Se juntan peregrinos en SJR

Faustino Armendáriz a su llegada a San Juan del Río encabezando el contingente. FOTO:CÉSAR ORTIZ
Faustino Armendáriz a su llegada a San Juan del Río encabezando el contingente. FOTO:CÉSAR ORTIZ

SAN JUAN DEL RÍO.- Arriban miles de peregrinos a San Juan del Río; las dos columnas de caminantes provenientes de la capital del estado y la sierra queretana, llegaron el mediodía de este lunes a tierras sanjuanenses, donde los habitantes los recibieron con júbilo y parabienes, a quienes han de ir a los pies de la Virgen de Guadalupe en el Tepeyac.

El Obispo de la Diócesis de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, dio la bienvenida a las dos columnas de peregrinos que llegaron de la Ciudad de Querétaro y la sierra, quienes van con gozo y jubilo ante los pies de María Santísima, al Tepeyac en la Ciudad de México.

Armendáriz Jiménez detalló que durante el tiempo en el que han venido caminando, los peregrinos han estado practicando el Evangelio La Palabra de Dios, “también lo hemos señalado como el año de la Comunicación, es importante la información, pero más importante la formación por eso la Iglesia ha subrayado en los medios de comunicación, no solo para comunicar las cosas de Dios sino también para formar más  por la Palabra, y a eso se le llama Evangelización”.

El Obispo señaló que la Evangelización que se ha venido practicando desde años anteriores se ha visto reflejado en una mayor participación de peregrinos, “este año no es simplemente porque el número subió o por el dinamismo que se tiene antes de la peregrinación, sino ha sido por la tarea que tienen todo los Sacerdotes, que han contribuido a que estos hermanos salgan a las calles y Evangelicen”. Detalló que ahora más que nunca está más presente que nunca, considerando un aumento de asistencia de hombres en un 20 por ciento, en donde la presencia de los niños es palpable y que en las mujeres se registra un 30 por ciento de aumento de asistencia, faltando todavía sumarse las personas de Amealco y de municipios de los estados de Hidalgo y México.

Agregó que a la llegada a la Basílica sirva como punto de referencia para el inicio de una nueva vida, “la peregrinación a nadie nos deja igual, ¿por qué venimos? ¿Por qué insistimos en caminar?; porque algo nos atrae y ese ‘algo’ es ‘alguien’ y ese es Dios, y queremos que ese Dios nos guie en la vida de familia, en la personal y en la vida comunitaria porque queremos que esto coincida en la vida social, en la vida política y en la vida cultural de Querétaro”.

Tras  127 años de tradición, el Señor Obispo mencionó que este peregrinar al Tepeyac no es un evento pasajero, es un evento que tiene que incidir en el corazón. “el Papa Francisco tiene conocimiento del amor que le tenemos en México a la Santísima Virgen María y del amor a Jesús, y que una de las manifestaciones es la piedad popular, y en ese rubro se encuentra la peregrinación”, finalizó.

POR: ROSSY MARTÍNEZ / CORRESPONSAL

Comentarios

Comentarios