Sergio Arturo Venegas Alarcón

Sergio Arturo Venegas Alarcón

TABLERO

  • Fue la plataforma de lanzamiento de Don Luis
  • Estuvieron aquí cinco presidentes y sucesor
  • Oradores LEA, Yáñez, FOA y González Cosio
  • El lunes 150 años del Triunfo de la República

Luis Echeverría organizó el Centenario

1967.

Hace medio siglo, a cumplirse el lunes, celebró Querétaro el centenario del Triunfo de la República con un acto  irrepetible que reunió a seis presidentes de México: Gustavo Díaz Ordaz, en funciones, a su sucesor Luis Echeverría Álvarez y a  los ex mandatarios Lázaro Cárdenas, Adolfo Ruiz Cortines, Miguel Alemán y Emilio Portes Gil. Sólo faltó Adolfo López Mateos, ya para entonces muy enfermo.

La ceremonia, en el histórico Cerro de las Campanas, sirvió también para inaugurar la gran estatua de don Benito Juárez, el hombre que venció y fusiló ahí al emperador Maximiliano de Habsburgo.

Como dato importante, uno de los tres jefes de los poderes era queretano: Agapito Pozo Balbas, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y ex gobernador.

Y algo más, los oradores, de lujo: Agustín Yañez, secretario de Educación Pública, Luis Echeverría, de Gobernación, el gobernador Manuel González Cosío y Fernando Ortiz Arana, líder de la Federación Estudiantil Universitaria de Querétaro (FEUQ).

Ese acto del 15 de mayo de 1867 fue también la plataforma de lanzamiento de la muy sólida candidatura de Luis Echeverría, que muchos años después de lo confirmaría a este columnista, en una entrevista realizada en el Club Campestre de Querétaro, frente a la casa del ex gobernador veracruzano y ex secretario de Trabajo Rafael Hernández Ochoa (+), al que solía visitar.

Contó entonces que desde que el presidente Díaz Ordaz le encomendó la organización del Centenario supo que era la oportunidad de hacer un gran trabajo y alcanzar .

Vino constantemente durante dos años.

Todo tenía que estar en punto y bien, incluida la estatua  de 13 metros en piedra volcánica del Benemérito, realizada por Juan Fernando Olaguíbel, el mismo autor de La Diana y la Fuente de Petróleos de la Ciudad de México, El Pípila de Guanajuato y muchas obras más.

Y, claro la gran convocatoria nacional, con cuatro de los cinco ex presidentes vivos: Portes Gil, Cárdenas, Ruiz Cortines y Alemán. Sólo faltaría López Mateos, con el aneurisma ya muy avanzado.

El acto resultó muy bien organizado y con gran participación de los queretanos encabezados por el gobernador Manuel González Cosío.  Los discursos de primera y el Ejército, siempre presente, dándole la marcialidad requerida.

Tan emocionado y satisfecho estaba el presidente Gustavo Díaz Ordaz (en plenitud de poder, antes del 68) que le entregó su reloj de oro al joven orador Fernando Ortiz Arana.

Y a Echeverría la candidatura.

La política era así.

Cerro de las Campanas: Irrepetible aquel acto de 1967, el gobernador anfitrión Manuel González Cosío con el mandatario Gustavo Díaz Ordaz, su sucesor Luis Echeverría Álvarez (atrás) y el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y ex gobernador de Querétaro Agapito Pozo Balbás. FOTO: REVISTA QUERÉTARO

-BLANCAS Y NEGRAS-

El Campestre.

Años después, en aquella entrevista en casa de Rafael Hernández Ochoa, en presencia también del ex diputado federal Donaciano Ugalde, se recobijaba Echeverría porque había ido a visitar una vez más el Cerro de las Campanas y turista, al que no le quería arrancar su Volskswagen le pidió que él y sus guardias le dieran un empujón. Lo hizo y aquél hombre nunca supo que se trataba de un ex presidente de la República.

Tiene Luis Echeverría –decano de los ex mandatarios- predilección por Querétaro, en donde también inició su campaña presidencial afirmando que en Querétaro se cruzan todos los caminos de la historia.

Desde muchos años antes venía a Querétaro con su esposa María Esther Zuno y sus hijos, con los que, de camino a Guadalajara, hacía escala obligada en el balneario de El Jacal, en donde trabó amistad con Guillermina “La Mona” Cabrera Santoveña que le dejaba pasar a su numerosa prole. Y es que su tío Toño Cabrera era el administrador.

Por cierto, además de presidir la ceremonia del Centenario del Triunfo de la República, el presidente Gustavo Díaz Ordaz, hubo un imponente desfile militar e inauguró ese mismo día el Tecnológico Regional de Querétaro, la Plaza Constitución, que la próxima semana celebrará su cincuentenario.

¡Ah, la historia!

Del albúm: Muchos años después frente al campo de golf de El Campestre, el expresidente Luis Echeverría Álvarez habló a este reportero sobre la celebración del centenario de la República. Testigo el exgobernador veracruzano Rafael Hernández Ochoa. FOTO: ARCHIVO

-SESQUICENTENARIO-

Y ahora.

Este lunes se celebrará el 150 aniversario del Triunfo de la República con un acto en la Plaza de los Fundadores, con la presencia del general secretario Salvador Cienfuego y el gobernador Francisco Domínguez Servién. Será ahí, frente al ex convento de La Cruz, cuartel de Maximiliano.

 

-JUGADA FINAL-

Ausente.

Al presidente Enrique Peña Nieto que no valoró la importancia de la efeméride republicana por estar pensando en las elecciones del Estado de México, un omiso y antihistórico ¡JAQUE MATE!

Querétaro 1967. Los expresidentes Lázaro Cárdenas y Emilio Portes Gil, flanquean al presidente Gustavo Díaz Ordaz. Atrás Agapito Pozo Balbás, los ex mandatarios Adolfo Ruiz Cortines y Miguel Alemán, además del gobernador Manuel González Cosio. FOTO REVISTA QUERÉTARO

Comentarios

Comentarios