Sabino Medina

DESDE LOS BALCONES

¿Quién ordeno la provocación contra el ex rector de la UAQ?

Es impensable que durante la estadía en Querétaro de un personaje de la talla de Andrés Manuel López Obrador, no hubiese mediado, de parte de las autoridades estatales y municipales, una vigilancia estrecha de todos y cada una de las gentes cercanas al Presidente Electo de México y de quienes a su alrededor se movieron en los diversos actos.

Por eso surge la interrogante, ¿cómo pudieron sustraer la cartera del doctor Gilberto Herrera Ruiz, aprovechando artificiales apreturas y asechando la oportunidad para causarle una molestia personal, con dedicatoria, al tan discutido por las autoridades estatales Coordinador de los Programas Federales del nuevo gobierno que se iniciará después del 1º. De diciembre.

Ya desde antes se manifestaron abiertas señales de hostigamiento y rechazo al Ex rector de la UAQ. No es nuevo eso. Decenas de veces interceptan sus llamadas y realizan otra con amagos y amenazas, provocaciones acaso a las que el doctor Herrera Ruiz no hace caso.

¿Conviene que este clima de hostilidad con el ex rector de la UAQ siga produciéndose? ¿Quién lo propicia? La Respuesta y la responsabilidad abiertamente visible es fácil de advertir. No va más allá de tres o cuatro funcionarios públicos, en conexión entre sí.

El doctor Gilberto Herrera Ruiz no es un hombre de conflicto ni de rivalidades, es un hombre de trabajo y de ocupaciones serías, responsable.

Pocas veces, casi nunca concurre a lugares públicos y de esparcimiento, no toma ni fuma, camina solo a donde quiera que se dirija; a todo mundo saluda y es cordial con toda la gente. ¿Para qué montar, entonces, estas provocaciones en contra suya? ¿Qué quieren decir con ello, o que le anuncian y de parte de quién?

Se ha tomado debida nota de todos y cada uno de estos eventos y muy pronto se sabrá quién o quiénes están detrás de estas actividades ilícitas molestias y atentados contra la integridad personal del ahora Senador de la República por Querétaro Gilberto Herrera Ruíz.

No quisimos ni queremos pasar por alto estas circunstancias de asechanzas y molestias al Rector de la UAQ, mismas que se manifestaron hasta en el cercano círculo del personal de seguridad del Estado, al que sorpresivamente le cierran el paso a espaldas del mismo AMLO, fingiendo no conocerlo y el papel de organizador que tuvo en ese evento de AMLO, que tuvo lugar el pasado viernes 28 de septiembre en la ciudad de Querétaro.

¿A qué otros funcionarios se les hostiliza y se les agrede con manifestaciones de minoridad parlamentaria, desventajosa con los popularísimos candidatos y ahora parlamentarios federales del agrado del oficialismo local?  Sucede que el Senador Gilberto Herrera obtuvo más de 353 mil sufragios sin haber gastado en costosos espectaculares, ni dádivas de ninguna naturaleza en una campaña electoral que si alcanzó costó poco más de 80 mil pesos.

Mejor dejarse de comparaciones y de exclusiones distantes y contrarias a cualquier comportamiento político. Ya desde ahora, quienes se muestran indiferentes a tales hechos, muestran con ello que no rehúyen proseguir con otra escalada de acciones de parecido tipo.

El doctor Gilberto Herrera Ruiz, es un miembro del poder legislativo Federal en la Cámara de Senadores y su partido, los dirigentes del mismo han tomado debida nota de todo este cuadro de hostilidad fascista de que se quiere hacerle víctima. ¡Cuidado! No se equivoquen, porque las cosas pueden topar al más alto nivel de la seguridad pública, con todo y sus asegunes. La política del porvenir en México y, creemos, en Querétaro, nada tiene que ver con LOS CASINOS Y OTRAS ARMAS AL USO DEL CHANTAJE PUBLICITARIO ELECTORAL del pasado reciente.

Comentarios

Comentarios