Será obligatorio el prepago en octubre: Nava

De julio a septiembre se realizarán las pruebas piloto del sistema de prepago, para que en octubre ya esté funcionando en su totalidad FOTO: ARCHIVO PDA
De julio a septiembre se realizarán las pruebas piloto del sistema de prepago, para que en octubre ya esté funcionando en su totalidad
FOTO: ARCHIVO PDA

Daniel Peña

A mediados del año, y ante la modernización del transporte público que se ha realizado desde hace más de un año en la zona metropolitana, todos los usuarios tendrán que ajustarse al sistema de prepago, señaló el jede de la Oficina de la Gubernatura y encargado del proyecto de Modernización del Transporte Público, Luis Bernardo Nava.

Explicó que podría ser entre julio y septiembre cuando se realizaría la prueba piloto del sistema de prepago, y así se dejaría de usar efectivo para pagar el pasaje.

“Se harán inversiones importantes en tecnología que permita tener un sistema de recaudo en donde todos los usuarios podamos pagar al 100 por ciento con tarjeta; estaremos buscando que existan puntos de carga y de adquisición de las tarjetas en cualquier punto de la ciudad, tanto en cajeros automáticos como en tiendas de conveniencia, que todos los usuarios puedan disponer y el sistema lograr que funcione muy bien”.

Para ello, señaló que se espera que durante junio se pueda poner en marcha la instalación, y de julio a septiembre se harían las pruebas para que se identifiquen las áreas de mejora y corregir la operación del sistema; una vez resuelto, en octubre se tendría al 100 por ciento el sistema de prepago en
funcionamiento.

Cabe señalar que 2015, en voz del anterior director del Instituto Queretano del Transporte, Alejandro Delgado Oscoy, se había prometido que en el 2016, habría un nuevo software que se encargaría del sistema de prepago del servicio del transporte público con el objetivo de dar garantía de transparencia a los concesionarios y de ofrecer un mejor servicio a los usuarios.

Sin embargo, ante los atrasos y cambios en proyectos de la modernización del transporte público, la adquisición del software nunca fue anunciada y no se llevó a cabo dicha licitación.

Con dicho software se pretendía que el usuario del transporte público tuviera una aplicación en su computadora, laptop, iPad o teléfono celular, a efecto de que pudiera consultar en dónde se encontraba la ruta, la estimación del tiempo de recorrido e inclusive cuántos asientos tiene
desocupados.

Con este programa también las autoridades tenían por objetivo incrementar el uso de la tarjeta de prepago.

Comentarios

Comentarios