SERGIO A. VENEGAS RAMÍREZ / FALLA ESTRATEGIA DE GOBIERNO CONTRA MARCHA

PLAZA DE ARMAS

  • Rechaza UAQ acusaciones de columnas a modo
  • Pancho, fiesta en el aniversario de Open Kitchen
  • Gris Bernardo Nada y las ideas de su gabinetazo
  • Se fue Lele. Dejó una estela de opacidad en CCS

Exhiben a PAN-egiristas: Sabino.

“Camiones”.

El viernes pasado, miles de jóvenes en su mayoría estudiantes de la Universidad Autónoma de Querétaro, ejercieron su derecho a la libre manifestación y tomaron las calles de la capital, para inconformarse por el alza a la tarifa preferencial del transporte público.

Y es que hubo casos, me consta, que de pagar cuatro pesos por viaje, a algunos usuarios les cobraron directo a su tarjeta de Qrobús 18 pesos.

Esto, para cualquiera, pero más tratándose de estudiantes, es todo: el precio de un refresco, una torta o 3 viajes más.

Estafados: Estudiantes y vecinos participaron en la marcha del viernes para protestar en contra del gobierno de Pancho Domínguez  y  el incumplimiento en las tarifas preferentes. FOTO: SERGIO A. VENEGAS ALARCÓN

La marcha, como documentó PLAZA DE ARMAS, fue pacífica, salvo algunas pintas que escandalizaron a algunos comunicadores del propanismo que casi comparaban esta expresión con la celebrada por las mujeres hace 15 días en la Ciudad de México. Nada qué ver.

Ante la fuerte movilización, las autoridades estatales movieron a sus troles en redes sociales, tratando de desacreditarla y acusando a la UAQ de hacer uso político de ese tipo de temas que, decía su narrativa, convocó de la mano de Morena.

Pero lo único que provocaron fue la indignación en las “benditas redes” y la doble molestia de miles de jóvenes con credencial de elector, que hicieron su esfuerzo para acompañar a la rectora Tere García Gasca en el recorrido que partió de Ciudad Universitaria y culminó en las oficinas del Instituto Queretano del Transporte de Constituyentes.

El tema no paró ahí.

En dos columnas firmadas bajo pseudónimo en periódicos locales, se trató de desvirtuar el origen y objetivo de la misma, culpando a Gilberto Herrera de la movilización.

Dejo a su consideración los textos, casi idénticos, con los que se quiso culpar al Delegado de Bienestar.

En uno: 

“Hubo instrucción a muchos maestros, especialmente de la Facultad de Ingeniería que controla el exrector Gilberto Herrera Ruiz, no sólo de permitir a sus alumnos asistir a la marcha, sino incluso de incentivarla con puntos extras”.

En otro: 

“Tras la marcha de estudiantes que se registró el pasado viernes, hay voces que señalan que hubo instrucción precisa a muchos maestros, especialmente de la Facultad de Ingeniería que controla el exrector, Gilberto Herrera Ruiz, no solo de permitir a sus alumnos asistir a la marcha, sino incluso de incentivarla con puntos extra si asistían. Compra de voluntades”.

Ante lo burdo del ataque sin pruebas, la Facultad de Ingeniería de la UAQ emitió un comunicado en el que rechaza tales acusaciones:

De ninguna manera, dice el texto, se dieron instrucciones al personal académico para “comprar voluntades” de nuestros estudiantes a cambio de puntos extras por asistir a la marcha del 23 de agosto, en la que universitarios y sociedad hicieron eso de su legítimo derecho de exigir a las autoridades dar marcha atrás a los incrementos de tarifas preferenciales.

Creemos firmemente, concluye el comunicado, en el criterio de nuestra comunidad para manifestarse ante las causas que ellos consideren injustas porque en “nuestras aulas no solo se forman los mejores ingenieros, matemáticos, diseñadores, físicos y arquitectos, sino ciudadanos que buscan un mejor país y un mejor futuro, pues son ellos los motores del cambio social”.

Ya este lunes por la tarde, luego de analizar a fondo el tema y amarrar a sus perros, el gobierno estatal a través del director del Instituto Queretano del Transporte, Alejandro López Franco dijo que todo es un mal entendido y que el error debe ser que los quejosos no se dieron de alta adecuadamente, pues debieron informar que su tarifa preferencial debería incluir transbordos: “Si no corresponde lo que se les dio o no lo reportaron correctamente están a tiempo de hacer la corrección”, comentó el personaje.

Esos de gobierno parecen primerizos.

Bien preocupadote. Pancho durante el primer aniversario del restaurante 5260 Open Kitchen de Bernardo Quintana, unas horas antes de la marcha universitaria contra el aumento a la tarifa preferencial. FOTO: ESPECIAL

-OÍDO EN EL 1810-

De fiesta.

Unas horas antes de la marcha del viernes, el gobernador Francisco Domínguez celebraba -muy quitado de la pena- el primer aniversario del restaurante fifí 5260 Open Kitchen.

La fiesta, me dice uno de los presentes, se prolongó hasta altas horas de la noche entre copas y buena comida.

Por eso no madrugó el viernes.

-¡PREEEPAREN!-

Ideotas.

Luego de no poder cumplir su principal promesa de campaña de reducir el trafico a la mitad, el alcalde capitalino, Gris Bernardo Nada, pidió apoyo a su gabinete y de ahí surgió la brillante idea: escalonar las entradas a las escuelas. Propondrán que los alumnos lleguen 15 minutos antes o 15 después, según la zona.

La porra y los desmañados padres se los agradecerán.

-¡AAAPUNTEN!-

La frase.

De la marcha de estudiantes del viernes, me quedo con la frase que coreaban los miles de jóvenes universitarios:

“Pancho, cabrón, súbete al camión”.

Y no se subió.

Están camiones.

-¡FUEGO!-

Se fue.

Lele, la muñeca otomí dejó la explanada de Los Arcos, luego de dos semanas de exhibición.

No se sabe aún su destino, pero además de la gran proyección que generó en los países visitados, también queda la estela de opacidad en la Coordinación de Comunicación Social, encabezada por Mariela Morán, en cuanto al costo de todo el proyecto.

En tanto, las mujeres que artesanalmente las fabrican, siguen siendo perseguidas en nuestras plazas por los inspectores municipales.

¡Porca miseria!

Comentarios

Comentarios