SABINO MEDINA / LA MADRE DE TODAS LAS MAÑANERAS

DESDE LOS BALCONES

Pocas conferencias, de las habituales, que a diario tiene el Presidente de México, don Andrés Manuel López Obrador, han impresionado tanto como la este jueves 3 octubre de 2019.

Por muchas razones es memorable y estoy cierto que lloverán distorsiones de todo color y sabor sobre la misma, al igual que aportaciones críticas, agudas y  enriquecedoras, pues los temas abordados, hechos de política fiscal, de política económica a nivel del Estado Mexicano y su repercusión internacional. Claro que la tiene y la tendrá, lo queramos reconocer así o no.

Pudiéramos englobar todo esto de las condonaciones fiscales al lado de lo jurisdiccional que tienen y que no se ventila, con la realidad histórica en que estamos inmersos todos los países subdesarrollados; se trata de formas y métodos de ACUMULACION ORIGINARIA DE CAPITAL, a la buena y a la mala por los dueños de las fuerzas productivas, no todos, sino algunos de los “copetudos”, otros más medianos y alguna chiquillería fiscal del ámbito industrial, comercial y financiero.

Se dan otros fenómenos de esta acumulación originaria a la que no se refirió expresamente el Presidente Mexicano en esta intensa mañanera del día de Santa Teresita del Niño Jesús, 3 de octubre. Ello  tiene qué ver con los intercambios internacionales y que no se han nombrado y cuantificado, a los que suele rubricárseles como “LAS OPERACIONES NO DOCUMENTADAS”, EN UNA PALABRA EL CONTRABANDO DOCUMENTAL.

Hasta ahí no se ha llegado y menos en su significación menoscabadora en contra del desarrollo capitalista nacional y la merma del crédito internacional de México.

Tremendas cuestiones abordó el Presidente Mexicano, todas ellas relacionadas con las formas, de los grupos más poderosos, que se aprovechan de esa intermediación fiscal, como retenedores de impuestos a sus clientes e intermediarios, volúmenes de capital deducidos a cargas fiscales, pero que luego no entregan o “enteran”, como se dice en la terminología fiscal del caso, y que se embolsan, por no decir se apropian y jinetean.

No entraremos en materia fiscal y sus causas y efectos internacionales, como el del CONTRABANDO DOCUMENTADO, hay tiempo para platicarlo después.

¿Por qué floreció toda esta industria del fraude fiscal múltiple y complejo, todavía no desmenuzado suficientemente? Aunque no lo expresara el Presidente AMLO, en su mañanera de ayer, esto se dio porque Pemex tributaba por todos ellos y para todos ellos, de la misma forma que se endeudaba para pagar el servicio de la deuda de todos los que se endeudaron por cuenta propia.

Tenía que llegar el día de ajustar cuentas fiscales y para ello hay que contar con lo hecho en el pasado. Lo mal hecho y lo distorsionado.

437 millones de pesos se le condonaron a “Caja Libertad, S. A.” de Querétaro. ¿Cómo se conformó ese adeudo y a qué operaciones y de qué tipo está relacionado? No lo sabemos con precisión, como tampoco quienes fueron los funcionarios directivos que conformaron dicho acervo fiscal para luego no pagarlo y  beneficios que obtuvieron de ello.

¿Verdad que todo esto tiene, no sólo jiribilla fiscal, crediticia, especulativa, estafa y política; sino también enormes intereses políticos de gran calado, sino fuera  así,  no estarían detenidos parte de los responsables de este ente financiero, tan “pequeñito” y clave de muchas claves sociales?

La Odisea de la antigüedad griega, es fabulosa y mítica. Aquí, nosotros, los mexicanos hacemos de nuestro subdesarrollo un mito, más bien un misterio de la nada dineraria y alcahueta de todas las condonaciones fiscales y sus moches sexenales. ¿A poco no?  Diría el GANSO MAYOR DEL PAIS.

Comentarios

Comentarios