Sabino Medina

DESDE LOS BALCONES

El Senado en el eje de la contienda 2021

Con los números preliminares que se conocen, de esta contienda electoral, AMLO alcanza más de 237mil sufragios a su favor y Ricardo Anaya araña los 200 mil.

En este contexto aritmético que, en  parte refleja el cambio social y político en una entidad tradicionalmente conservadora, como se le estima en el país; las candidaturas al Senado fueron lo decisivo, el substrato de la contienda presidencial en la entidad, al sumar ambas fórmulas, la del PAN y la de MORENA, alrededor de 400 mil votos, partidos por la mitad, con una diferencia entre la primera fórmula y la de MORENA de no más de 18 mil votos, si acaso.

¿Cuánto le costó al erario estatal la candidatura al Senado? Sólo en dizque en materiales escolares, se gastaron alrededor de 232 millones de pesos.

¿Quiénes negociaron el suministro de las llamadas ayudas en esos materiales y cuáles fueron sus costos reales y precios diferenciados?

Morena, sus candidaturas a presidentes municipales, a diputados locales y a diputados federales, se realizaron con pequeñísimos recursos.

La desventaja económica y política, por las inercias enquistadas en las estructuras municipales y legislativas, no tienen punto de comparación entre un agrupamiento oficial de derecha y la llamada insurgencia democrática de MORENA.

Los prejuicios y el peso de las inercias de todo tipo, no permiten que se evidencien estas diferencias cuantitativas y cualitativas de carácter social y político; pero el que la población popular, obrera, campesina, sectores medios y jóvenes, sobre todo, hayan podido romper con el viejo monopolio conservador de la derecha en Querétaro, revela que la sociedad de esta entidad, aún en el mundo rural del misma, está rompiendo con las condiciones asfixiantes en donde el Estado tan sólo destina 600 millones de pesos para la UAQ, habiendo incrementado la recaudación ANUAL en más de diez mil millones de pesos.

¿Cuánto cuesta conservar el aparato obsoleto de la administración pública estatal, en parte refrendada hasta ahora?

Los números no piensan, no son siquiera conceptos o categorías económicas del desarrollo de Querétaro.

La fachada del poder estatal local se encuentra cuarteada hacia dentro y hacia fuera; por un lado tropezó en tres niveles: con Margarita Zavala, luego con la hegemonía transitoria de Ricardo Anaya y muy en el trasfondo político, con la aspiración fallida presidencial de José Antonio Meade.

Pero la estructura estatal local se va a sostener hasta el final y eso es lo que se mira en la costosísima candidatura de Mauricio Kuri al Senado de la República y lo que ahí se puedan pepenar con negociaciones.

Que el triunfo de Andres Manuel se da dentro de un proceso que los teóricos han denominado revoluciones incompletas, como son las políticas; igual lo fueron todas las imposiciones sexenales de la tecnocracia y los dos gobierno federales del PAN, ambos procesos sin la asepsia democrática que con que López Obrador se impuso a golpe de carretera, mítines populares y también con compromisos con fuerzas disímbolas que hoy lo acompañan y fortalecen. ¿Qué vendrá después? Eso, lo decidirán las condiciones que prevalezcan en el duro bregar nacional e internacional de este México envuelto en la crisis mundial del capitalismo, que no pocas dentelladas le ha dado a Pemex, a la minería, a la CFE, a las carreteras y a todo lo que segregue rentas y valor a cuenta del pago de los 10 billones de pesos que México conlleva en deuda externa.

Frente a lo anterior, ¿qué significan nuestros diferendos oligárquicos y de pequeñas sectas partidario-electorales? Posicionamientos exclusivos de reparto interno de capital sobrante, apropiación originaria del mismo y nada más, disfrazado todo con abstractas declaraciones de amor a México.

Comentarios

Comentarios