SERGIO A. VENEGAS ALARCÓN / INJUSTICIA CONTRA EX TRABAJADORES DE HÉRCULES

TABLERO

  • ¿Quién autorizó a La Carreta del Pacífico?
  • Rangel y De la Garza toman precauciones
  • Defensa innecesaria de Michel a Pancho
  • Historietario: Fórmula del Tiempo Nuevo

Vieja historia.

Un grupo de 30 ex trabajadores de Textiles Hércules espera desde hace años el pago de complemento de sus pensiones, aproximadamente 16 millones de pesos, a cargo de una empresa que, para eludir su responsabilidad, ha cambiado varias veces de razón social y ahora está a punto de desaparecer. En este tema, como en otros, la autoridad laboral federal ha sido omisa, quizá porque detrás están miembros de la poderosa familia González Nova, antigua dueña de la Comercial Mexicana, Polynova y otras firmas.

El caso es que aunque modifique su nombre, la empresa sigue teniendo iguales órganos de gobierno y directivos, además de los mismos representantes legales, que incluyen a Carlos Guillermo y Jaime González Nova, con facultades plenas de dominio.

Del álbum: Antigua imagen de la fábrica de Hércules, en donde se extingue la fábrica textil y florecen hoy restaurantes, una cervecería, cine y boutiques.

Veamos.

Los afectados fueron trabajadores desde 1962 o 1963 de Textiles Hércules, que cambia de denominación en 1992 a Casa Distex y en 2003/2004 a Distex y en 2005 a Nova Distex.

Cabe señalar que una persona moral, accionista de Casa Distex, bajo la denominación de Nova Distex se ostenta como patrón de la fuente de trabajo con actividad de la Industria Textil que siempre conservaron y acreditaron las anteriores (2006). Todas registran mismo objeto social relativo a la Industria Textil.  De los accionistas que acreditan para su conformación se incluyen Polynova y Textiglez.

La empresa o persona moral que comparece a juicio en 2006 y que resulta condenada a pago de prestación identificada como complemento de pensión, a 30 trabajadores jubilados, en laudo definitivo, con firmeza legal, en 2015 es Operadora Nova Distex. De esta son accionistas Polynova y Nova Distex. Nova Distex aparece en 2016 como patrón de la fuente de trabajo en diligencias de requerimiento de pago o ejecución de laudo, se opone por el argumento de no ser la condenada. Así en más de tres requerimientos.

Polynova, accionista de la persona moral condenada registra operación de compra del inmueble donde ha venido funcionando la fuente de trabajo en la misma actividad textil en todos estos años y que registra como primer patrón a Textiles Hércules. Le vende Controladora Comercial Mexicana en 2013, registrando esta la fusión de lo que se denominaba Textiles Hércules.

Evidentemente la participación de los González Nova en esta serie de movimientos y operaciones, denominaciones con combinaciones de dichos apellidos, actos de dominio para sacar cualquier indicio de bienes con registro a nombre de las patronales registradas entre 1962 a 2016 y últimos tres años anteriores a la fecha, porque han registrado nueva denominación como: Maquiladora Hércules Nova.

Igual se hace público por ésta, recientemente, lo del cierre de la fuente de trabajo sin atender en lo más mínimo la condena que han negado cumplir con parapetos de diversas denominaciones y estructuras patronales, con la clara intención de evadir obligaciones patronales que ya tienen definidas por laudo como a su cargo. Es darse a la fuga.

La parte demandante, que ha sido representada por el abogado Salvador Rojas Paredes, denunció a empresas morales y personas físicas, directivos y funcionarios encargados de su administración y representación de realizar maniobras de ocultamiento, de negativa, de confusión y maquinación encaminada a obstaculizar la ejecución y cumplimiento de laudo, por el que adeudan, como le contaba, a 30 trabajadores jubilados aproximadamente 16 millones de pesos de complemento a pensión a cargo de la patronal, más lo que se siga derivando.

Debe tomarse en cuenta que se trata de un derecho vitalicio, llegando a obtener hasta la fecha un dilatado periodo de espera, de incumplimiento en beneficio solo de la patronal y en perjuicio en lo económico y en lo personal de los trabajadores y sus familias, sin que a la autoridad federal le interese otorgar justicia.

Así ha sido por casi dos décadas.

Solo que ahora, con la 4-T, se dice que las cosas ya no son como antes.

Ya veremos.

-BLANCAS Y NEGRAS-

Chamaqueado.

Tras el incendio (provocado), en La Carreta del Pacífico, el secretario de Gobierno, Juan Martín Granados Torres estaba que no lo calentaba ni una bomba molotov. Buscando responsables, investigó quién había autorizado la apertura del lugar, vinculado al Cártel de Tláhuac (según el gobierno federal). Luego de dos horas, le dieron el nombre: Ricardo Alegre Bojórquez, ex delegado de Infonavit y actual secretario de Desarrollo Económico municipal. Les digo.

Luego del escándalo en Libertad, vecinos de El Campanario reportan la salida de varios residentes que, por aquello de las dudas, decidieron ausentarse hasta tener más claro las cosas. Juan Pablo Rangel y su compadre Jorge de la Garza (hermano del oficial mayor de gobierno y ex directivo de la Caja), decidieron “ausentarse”. No vaya a ser en una de esas y los madruguen con un cateo y/o orden de aprehensión.

El tema Libertad entró a debate en la sesión del pleno del Congreso local este jueves, cuando Laura Patricia Polo Herrera dijo que funcionarios locales estaban siendo involucrados. De inmediato saltó Michel Torres, coordinador del PAN, para advertir que Pancho Domínguez ya había desmentido los infundios. Sí, reviró Polo, pero yo no mencioné al gobernador. 

Es cuanto.

-EL HISTORIETARIO-

El veto.

Era 1982. Rubén Galicia Medina, entonces presidente del comité directivo estatal del PRI, recibió -¡por fax!- la lista de los candidatos al Senado y a las diputaciones federales, encabezada por la directora del CREA, Silvia Hernández Enríquez y el diputado federal Fernando Ortiz Arana, contrincante del gobernador Rafael Camacho Guzmán en la sucesión de 1979. ¡Jamás! Dijo el mandatario estatal, amenazando con renunciar.

Y hablaba el serio.

Tanto que el delegado nacional del tricolor, Rafael Cervantes Acuña, aplazó el anuncio de la fórmula para la Cámara alta, en lo que se resolvía el diferendo.

Era candidato a la presidencia de la República el ex secretario de Programación, Miguel de la Madrid Hurtado y presidente del PRI el experimentado Pedro Ojeda Paullada, acompañado en la secretaría general por el hoy moreno Manuel Bartlett Díaz, ni más ni menos. Pero Camacho Guzmán tenía el apoyo del mítico líder de la CTM, Fidel Velázquez.

Unas horas después se modificó la fórmula de Querétaro. Y Mariano Palacios Alcocer, el rector de la UAQ, el que enfrentó al gobernador en mayo de 80, sustituyó a Fernando Ortiz Arana.

El derecho de veto no se puede ejercer dos veces.

Camacho tuvo que apechugar. Y Mariano hizo pareja con Silvia Hernández. “La fórmula del tiempo nuevo” se le llamó. El brillante rector, ex diputado local y ex alcalde de Querétaro, cumpliría 30 años, la edad mínima requerida, un mes antes de la elección.

Aquél día de 1982, con la inclusión de Palacios Alcocer, se marcó también la sucesión gubernamental.

La política es así.

-LA FRASE DE LA SEMANA-

Contundente.

El presidente Andrés Manuel López Obrador no está detrás de las acusaciones en mi contra: Francisco Domínguez Servién, gobernador del Estado. Jueves 11 de julio de 2019, a propósito del tema de la Caja Libertad.

Sin comentarios.

-JUGADA FINAL-

¿Y la 4-T?

A la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje de Querétaro, que niega justicia a los ex trabajadores de Textiles Hércules, un burdo y corrupto ¡JAQUE MATE!

Comentarios

Comentarios