SERGIO A. VENEGAS RAMÍREZ / EN QUERÉTARO LOS AMPAROS NO VALEN NADA

PLAZA DE ARMAS

  • Jueza y fiscal encabezan proceso inquisitorial
  • Murió De la Colina, lujo de prensa y literatura
  • El paupérrimo nivel político de Mauricio Ruiz
  • Pancho gana más que AMLO, publica Reforma

¡Granadazo!: Sabino

No quiso. 

El gobernador Francisco Domínguez Servién rechazó hablar de la demanda presentada en su contra y de otros funcionarios por Hugo Bustamante Figueroa por daño moral y de la que habría sido notificado antes de que agentes de la Fiscalía General de Estado de Querétaro lo detuviera afuera del Hotel Hotsson en la capital, a pesar de contar con un amparo vigente.

Este hecho, el de la detención, demuestra que tanto en el Poder Judicial como en la FGEQ hubo una orden de alguien sin control y sin medida que utiliza las estructuras a su servicio para ajustar cuentas con quien asume como sus enemigos.

En una franca violación a los derechos y garantías de Bustamante Figueroa, la juez de control y el fiscal responsable, se erigieron en corte inquisitorial y desecharon el amparo 1396/2918 III ordenando ingresar al acusado de un delito menor (falsedad en declaración) al penal de San José El Alto, a pesar de que la defensa argumentó también que el detenido tenía 70 años, por lo que pedían la prisión domiciliaria, no les importó.

Estos hechos ya fueron denunciados el lunes ante la Fiscalía General de la República por lo que, de proceder, tanto la jueza, como el fiscal y los agentes de esa institución que participaron en la arbitraria detención, podrían haber incurrido en delitos federales que incluyen prisión y/o destitución del cargo.

De qué tamaño habrá sido la presión contra estos servidores públicos que, conocedores de las leyes, ponen en riesgo años de trabajo por un asunto tan burdo como desesperado. Es gravísimo.

Como informó ayer este reportero, la detención de Sergio Hugo Bustamante Figueroa se produjo después de que el gobernador Francisco Domínguez Servién fuera notificado de que el empresario presentó una demanda en su contra por daño moral en la Ciudad de México, según revelaron fuentes cercanas al caso.

Bustamante Figueroa, quien acusó al contador Antonio Rico Rico de haber vendido una propiedad en Centro Sur sin su autorización, fue detenido el viernes afuera del Hotel Hotsson, en Bernardo Quintana 8300, al sur de la ciudad (y no en El Campanario, como se había indicado) a pesar de contar con un amparo vigente número 1396/2019-III, que los jueces de control de juicios orales y penales, no acataron.

Y es que el viernes por la tarde, una veintena de patrullas interceptó el vehículo en el que viajaba Sergio Hugo Bustamante y su hijo Hugo Bustamante Aguilar. Las decenas de agentes detuvieron inicialmente al hijo; luego corrigieron y aprehendieron al papá.

Mañana jueves, en la audiencia pública, sabremos hasta donde quieren llegar la jueza y el fiscal: O se libera a Bustamante Figueroa, o de plano arreglan sus escritorios, porque de ésta, ni su jefe, que no quiso opinar del tema, los salva.

Ya veremos.

-LA VIEJOTECA-

2002.

Recién había vuelto ese Armero a la Ciudad de México tras fundar y dirigir el diario Milenio en Xalapa, Veracruz. La generosidad de Carlos Marín y Federico Arreola, me mantenían en las filas de esa organización periodística, ahora cono editor en jefe de la Revista Milenio Semanal.

Fue ahí donde conocí a don Pepe de la Colina, activo colaborador del semanario. Compartí mesa con él y los periodistas José Luis Martínez y Ariel González en decenas de cantinas del centro de la capital mexicana. Largas tertulias con este hombre que murió el domingo a los 85 años de edad.

Don Pepe nació en Santander, España, pero migró a México desde los 7 años y aquí se quedó. Autor de varios libros y recipiendario del Premio Villaurrutia 2013, fue catalogado por Octavio Paz como una Rara Avis.

Cuenta José Luis Martínez en Milenio que “Andariego, inquieto, De la Colina encontró en la actuación otra manera de ganar dinero. Estuvo a punto de participar con Luis Buñuel en Los Olvidados, pero se impuso lo que él llama racismo al revés: era demasiado blanco para interpretar a un niño mexicano. Trabajó en la XEQ, donde se Inició como guionista, luego pasó a la XEX y finalmente a Cine Verdad, el legendario noticiario de Manuel Barbachano Ponce en el que también colaboraron Raúl Renán y José Emilio Pacheco.

“El cine, la literatura, la escritura, las tertulias, los largos recorridos por las calles de la ciudad, formaban parte del mundo de José de la Colina. En los cincuenta comenzó a publicar en el suplemento cultural del periódico El Nacional, dirigido por el poeta español Juan Rejano, quien al leer sus textos le decía:

—Esto lo escribe tu padre, ¿verdad? Escribía comentarios de libros, de películas, cuentos en los que era evidente la influencia de William Saroyan, algo que no pasó inadvertido para sus primeros críticos.

José de la Colina fue un hombre insobornable que, lejos de la torre de marfil, vivió de y para la escritura. En una autoentrevista incluida en De libertades fantasmas o de la literatura como juego, al responder a su otro yo hace el inventario de su vida como escritor: “Desde los quince años y en publicaciones periódicas de todo tipo he escrito cuentos, ensayos, crónicas, reseñas de libros, solapas de libros, artículos sobre cine, guiones radiofónicos, algunos argumentos cinematográficos, algunas páginas autobiográficas, algunos esporádicos Diarios, una biografía de mi gata Polvorilla, etc. Soy uno de los escritores más cuantiosos de mi generación, solo que me vampirizó el periodismo. Hemingway decía que ejercer el periodismo es bueno para un escritor, siempre que acierte a dejarlo a tiempo. Y yo todavía estoy metido en él hasta el cuello”.

Y siguió hasta el final, porque su prosa no solo iluminó al periodismo mexicano sino que nutrió y alentó su obra literaria. Fue, como diría Gabriel Zaid, un lujo del periodismo y la literatura.

Cuanta razón tiene El Cartujo.

Se le va a extrañar.

Personajazo:  Don José de la Colina, ilustre periodista y escritor. Descanse en paz. FOTO: ESPECIAL

-OÍDO EN EL 1810-

Vivito.

Que no cayó bien en alguna oficina del Partido Revolucionario Institucional en la capital del país la noticia de que Carlos Aceves del Olmo no se irá de la dirigencia de la CTM y menos dejará la senaduría. Que ya le habían puesto no veladoras, sino cirio pascual en estos días de difuntos.

¡Ah, raza!

 -¡PREEEPAREN!-

Desfondado.

A pesar del rondín que anda haciendo en medios impresos y electrónicos para justificar su pésimo desempeño como coordinador de la bancada de Morena en el Congreso local y meterse a la pelea por la candidatura a la alcaldía capitalina, Mauricio Ruiz Olaes ya mostró su paupérrimo nivel político.

Doy fe.

-¡AAAPUNTEN!-

Caro.

El diario Reforma publicó este martes en primera plana los nombres de los cinco gobernadores que ganan más que el presidente de la República. En ese orden, los de Tamaulipas, ¡Querétaro!, Guanajuato, Zacatecas y Aguascalientes. Los datos, de acuerdo a un ejercicio de transparencia, indican que Andrés Manuel López Obrador recibe 108 mil pesos mensuales, en números cerrados, contra 131 mil de Francisco Domínguez Servién.

Sin contar gastos, viáticos y otros fletes.

¿Qué le parece?

-¡FUEGO!

Valedores.

Que si en León la vida no vale nada, en Querétaro lo que no vale nada son los amparos.

¡Porca miseria!

Comentarios

Comentarios