
  • María Alemán, prospecto para los comicios

Valdez, El Licenciado y Los Menores

Pegó en la línea de flotación: Sabino

La historia.

El cobarde asesinato del periodista Javier Valdez Calderón, se enmarca en la lucha por el poder de organizaciones criminales que –tras la caída de Joaquín El Chapo Guzmán- buscan quedarse con un negocio que anualmente genera miles de millones de dólares.

Pero quienes ordenaron el crimen, nunca imaginaron la reacción del gremio a nivel estatal, nacional e internacional.

Tampoco que –como publica Río Doce ayer- hubiera la condena de la CNDH, SIP, PEN Internacional y el Consejo para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) y entes mundiales como la UNESCO, la OEA, la Unión Europea y el gobierno de Francia.

Acostumbrados a hacer y deshacer, a decidir si vive o muere tal o cual persona, estos personajes pensaron que el asesinato de Valdez Calderón sería uno más sin resolver. Que entraría en ese 99% de los 102 crímenes de periodistas en nuestro país que no se resuelven. No fue así, como se puede observar en la indignación internacional.

¿Pero qué fue lo que molestó tanto a un grupo criminal, como para mandar matar a un periodista tan respetado y querido por tantos?

Periodistas sinaloenses, han mencionado una entrevista realizada por Valdez Calderón a un integrante del grupo de Dámaso López Núñez, El Licenciado, uno de los sucesores de El Chapo en Sinaloa, a quien acusaron de haber traicionado a su ex compadre, al emboscar a los hijos de Guzmán Loera en un pacto con el cártel Jalisco Nueva Generación.
Es difícil saberlo, pero el 20 de febrero de 2017, el periodista publicó en el semanario la entrevista en la que “el enviado” acusa a los hijos de El Chapo y uno de sus hermanos, de propiciar la escalada de violencia y de haberlo traicionado.

Según el propio medio, el día que su impreso salió a la calle con esa información, fue comprado en su totalidad por los hijos de Guzmán Loera para impedir que se conociera el contenido de la misma. Pero el texto fue subido a la web de Río Doce y conocido por los interesados.

La entrevista da algunas luces:

“El grupo que comanda Dámaso López Núñez no atacó a Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar, conocidos como Los chapitos o Los Menores, ni ha roto con Ismael Zambada García, el Mayo, afirmó un integrante de esta organización criminal enviada por elLicenciado para ser entrevistado por Ríodoce.

“Señaló que es falso que esté enfrentado con Zambada, a quien calificó como una fina persona, respetable y pacificador, de crucial importancia en el Cártel de Sinaloa, y que no fue invitado a la reunión celebrada el sábado 4 de febrero, a la que asistieron los hermanos Guzmán y el Mayo.

“De este encuentro se enteró el domingo y los primeros días de la semana, cuando llegaron versiones de que gatilleros de López Núñez atacaron a balazos a Los Menores. Versiones extraoficiales indican que ni Zambada García ni los Chapitos sufrieron lesiones, tal como lo dijeron éstos en la carta enviada al noticiero de Ciro Gómez Leyva la semana antepasada.

“El enviado de Dámaso, cuyo centro neurálgico de operaciones se ubica en la zona de Eldorado y parte del Valle de San Lorenzo, en esta ciudad capital —aunque tenía también el mando en La Paz, Baja California Sur, y Mazatlán— dijo que el Licenciado no se ubica fuera del Cártel de Sinaloa, debido a que conserva la amistad con Zambada, y aclaró que no puede ubicar como enemigos a los hijos de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, a quien quiere y admira.

“Señaló que Los Menores no han respetado los acuerdos y los han provocado violentamente desde hace alrededor de un año, preparándose con gente y equipo, como parte de un golpe de Estado en contra de López Núñez, “aprovechándose de mi buena fe, con alevosía y ventaja, y ellos han corrido la versión de que la DEA me apoya, pero no es cierto. Tengo orgullo y sé respetar los códigos”.

Y aún más:

—¿Rompió Dámaso con el Mayo?
—No, claro que no. El señor Zambada es una fina persona, a quien se respeta y respetará siempre.
—¿Está Dámaso fuera del Cártel de Sinaloa?
—Él y el grupo de dirige es amigo del señor Zambada y la lógica y los hechos hablan más que mil palabras.
—¿Amigo del Mayo y enemigo de Los Chapitos?
—Iván, Alfredo y su tío están enfermos de poder, pero es a través del abuso como hacen amigos forzados. Los apoyan más por miedo que porque sea lo correcto. Él (Dámaso) es amigo del Mayo pero también amigo del señor Joaquín Guzmán. Y el señor Guzmán lo dejó donde está ahora y siempre se valora lo poco que le pudo servir a él y a sus hijos.
“No se puede decir que Dámaso es enemigo de Iván o Alfredo, aunque sabe que están desubicados y en cualquier momento pueden reflexionar y madurar. Ellos no quieren a Dámaso, pero Dámaso ha dicho que no puede ser enemigo de los hijos de una persona “a la que quiero y aprecio”.
Y la entrevista sigue:
—¿Esto se puede resolver?
—Todo se soluciona con una buena plática. Solo nos hemos defendido, pero jamás los hemos provocado. Ellos tienen un año provocando al Licenciado. Provocándonos.

Dijo que el conflicto se puede acabar ahora, conversando. Advirtió que ha sido doloroso que mueran inocentes y que las familias de las personas involucradas estén sufriendo y se mantengan en constante “tormento”.
Manifestó que el Mayo tiene un papel crucial dentro del Cártel de Sinaloa, que para muchos sufre una nueva fractura con el conflicto entre el grupo de López Núñez y los hermanos Guzmán Salazar, respaldados por su tío, Aureliano Guzmán Loera, el Guano.

“El señor Zambada es pacifista y ha luchado para que esto se solucione, pero los muchachos y su tío, el Guano, no lo obedecen y se sienten que son más que Zambada, y no respetan la decisión del señor Joaquín Guzmán Loera, de mantener los negocios como estaban, cada quien en sus regiones, y de tener comunicación y coordinación”.
40 días después de esta entrevista, Dámaso era detenido en la Ciudad de México y 48 horas después, su presunto operador financiero, Michael Raziel Almela Martínez, era ejecutado en San Pedro Garza García. En los hechos también murió el joven abogado queretano, Carlos Sánchez Pliego Mier, a quien sus padres ubicaron en el sitio por un tema de recuperación de terrenos.

No creo que la reunión de emergencia, convocada por el presidente Enrique Peña Nieto ayer en Los Pinos con todos los gobernadores, tenga repercusiones en la seguridad a los periodistas ni mucho menos que logre aclarar el crimen de Valdez Calderón y el centenar de periodistas que han sido asesinados en una década.
Lo que me queda claro es que este periodista asesinado, como muchos otros, trabajan sin red de protección y son presa fácil de la delincuencia organizada.
Es la ley de plata o plomo.
Javier Valdez rechazó la primera.
Pero también fue asesinado, el lunes pasado Jonathan Rodríguez, del periódico El Costeño de Autlán, Jalisco.

Bajo fuego: la muerte del periodista Javier Valdez Calderón, se enmarca en la lucha por el control del negocio multimillonario que controla la delincuencia organizada en el Pacífico mexicano. Hay quienes critican que el reportero del semanario Río Doce, hubiera tenido en algunos casos, como fuentes de información, a criminales de ese y otros estado. Pero quienes lo señalan no entienden que en esos y otros casos, “es lo que hay” y se tiene qué caminar en esa delgada línea entre la información oficial y la que proviene de otras fuentes

-OÍDO EN EL 1810-

Resultados.

El comisionado estatal contra las adicciones, Guillermo Tamborrel, está entregando resultados en ese importante tema. Preocupa al organismo que encabeza –eso sí- los altos niveles de consumo en alcohol y otras drogas.
Pone el acento en la heroína, que aunque no pinta a nivel nacional, comienza a crecer.
Ojo.

-¡PREEEPAREN!-

La Casona.

En Pasteur y Libertad, que albergó diversos restaurantes y el Teatro Rafael Camacho Guzmán, se instalará un hotel boutique con 25 habitaciones y un comedero de primera con vista a nuestra Plaza de Armas.
Probablemente se llamará La Casona de la República.
Y es que estará en el centro del Centro Histórico.
De lujo.

-¡AAAPUNTEN!-

Educación.

Este fue el tema planteado ayer por el PRD en Querétaro, reconociendo su prioridad y hasta la buena calificación de los profesores queretanos, bien evaluados en alrededor de 70%.
A propósito del reciente día del maestro, pidieron un mayor presupuesto para la educación superior.
Es justo y necesario.

-¡FUEGO!-

Turquesa.

Este viernes se reunirá la diputada local María Alemán con la prensa para resaltar la importancia de la comunicación en nuestros días. María, legisladora neoaliancista, es una de las cartas importantes para el Congreso federal.
Al tiempo.

Comentarios

Comentarios