SE MANIFIESTAN LOS DISIDENTES

Sí hubo desfile: Miles de maestros, comerciantes, colonos, “Panchos Villas” y Antorchistas se manifestaron este lunes 1 de mayo en el Centro Histórico de Querétaro. FOTO: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN.
Sí hubo desfile: Miles de maestros, comerciantes, colonos, “Panchos Villas” y Antorchistas se manifestaron este lunes 1 de mayo en el Centro Histórico de Querétaro. FOTO: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN.

QUERÉTARO EN RESISTENCIA

Protestan profesores, comerciantes y colonos en el Centro Histórico

Al grito de “aquí fue, aquí fue, donde Pancho le corrió” más de tres mil trabajadores de la educación y del comercio desfilaron este 1 de mayo por el Centro Histórico, junto con miembros de Antorcha Campesina, la agrupación Francisco Villa, comerciantes de la Avenida Ezequiel Montes y ex tianguistas de la Alameda Hidalgo, para protestar en contra de los gobiernos federal, estatal y municipales.

Diversos grupos de manifestantes, con pancartas, mantas y altavoces, caminaron por Zaragoza y Corregidora, mientras otros lo hacían por Madero o 16 de septiembre para subir por 5 de mayo hasta nuestra Plaza de Armas, en donde condenaron las políticas antipopulares de las autoridades surgidas del PAN y el PRI.

Ahí estaban, juntitos, bajo el primer sol de mayo, Sergio Jerónimo Sánchez, Pablo González Loyola, Alicia Colchado, Arturo Rueda y Julio Figueroa ante las puertas cerradas de la Casa de la Corregidora. Unos han sufrido prisión o agresiones físicas, otros todavía no.

El contingente más numeroso y organizado era el de los maestros de la Coordinadora con una gran manta anunciando el Querétaro en resistencia, ante la intolerancia oficial y hasta que la dignidad se haga costumbre.

Ya estaban los de la Pancho Villa trepados en el kiosco del Jardín Zenea, arengando a los suyos y a los sorprendidos turistas, mientras frente a Palacio el líder de la Felipe Carrillo Puerto, Pablo González Loyola (encarcelado hace un año) arremetía contra el alcalde Marcos Aguilar por el desalojo de la Alameda.

Así, en este Día del Trabajo, los del desfile alternativo tiñeron de rojo las plazas y calles del Centro Histórico, en donde algunos reconocidos queretanos, como el urbanista Gonzalo Ruiz Posada, comentaba –“desde el corazón de Querétaro”- los temas del crecimiento negociado que está invadiendo las colinas de la ciudad, mientras se postergan soluciones para el llamado desarrollo sustentable.

No estaban los del gobierno para oírlos, porque a esa hora convivían en el infranqueable Centro de Congresos en el desayuno para mil 200 representantes organizado por la Alianza Sindical del Estado de Querétaro, encabezada por el cetemista Alejandro Olvera.

Acá frente a los manifestantes la única presencia oficial era la de los policías que cerraban con rejas, patrullas y motocicletas, el paso a los vehículos y vigilaban el paso de los grupos, además de algunos empleados de la Secretaría de Gobierno tomando fotos y videos “para el jefe”.

Al cabo que ya nos conocen, respondía Pablo González Loyola mientras Sergio Jerónimo exigía la reinstalación de profesores y pedía a los gobernantes dejar de ser corruptos, Julio Figueroa inquiría si el estado solo protege a la clase política del poder y Arturo Rueda, por aquello de las dudas, se cubría la cabeza con un casco a prueba de tubazos.

Todos juntos, pero no revueltos, en el desfile alternativo, a unos pasos de donde, coreaban los profesores: “Aquí fue, aquí fue, donde Pancho le corrió”.

SERGIO A. VENEGAS ALARCÓN

 

Comentarios

Comentarios