SERGIO A. VENEGAS ALARCÓN/ MUTANTES Y FIESTA FIFÍ EN LA ALAMEDA

TABLERO

  • Le Diner en Blanc ante Miguel Hidalgo

  • Luis Bernardo superó a Marcos Aguilar

  • Suspenden a Rojas y reciben a Bejarano

  • El Zorro Luque Loyola y el pueblo necio

Primer mundo.

Nuestra legendaria y romántica Alameda, que data de entre 1793 y 1796 cuando se inició la plantación de los árboles, es una de las más grandes del país y ha sido escenario de grandes acontecimientos históricos y artísticos, refugio de ardillas y mutantes, inspiración de canciones memorables, estación de ferrocarril, pista de hielo y hasta zoológico, pero nunca espacio de una fiesta fifí, como la del miércoles pasado.
Le Diner en Blanc: Como en París, Roma o Nueva York, se celebró una fiesta de nivel internacional en nuestro “ Central Park”. o sea, en La Alameda Hidalgo.
Le Diner en Blanc, según algunos de los cientos de asistentes, fue “una excelente y divertida noche”, en donde hubo champagne Moët Chandon y se pudo brindar junto a la estatua del Padre de le la Patria, inaugurada el 16 de septiembre de 1897 según consta en el libro “Esculturas, bustos y placas” de mi amiga la investigadora Natalia Carrillo García.

El encuentro, todos los invitados elegantemente vestidos de blanco, fue promovido por la Secretaría de Turismo del Ayuntamiento de Querétaro, la que –ante las críticas en redes sociales- dijo que van cinco ediciones y que, “al igual que en otras ciudades del mundo, tiene el objetivo de resaltar la belleza de lugares emblemáticos”.

Eso sí, condenó que uno de los participantes se haya orinado atrás de la mampara, como lo divulgó el periodista Miguel Ángel Álvarez en un video, “porque daña la imagen del espacio público y del evento”.

Recapitulemos.

Autorizada por el virrey Marqués de Branciforte, a solicitud del corregidor Ignacio Ruiz Colado, la  Alameda de Querétaro está catalogada dentro de la declaratoria de patrimonio cultural de la humanidad de la Unesco. Por sus avenidas han paseado Maximiliano, Porfirio Díaz, Francisco I. Madero y, por supuesto Venustiano Carranza y los Constituyentes de Querétaro.

En uno de sus rincones el músico oaxaqueño José López Alavez compuso en 1913 la Canción Mixteca, segundo o tercer himno mexicano, que entonan muchos compatriotas en cuanto salen del país y en cuyo honor el la ciudad le dedicó un conjunto escultórico realizado por Juan Velasco Perdomo.

A mediados de los 70 el alcalde Mariano Palacios Alcocer inició un zoológico en el que hubo algunos animales exóticos y hasta un león. El experimento duró poco.

Nuestra Alameda, sitio favorito de las familias queretanas y por muchos años paso obligado de los viajeros (porque la Central Camionera estuvo enfrente por décadas) ha tenido numerosas remodelaciones. La más importante en el periodo del alcalde Manuel Cevallos Urueta y la más reciente la de Marcos Aguilar Vega, cuando desaparecieron las ardillas, surgieron los animales mutantes –según Laura Cors- y desapareció el tianguis de Pablo González Loyola.

Lugar de paseo y descanso, escenario cultural y artístico, mercado y zoológico, parada del tren y lo que usted mande, pero nunca de los nuncas había sido escenario de una fiesta tan elegante, como en este trienio del marqués Luis Bernardo Nava.

Gobierno de PAN y circo.

Hubo, según el registro para la historia, luces como de boda popof, abundante Möet Chandon y los mutantes fueron sustituidos por los “miantes”, a los que –por cierto- ya anda buscando el secretario de Turismo, Gerardo Cuanalo, para aplicarles el reglamento municipal.

Otros están bien contentos.

“La forma más chic de pasar un miércoles en la noche entre amigos. Estuvo increíble” apuntó en su face Christian Noguez.

¡Le Diner en Blanc!

Como en París, Roma o Nueva York.

En nuestra Alameda Hidalgo, que el gobernador Ignacio Loyola Vera (1997-2003) rebautizó, visionario e internacional, como Central Park.

Una fiesta fifí.

Otro grito:  Al pie de la estatua del Padre de la Patria, Miguel Hidalgo, se congregaron cientos de queretanos para su muy exclusiva fiesta fifí.

-BLANCAS Y NEGRAS-

Duro.

Alejandro Rojas Díaz Durán no dejó títere con cabeza en su conferencia de prensa en el 1810 este miércoles. De Yeidckol a Peñafiel, pasando por toda la nomenclatura staliniana, como le llamó, que quieren implantar un régimen como en Cuba y traicionan el proyecto del cambio verdadero.

Llegó el suplente de Ricardo Monreal a nuestra Plaza de Armas con la espada desenvainada, presumiendo plenitud de derechos partidistas porque está impugnando la resolución de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia que pretende suspenderlo e inhabilitarlo. Llamó a la apertura del partido.

Pocos de los morenos queretanos acompañaron a Rojas Díaz Durán, por aquello de los vetos. Apenas el abogado Antonio Perea y el fundador disidente Jorge Eduardo del Bosque. Ni siquiera Chucho Méndez Aguilar, el secretario general que reclama relevar a Peñafiel por prelación estatutaria.

Criticó duramente a la actual dirigencia que quiere expulsarlo mientras le reabre las puertas a Bejarano, El Señor de las Ligas. Y advirtió que seguirá su recorrido por el país, convocando a la democratización de Morena. “No somos PRI-MOR, como pretende Yeidckol, remató.

-EL HISTORIETARIO-

El Zorro.

Uno de los queretanos de mayor trayectoria nacional fue sin duda el extinto Eduardo Luque Loyola, quien -”necio que es el pueblo” decía- le dio la vuelta al aspirómetro de la política. Tres veces diputado federal, en dos senador de la República y gobernador interino, no llegó a cumplir su deseo de un periodo sexenal.

En política, le dijo un día a este reportero, “no hay amarrados hasta que está uno con la mano así” y extendió la diestra como se tratara de un juramento.

Por ha habido casos, le comentamos, de gobernadores que se enteraron de su candidatura con mucha anticipación, como el doctor Octavio S. Mondragón, al que se lo dijeron desde meses antes.

Y el viejo Zorro:

-A mi también me lo dijeron… y no fui.

¡Ah, la política!

-LA FRASE SE LA SEMANA-

Llamado.

Es momento de sumar, no de dividir. Ya cuando vengan las campañas que cada quien agarre su partido: Gilberto Herrera Ruiz, coordinador de programas federales de Bienestar. Martes 28 de mayo de 2019.

-JUGADA FINAL-

El grito.

Al presidente municipal de Querétaro, Luis Bernardo Nava, que ya superó las ocurrencias de Marcos Aguilar Vega y nos obsequió la primera fiesta fifí en la Alameda Hidalgo, en más de 200 años, un afrancesado y profanador ¡Jaque Mate!

Comentarios

Comentarios