SE LA COBRA PANCHO A BUSTAMANTE, ESTÁ PRESO EN QUERÉTARO

Se la cumplió: El empresatio Sergio Hugo Bustamante que señaló al gobernador Francisco Domínguez como beneficiarko una operación presuntamente ilegal, fue capturado en su casa de El Campañario y llevado al penal de San José El Alto. FOTO: ESPECIAL

Francisco Domínguez Servién, gobernador de Querétaro, se la juró en julio pasado, luego de que Sergio Hugo Bustamante Figueroa lo señalara como uno de los beneficiarios por la venta aparentemente ilegal de un terreno en Centro Sur, denuncia que hoy tiene en la cárcel al abogado Juan Collado y al contador Antonio Rico Rico, entre otros.

“Niego categóricamente la irresponsabilidad burda, mentirosa, que se da a conocer, además que dice que no le consta (al denunciante), está cayendo en su misma mentira y esto me da herramientas para demandar a esta persona por difamación, soy una persona transparente (…) yo no sé a dónde quieran llegar, no voy a dejar que se ensucie mi nombre, voy a proceder”, decía Domínguez.

Hoy, cien días después, Bustamante Figueroa ha sido detenido por la Fiscalía General del Estado de Querétaro a pesar de tener un amparo.

Fue la tarde del viernes cuando elementos de la FGEQ arribaron al domicilio de Sergio Hugo en El Campanario y tras un cateo, se lo llevaron detenido al penal de San José El Alto, sin que hasta el momento se sepan los delitos.

Sergio Hugo Bustamante se convirtió en testigo estrella de la Fiscalía General de la República en la investigación que culminó con el encarcelamiento y procesamiento del reconocido abogado Juan Collado, Antonio Rico Rico y José Antonio Vargas.

El origen del diferendo, planteado en la denuncia del pasado 7 de junio (y de cuyo caso PLAZA DE ARMAS dio cuenta a principios del 2018) obedece a la compraventa de un edificio en 2015, por más de 156 millones de pesos, realizada por la empresa Operadora de Inmuebles del Centro, de la que Rico y Bustamante eran dueños y el segundo no obtuvo su parte, según se queja.

La detención de Bustamante Figueroa, según fuentes cercanas a la Fiscalía, se habría dado horas antes de que el fiscal General de la República procediera contra el ahora preso, evitando entregar a este personaje que, según dijo, tiene caudales de información comprometedora contra funcionarios, empresarios, notarios y prominentes queretanos.

Contrario a este versión, hay quienes señalan que la FGEQ solamente apoyó a la Federal, porque Bustamante estaba a punto de huir.

Antonio Rico fue aprehendido por la Fiscalía General de la República; Sergio Hugo Bustamante por la Fiscalía del Estado de Querétaro. FOTO: ESPECIAL

EL SEÑOR DE LAS CASAS

Días después de que el gobernador de Querétaro declarara la guerra a Bustamante Figueroa, desde una oficina cercana al mandatario, se filtró una lista con los inmuebles propiedad de la familia Bustamante Aguilar en el estado.

Así, los queretanos conocimos la verdadera riqueza de este hombre que inició como chofer de Antonio Rico, su compadre, y llegó a ser presidente interino de Gallos Blancos.

Según la lista posee 11 propiedades, entre casas, un local y un terreno, pero en conjunto con su esposa e hijos poseen al menos 22 inmuebles.

La bonanza llegó a los Bustamante a partir de 2006 y hasta 2016.

De acuerdo con datos del Registro Público de la Propiedad, Bustamante Figueroa recibió en 2006 de su esposa Norma Angélica Aguilar Vega una vivienda en donación, que se ubica en Tejeda, con una extensión de 200 metros cuadrados por un valor de 1.3 millones de pesos.

También en 2006 le compró a su cónyuge una propiedad en Residencial Tejada, con una extensión de 212 metros cuadrados y con una valor de 1.6 millones de pesos. En ese mismo fraccionamiento recibió una donación de su esposa en la calle Paseo de Londres con un valor de 325 mil 496 pesos.

Su esposa también le donó una vivienda de 120 metros cuadrados en la colonia Mercurio, con un valor en un millón cinco mil 960 pesos.

Igualmente compró una casa en Centro Sur, en la avenida Armando Birláin Ahaffler de 180 metros.

en 2007, recibió otra donación de esta persona en Fray Martín de Valencia en Quintas de El Marqués por un valor de 2.3 millones de pesos con una extensión de 404.09 metros cuadrados. Ese mismo año compró una propiedad de mil 119 metros cuadrados en Campanario de las Misiones VIIII en el municipio de El Marqués con un valor 6 millones de pesos.

De remate: en 2010 adquirió otra vivienda en Campanario de las Misiones en El Marqués con una extensión de mil 127 metros cuadrados por un monto de 2.7 millones de pesos.

En 2013, compró una propiedad en Campanario de las Misiones en El Marqués con un valor de 7.4 millones de pesos que compró en conjunto con su hijo Hugo Bustamante Aguilar. Y en la colonia Cimatario adquirió en la calle Sidro Félix de Espinoza un predio de 201.87 metros cuadrados por 1.1 millones de pesos.

Según medios locales que dieron seguimiento a la información filtrada por gobierno, en agosto de ese mismo año adquirió una vivienda en Paseo Marqués de la Villa en Claustro de la Corregidora con una extensión de 180 metros cuadrados por un valor de 1.5 millones de pesos, este mismo lugar había sido adquirido en 2005 por Norma Aguilar Vega que vendió en 2006 a José de Jesús Martínez Tejeda quien a su vez vendió a Hugo Bustamante en 2013.

El hijo del empresario, Hugo Bustamante Aguilar cuenta con seis propiedades en El Marqués, Querétaro y Corregidora, algunas en conjunto con su padre y otras se las compró a su madre, las transacciones iniciaron en 2006 y previo a esto ya contaba con una propiedad.

Su hija, Yaharia Bustamante Aguilar, cuenta con cuatro propiedades, una en conjunto con su papá, otro que le fue donado por su papá en 2015 en Hacienda El Campanario.

LA TRAYECTORIA

El ahora detenido Sergio Hugo Bustamante Figueroa es un empresario queretano que ha incursionado en el medio inmobiliario, así como el deportivo, pues en septiembre de 2003 se desempeñó como presidente provisional de Promo Eventos Deportivos Querétaro SA de CV, promotora que en ese entonces administraba al equipo de futbol Gallos Blancos.

En aquel entonces, Bustamante Figueroa declaró al periódico La Crónica que un grupo de empresarios queretanos había adquirido la franquicia futbolera, mencionó la construcción de un club social y deportivo de 80 hectáreas, con una inversión de 500 millones de pesos.

Durante ese periodo, José Antonio Rico Rico figuró como miembro del Patronato Queretano para el Fomento Deportivo, creado en el 2006 por el gobierno estatal para evitar la desaparición del equipo.

Cabe recordar que Amado Yáñez, dueño de la empresa Oceanografía, fue patrón de los Gallos hasta 2014, cuando fue acusado de fraude y lavado de dinero. Incluso, las instalaciones del club fueron intervenidas por la policía, debido a la información.

Tras el escándalo de Oceanografía, Olegario Vázquez Aldir, director del Grupo Empresarial Ángeles (GEA), se convirtió en el dueño del equipo Gallos Blancos de Querétaro.

Comentarios

Comentarios